Isleños y ambientalistas protestaron por separado contra las quemas en el Delta del Paraná

Sociedad
Lectura

Por tercera vez desde que recrudecieron los incendios en el Delta del Paraná, manifestantes cortaron el puente Rosario-Victoria para pedir la sanción de una ley que proteja los humedales. Así como

creció la problemática y su relevancia política, también aumentó la convocatoria y este sábado hubo miles de asistentes. A ésta se sumó una segunda protesta de los dueños y trabajadores de los campos afectados, quienes niegan ser responsables de la quema intencional.

Así como se dio una situación hasta ahora inédita con la manifestación de los isleños y el despliegue de unos 70 jinetes a la vera de la ruta nacional 174, al otro lado del río Paraná el humo no llegó desde las islas sino que empezó a subir en suelo santafesino. Prefectura Naval y los bomberos tuvieron que intervenir sobre una franja ubicada unas pocas cuadras al sur del Monumento a la Bandera debido a la propagación de las llamas sobre los muelles de la costanera central.

Unos 70 jinetes protestaron por las quemas en el Delta del Paraná. Aseguran que ellos no son responsables. (Juan José García)

Unos 70 jinetes protestaron por las quemas en el Delta del Paraná. Aseguran que ellos no son responsables. (Juan José García)

Mientras comenzaba ese operativo poco antes del mediodía, los productores agropecuarios de la región de Entre Ríos salieron a reclamar mayor presencia estatal para terminar con los incendios. "A los ecologistas les agradecemos sus denuncias y su preocupación, pero desvíen la puntería porque le están errando: estas quemas no son ganaderas", aseguró Rafael Sugasti, quien vive y desarrolla esa actividad en una de las islas ubicadas frente a la zona norte de Rosario.

BANER MTV 1

Por la tarde, una gran cantidad de gente se dio cita al otro lado del puente a partir de la convocatoria de la Multisectorial por la Ley de Humedales. Sebastián Martínez, uno de los voceros de dicho espacio, consideró que el uso de las tierras "no se hace de una manera sustentable", pero admitió que también puede haber "intereses políticos" e incluso "cuestiones ligadas a lo inmobiliario" detrás de la quema ilegal. Puntualmente hizo referencia a desarrollos para barrios privados tanto en el Delta bonaerense como en la zona más cercana a Victoria.

Unas 5.000 personas se congregaron en la cabecera del puente Rosario-Victoria para pedir una ley de humedales. (Juan José García)

Unas 5.000 personas se congregaron en la cabecera del puente Rosario-Victoria para pedir una ley de humedales. (Juan José García)

Al igual que otros vecinos y dueños en la región, Sugasti rechazó de plano que el avance descontrolado de las llamas pueda beneficiarlos. En este sentido, afirmó: "Si se acercan a las islas, fácilmente se van a dar cuenta de que no hay ningún negocio para nosotros. Toda esta gente vive alrededor de la ganadería; somos los únicos que estamos apagando el fuego".

En la Cuna de la Bandera, la protesta contra las quemas se inició con una caravana de autos y bicicletas con el humo de la barranca propia como preocupante telón de fondo en el centro. Dado que la ciudad está declarada como zona de transmisión comunitaria de coronavirus, la organización del corte incluyó medidas sanitarias especiales al norte, sobre el límite con Granadero Baigorria. Además de cerrar el paso vehicular, hicieron una barricada con bicicletas para aplicarle alcohol diluido en las manos a quienes ingresaran a pie hacia la cabecera del puente. Más adelante dibujaron círculos sobre el pavimento como hizo la Municipalidad en los parques y por los altavoces recordaban frecuentemente mantener la distancia, usar barbijos y evitar compartir el mate.

Pasados cinco meses desde que se recibieron las primeras denuncias penales, la Justicia Federal de Paraná no tiene respuestas sobre quién o por qué se prenden fuego los campos de manera recurrente. Hasta el momento hay 14 titulares de campos citados a declaración indagatoria para imputarlos en relación a los focos ígneos detectados en sus tierras en marzo y junio.

El reclamo de los ambientalistas en el puente. (Juan José García)

El reclamo de los ambientalistas en el puente. (Juan José García)

Reunidos en rechazo a las medidas que se tomaron a partir de la intervención de la Fiscalía de Victoria, los productores criticaron además la ausencia del Gobierno entrerriano y de las fuerzas federales para garantizar el control en la región. "Cuando viene la creciente, ahí la isla es tuya y arreglátelas si te pica una yarará", aseveró Roberto Sotomayor, quien lleva 40 años dedicado a la ganadería en el humedal.

Banderas argentinas, desplegadas por los productores. (Juan José García)

Banderas argentinas, desplegadas por los productores. (Juan José García)

A través de un comunicado, los manifestantes en Entre Ríos recordaron que muchos de ellos viven en Rosario y padecen el humo de la misma manera que el resto de la ciudad. Al respecto, apuntaron que las quemas son "atentados" con el objetivo de "desestabilizar" y enfrentarlos con el resto de la sociedad. Aunque en ambas protestas hubo expresiones a favor de buscar una solución al problema de manera conjunta, hasta el momento no hay diálogo ni gestiones concretas para poner manos a la obra.

Rosario. Corresponsalía

AS​