Coronavirus: preocupación en la comunidad médica por la detención de dos profesionales por "atentar contra la salud pública"

Sociedad
Lectura

Dos médicos sanjuaninos fueron detenidos por tráfico de influencias y por violar los protocolos al acordar de manera irregular un vuelo sanitario desde Buenos Aires a San Juan para trasladar a

un paciente, que se convirtió en el tercer caso de coronavirus en la provincia. La comunidad de asociaciones médicas rechazó y expuso la persecución a los profesionales implicados en el caso. 

La detención fue solicitada por el fiscal Roberto Mallea, que investiga la denuncia del Gobierno local por "atentado contra la salud pública" contra una médica que se contagió del paciente transportado, que es su hermano, y que continuó atendiendo pacientes, luego fue a un cumpleaños y se relacionó con parientes sin cuidado alguno.

Los médicos detenidos son la jefa de Infectología del Hospital Marcial Quiroga, Rosa Contreras; y el coordinador de los vuelos sanitarios, el terapista Carlos Javier Porras, acusados de "violación de las medidas sanitarias para impedir la propagación de una pandemia e incumplimiento de sus deberes de funcionarios públicos".

El complejo caso surgió cuando Mallea descubrió en el celular de la médica infectada, una serie de audios de los que surge "una trama presuntamente delictiva" entre la médica contagiada, hermana del paciente, la infectóloga y el encargado de vuelos sanitarios, para subir al avión de la provincia al camionero sanjuanino internado en el Hospital Municipal Federico Abete del Partido de Islas Malvinas y traerlo a San Juan.

El fiscal Mallea cree que el trámite fue realizado sin conocimiento ni autorización de las autoridades provinciales de salud y que habría sido acordado de manera subrepticia entre la infectóloga y el encargado de los vuelos, a pedido de la médica que luego se contagió de su hermano.

La investigación ordenada por el juez correccional Alberto Caballero, a pedido del fiscal Mallea, se enmarca en la denuncia del Gobierno sanjuanino, contra la doctora del Hospital Guillermo Rawson que atendió personalmente a su hermano diagnosticado con coronavirus, sin respetar los protocolos de protección y sin autorización para ingresar a los box de aislamiento de pacientes afectados de Covid-19 en ese centro asistencial.

Por ese contacto estrecho la médica se contagió y ahora está internada en el mismo Hospital Rawson con coronavirus, pero durante el fin de semana pasado mantuvo una activa vida social y hasta atendió pacientes en el centro de salud.

El caso que causó conmoción entre los sanjuaninos, el viernes por la noche tomó una inesperada derivación cuando el fiscal Mallea le pidió al juez Caballero, la ampliación de la investigación a los médicos por la operación irregular de trasladar al paciente tres de San Juan.

Preocupación en la comunidad médica por la persecución a profesionales en San Juan.

Preocupación en la comunidad médica por la persecución a profesionales en San Juan.

Los profesionales detenidos, que fueron puestos en libertad esta madrugada después de notificarlos que están bajo investigación, ahora deberán prestar declaración indagatoria ante el juez de la causa.

Mientras tanto, desde el área de Comunicaciones del Gobierno provincial, dejaron trascender esta mañana que el gobernador Sergio Uñac instruyó a la ministra de Salud, Alejandra Venerando, que restituya en sus cargos a otros dos médicos que fueron separados de sus funciones, sospechados de estar involucrados en los hechos investigados.

Se trata del jefe de Terapia Intensiva y la jefa de Infectología del Hospital Rawson, quienes ya habían declarado que no tenían nada que ver con los polémicos casos 3 y 4 de contagios de coronavirus en la provincia.

Desde la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) se mostraron muy preocupados por lo ocurrido y advierten un “aumento de la violencia contra los médicos”, expresó el profesional Omar Sued, quien resalta que esta situación se manifestó en otras provincias aparte de San Juan, que no es un “fenómeno aislado”.

“Recae sobre el médico la queja, la crítica y estas situaciones extremas e injustas con judicialización de casos y sanciones por cumplir con su deber”, expresó el profesional.

Además, sostuvo que es importante “recordar que los médicos no solamente requieren su equipo de protección personal sino la protección institucional y legal más cuando se trabaja en contexto de emergencia y riesgo para proteger a la población”.

“Desde SADI le enviamos todo nuestro apoyo a los médicos y al personal de salud que está trabajando en la primera línea de esta pandemia, y vamos a estar siempre apoyando y vigilando estas situaciones injustas”, aseguró Sued en comunicación con este diario.

Beatriz Salanitro, directora de la Asociación Sanjuanina de Infectología, ex directora del Hospital Rawson y doctora especializada en Infectología expresó que es "inmerecido el castigo social y la persecución" del caso. 

"Estas personas han sido cuestionadas sin posibilidad de hacer sus descargos y son difamados de forma inmerecida porque se trata de profesionales de larga trayectoria con excelencia en su honestidad e idoneidad", planteó la profesional y, en comunicación con este diario, consideró: "Creo que hay una vulnerabilidad muy grande del grupo médico, así nos sentimos todos porque realmente nos pareció injusto este accionar", dijo a Clarín

Salanitro aclaró que en la provincia los infectólogos colaboran en la elaboración de protocolos que le dan al Ministerio de Salud pero no participan de "decisiones estratégicas como a quién testear, dónde, qué tipo de cuarentena se debería hacer".

Una carta firmada por SADI, la Sociedad Argentina de Reumatología (SAR), la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), la Sociedad Argentina de Trasplantes (SAT), y la Asociación Sanjuanina de Infectología (ASI) expone la defensa a estos profesionales y la preocupación por la persecución "judicial, administrativa y mediática". Además, difundieron un video en el aparecen referentes como Pedro Cahn, Gustavo Lopardo, Tomas Orduna, Pablo Bonhevi, entre otros, expresando su apoyo.

La declaración de las sociedades científicas:

Las sociedades científicas firmantes de la presente declaración, manifestamos la profunda preocupación por la persecución judicial, administrativa y mediática a la que son sometidos/as médicas y médicos en la provincia de San Juan.


Distintas maniobras de persecución signadas por el maltrato, hostigamiento y hasta la separación de sus cargos a trabajadores de la salud en áreas críticas para la debida atención de la pandemia. Del mismo modo, es alarmante la vulneración de la privacidad, la exposición, el escarnio y la defenestración pública de los mismos.

Nuestra preocupación es extrema al haber tomado conocimiento de la detención de una profesional de la salud en el seno de su domicilio particular y su posterior traslado a una unidad de detención, cuyo destino no fue comunicado ni siquiera a su familia, y cuya liberación fue posible a partir de la movilización y reclamos de colegas solidarios.

Asimismo nos genera consternación la persecución penal y la incomunicación de otra profesional, infectada por COVID-19 en el ejercicio de su responsabilidad profesional y asistencial, endilgándole presuntas responsabilidades penales en la propagación de la pandemia.

Los trabajadores de la salud no somos héroes, tampoco villanos, es por ello que en estos tiempos de pandemia, más que nunca, es preciso tomar conciencia que no es a través de la criminalización de las prácticas profesionales, sino el necesario reconocimiento de las actividades esenciales que despliegan todos los trabajadores de la salud, y acompañarlos con sentido solidario y comprensivo, reclamando a las autoridades la provisión continua y permanente de condiciones materiales y espirituales que garantizarán prácticas seguras y eficaces en el trabajo de contención y mitigación de la pandemia.