El productor de TV y cine de Tandil fue asesinado con la estatuilla de un premio

Policiales
Lectura

Con una foto suya, sonriente, de buen ánimo, como lo recuerdan, sus compañeros de trabajo y amigos de Abra TV, la plataforma de contenidos audiovisuales de la Universidad del Centro (Unicen),

pidieron justicia por Bruno Vergagni, el joven cineasta asesinado a golpes en Tandil.

"Era nuestro amigo, nuestro compañero, nuestro productor general. Era adorable, charlatán, apasionado de su trabajo, buscando amor y dando amor siempre. Era muy vulnerable", señalaron.

"Todas y todos, sus compañeres de trabajo y de vida sentimos un dolor muy profundo y una profunda rabia. Esta tristeza nos deja sin palabras pero no queremos silencio. Bruno no se murió, a Bruno lo mataron y no aceptamos que se naturalice esta violencia. Exigimos justicia", difundieron en sus redes poco antes de la detención de dos jóvenes a los que la víctima había conocido hace poco tiempo.

Se trata de José Anriquez, de 22 años, y de Juan Cruz Dante Alvarez, de 18, a quienes cámaras de seguridad de la zona ubicaron cerca del edificio donde vivía Vergagni, en Alem al 1200, en la zona céntrica de Tandil, cargando un bolso.

BANER MTV 1

Estaban juntos cuando fueron detenidos; los investigadores creen que lo golpearon en la cabeza con la base de mármol de una estatuilla, un premio o reconocimiento que había recibido Vergagni. El móvil, aseguran, fue el robo.

Bruno Vergagni, el productor de TV y cine asesinado en Tandil.

Bruno Vergagni, el productor de TV y cine asesinado en Tandil.

Con 34 años, el joven oriundo de la ciudad de Lobería era muy conocido en el ámbito de la cultura. Formó parte del staff de Tandil Cine, el festival local, desde hace más de una década y en las últimas tres ediciones se destacó como productor general.

El cine era su pasión. En un brazo tenía tatuada una tira de fotogramas. Trabajaba como productor en Abra TV, de Unicen. Además, había colaborado en canales como C5N y la Televisión Pública.

En la tarde del lunes, una amiga decidió ir a su casa después de haberlo llamado varias veces y no recibir respuesta. La mujer sabía que la mamá de Vergagni, que vive en otra localidad, lo había llamado en la mañana y que tampoco ella había conseguido localizarlo.

Una vecina le abrió el portón de entrada a la mujer, que sabía donde Vergagni guardaba un juego de llaves, y consiguió ingresar al departamento. Halló, en medio de un gran desorden, a su amigo sin vida tendido en el suelo ensangrentado, por lo que avisó a la Policía. 

Otra vecina contó a los investigadores que en la noche del domingo, alrededor de las 20.30, lo vio a Vergagni hablando por teléfono en su balcón, muy alterado, a los gritos. Contó que el joven entraba y salía de la habitación, pero no llegó a escuchar qué decía.

Con la ayuda de las imágenes registradas por distintas cámaras de seguridad, de confrontar información en las redes sociales de la víctima con el testimonio clave de un amigo, los investigadores dieron con dos jóvenes a quienes Vergagni había conocido hace por lo menos tres meses, según dijeron fuentes del caso. La ubicación del teléfono de uno de ellos permitió localizarlos. 

El fiscal del caso, Damian Borean, de la Unidad Funcional de Instrucción 12, de Azul, dispuso allanamientos. En el segundo procedimiento, en un departamento ubicado en el predio de un corralón de materiales en Balbín y Pasaje Guernica, dieron con los imputados.

Allanamiento por el crimen de Bruno Vergagni, de 34 años, productor de cine y televisión. Foto El Eco de Tandil.

Allanamiento por el crimen de Bruno Vergagni, de 34 años, productor de cine y televisión. Foto El Eco de Tandil.

En el mismo lugar secuestraron "un cúmulo de elementos probatorios para el esclarecimiento del hecho", dijeron los investigadores a medios locales. Entre el material secuestrado, hay prendas con manchas de sangre y algunas pertenencias de la víctima.

El fiscal Borean les imputó a José Anriquez y Juan Cruz Alvarez el delito de "homicidio en ocasión de robo". Ambos, el primero representado por un abogado particular y el otro por un defensor oficial, prestarán declaración indagatoria en las próximas horas.

El crimen del cineasta conmocionó a la población de la localidad serrana y a la de Lobería. "Bruno era una persona sumamente responsable, idónea, super profesional", lo recordó la periodista María Belén Cotine, jefa de prensa de Tandil Cine y amiga de Vergagni.

"En un medio tan complejo como el audiovisual, él supo manejarse con suma idoneidad, apostando al consenso, con acuerdos. Era un enorme líder y formador de equipos. Tandil Cine se queda sin un imprescindible cómo él", sostuvo.   

Con bronca y dolor por la pérdida de su amigo, Cotine le dijo a este diario que Vergagni "era un entusiasta, que supo estar a la altura de sus compromisos" y que "todo lo que hizo a lo largo de su corta pero intensísima vida tiene que ver con esa capacidad que tenía de convencer al otro de lo que quería hacer".

EMJ