Un vecino de la chica asesinada en Rosario dijo que primero le tiraron a él y logró huir de los sicarios

Policiales
Lectura

Los primeros pasos de la investigación sobre el asesinato de una nena de 14 años en Rosario indican que la víctima no era el objetivo de los autores de

la feroz balacera este lunes a la noche. Según la Justicia, un vecino de la cuadra dijo que primero le dispararon a él y logró huir. También demoraron a un taxista por el homicidio.

El testigo contó que había salido a la calle con su moto sobre Magallanes al 2700 cuando dos hombres no identificados fueron a buscarlo y abrieron fuego. En ese momento escapó hacia la calle Gálvez mientras las detonaciones continuaban.

En el lugar los brigadistas recogieron 22 vainas servidas de proyectiles calibre 9 milímetros, uno de los cuales terminó en minutos con la vida de Tiziana Espósito.

La chica estaba lavando los platos en su casa cuando la bala atravesó la ventana de su hogar y la alcanzó de frente en el centro de la cabeza. Su mamá y otro vecino la llevaron lo más rápido posible hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) a más de 30 cuadras de allí. Llegaron cerca de las 19:30, pero los médicos sólo pudieron confirmar que ya había fallecido debido al impacto.

BANER MTV 1

La casa donde vive un policía perteneciente a la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) no fue la única donde hicieron blanco los disparos. Además de las huellas del ataque, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) sumó rápidamente algunos testimonios que daban cuenta de la huida de los responsables a bordo de un taxi.

El relevamiento de cámaras de seguridad coincidió con el relato y horas más tarde encontraron el auto abandonado cerca del Rosario Golf Club, a varios kilómetros al noroeste del sitio de la balacera. Además del secuestro del coche para buscar rastros y realizar peritajes, el fiscal Ademar Bianchini decidió detener al conductor del mismo.

El chofer de 49 años identificado por sus iniciales como G. B. había ingresado horas después del homicidio al Policlínico San Martín para que lo atendieran. Cuando le preguntaron qué le había pasado, contó que los asesinos lo habían asaltado y agregó que era hipertenso. Sin embargo, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) resolvió demorarlo porque algunos puntos de la historia no cierran en comparación con las pruebas recabadas hasta el momento.

Otro homicidio en la misma noche

Casi cinco horas después del deceso de Tiziana, los médicos de la guardia del Heca atendieron a otras tres personas heridas de bala. Las víctimas habían sido trasladadas desde el barrio Nuevo Alberdi en el noroeste rosarino, donde un joven de 20 años murió luego de recibir múltiples disparos.

La Fiscalía informó que Braiton Ezequiel Cejas estaba dentro de su casa con su familia cuando dos personas pasaron en motocicleta sobre Servellera al 2900 y abrieron fuego contra la fachada. Afuera quedaron 15 vainas servidas y los tiradores consiguieron escapar a bordo del rodado.

El padre del muchacho y su abuela fueron internados junto con un amigo de 55 años, quien se llevó la peor parte de la balacera. Por la mañana, directivos del nosocomio precisaron que José Luis F. se encontraba con asistencia mecánica respiratoria luego de ser intervenido quirúrgicamente por las lesiones.

En lo que va del año ya se registraron al menos 146 homicidios en el departamento Rosario. Septiembre comenzó con el recambio de la cúpula policial y números rojos: 17 crímenes en 15 días. Ante esta situación, el jefe de la fuerza a nivel local, Daniel Acosta, señaló que están trabajando para aumentar la presencia en la calle. Al respecto advirtió que están reasignando personal administrativo porque tienen entre 450 y 500 efectivos fuera de servicio debido a las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus.

Rosario. Corresponsalía.

GL