Le secuestran dos celulares al femicida Farré por hostigar a su familia por redes sociales

Policiales
Lectura

Fernando Farré lleva casi cinco años preso por haber asesinado a su expareja, Claudia Schaefer en un country de Pilar. Intentó salir de la cárcel con la excusa del coronavirus, pero no lo autorizaron. Ahora volvió a ser noticia por una denuncia de hostigamiento. Habría intentado contactarse con hija y con su ex cuñada. Le secuestraron dos teléfonos celulares de su celda, uno autorizado y el otro clandestino.

Farré (56) está detenido en la Unidad 4 de Bahía Blanca bajo la órbita del Servicio Penitenciario Bonaerense, en el sector destinado a internos que presentan algún tipo de enfermedad o patología que los ubica dentro de los grupos de riesgo por la pandemia del coronavirus. El jueves pasado se realizó un allanamiento y le secuestraron dos teléfonos celulares que estaban en poder del femicida condenado en 2017.

Perfil de Fernando Farré, un femicida de apariencia contradictoria

En la celda de Farré se encontró un celular marca Samsung modelo Core Prime SM-G361F que tenía registrado de manera oficial desde el 15 de abril a partir de la resolución que permitió a los presos tener teléfonos móviles por las suspensión de la visitas ante la pandemia. Pero también le encontraron otro aparato (que no estaba autorizado) marca Samsung modelo J2 Prime SM-G532M, según se detalla en el acta de secuestro al que tuvo acceso PERFIL.

Farre celulares carcel 20200630
Los teléfonos que estaban en poder del femicida.

Solo estaba permitido el uso de whatsapp, pero Farré tenía “descargas y actividad de otras aplicaciones de redes sociales como por ejemplo Facebook, Instagram y Twitter”, se detalló en el acta.

La fiscal del caso Carolina Carballido Calatayud junto al abogado querellante Jorge Sandro informaron al juez de la causa que Farré tenía actividad en sus redes sociales y que estaba hostigando a familiares de la víctima y a testigos que declararon en la causa.

Farré condenado: doce frases para conocer la mente femicida

Sandra, la ex cuñada del femicida, contó que recibió una solicitud de amistad del perfil de Farré que ella bloqueó y que luego se enteró que el hombre había intentado contactar a su hija mayor, que ya tiene 18 años. Incluso le había mandado un mensaje a una amiga de la joven para preguntarle por un número de teléfono.

Farre perfiles femicida 20200630
Dos de los perfiles de Facebook que le atribuyen a Farré.

Fernando Farre y Ferrán Farré Plá son dos de los perfiles que le atribuyen al femicida. “Estimados, lamentablemente por un error en el uso de esta red social, tengo de ‘amigo’ a un asesino. Un asesino que mató a la hermana mi gran Amiga Claudia. Gracias a todos los que me avisaron. Las fotos son los dos perfiles que utiliza para solicitar amistad”, informó, la semana pasada, Rosario, una de las personas que recibió la solicitud.

Este posteo tuvo más de 60 comentarios, donde muchos de los usuarios referían que ellos también habían recibido la solicitud del femicida. En ambas cuentas hay imágenes de Farré y sus tres hijos.

“Ambas personas (la hermana de Claudia y una testigo) que se pusieron en contacto con la fiscalía manifestaron sentirse hostigadas y con temor por el insólito e insistente acoso de Farré, refiriendo no entender, además, cómo una persona privada de su libertad y condenada a prisión perpetua tiene en su poder medios de comunicación que le permiten intimidar a familiares directos de la víctima, testigos del juicio y allegados de estas personas mediante una maniobra de corte tenebroso”, sostuvo la fiscal Carballido en parte de su escrito, al que accedió Télam.

El femicidio de Claudia fue cometido el 21 de agosto de 2015, cuando la mujer fue junto a su abogado a la casa de fin de semana que el matrimonio alquilaba en el country Martindale de Pilar para retirar sus pertenencias ya que estaban en plena separación.

Farre celulares carcel 20200630
Farré acuchilló a Claudia en el vestidor de una casa que alquilaban en Pilar.

El encuentro se realizó en el marco de un conflictivo divorcio que incluía una denuncia de la víctima en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia y una exclusión de hogar del acusado del domicilio que compartían en el barrio porteño de Recoleta.

Cuando Schaefer fue al vestidor de la casa a retirar su ropa, Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que previamente sacó de la cocina.

Según la autopsia, Farré acuchilló más de 70 veces a Claudia. La madre del femicida y el abogado de la víctima vieron la agresión desde la ventana cuando le gritaban que parara de atacarla. Fue condenado a perpetua en 2017 por un jurado popular.

NG/MC