Para hacerla funcionar, hay que apretar una palanca que abre una ranura y deja la boca del comensal al descubierto. Ver video

Mascarillas de todo tipo han pasado a convertirse en un elemento cotidiano en la vida de las personas, a medida de que la pandemia de coronavirus se ha ido propagando por el mundo en los últimos meses. No obstante, sus usuarios se ven obligados a quitársela si desean comer o beber fuera de casa, hecho que supone un riesgo de contagio.

Sin embargo, recientemente inventores israelíes han dado con una solución al problema y han creado un modelo de mascarilla que posee una ranura para la boca por control remoto, lo que permite llevarse los alimentos a la boca sin tener que quitar o apartar la protección. El invento fue mostrado este lunes por el vicepresidente de la compañía Avtipus Patents and Inventions, Asaf Gitelis, en su oficina en las cercanías de Tel Aviv.

Se detalla que para hacer funcionar el mecanismo, hay que apretar una palanca que abrirá la ranura, dejando la boca del comensal al descubierto, recoge Reuters. "La mascarilla se abre mecánicamente con un mando o de forma automática cuando el tenedor llegua a la mascarilla", explicó Gitelis.

"Entonces puede comer, disfrutar, beber. Cuando saque el tenedor, se cerrará y de nuevo estará protegido contra el virus junto a otras personas sentadas a su lado", aseguró.

La compañía anunció que planea presentar una patente para su creación y comenzar la fabricación en unos meses. Según comentó, las mascarillas se venderían con una prima de 3 a 10 séqueles (de 0,85 a 2,85 dólares) por encima del precio de las mascarillas médicas simples, ampliamente usadas por los ciudadanos israelíes.

Ante la falta de cigarrillos, las personas se roban los "puchos" que dejan como ofrenda.

Los habitantes de Comodoro Rivadavia detectaron un robo insólito: ante la falta de cigarrillos por la pandemia del coronavirus, las personas se acercan a los santuarios en honor al Gauchito Gil para robar los que se dejan como ofrenda.

Es común que los creyentes dejen cigarrillos y bebidas alcohólicas se acerquen a los altares de El Gauchito Gil. En Comodoro Rivadavia, fieles de la localidad dieron cuenta de que habían "desaparecido" los cigarros, y lo asociaron directamente al efecto que generó el desabastecimiento en los fumadores.

Como ya anticipamos desde El Destape hace algunos dias, hay desabastecimiento de cigarrillos en todo el país y se espera que se extienda esta anomalía por los próximos 15 días.

Los productores afirmaron que la actividad está parada desde el 20 de marzo cuando arrancó la cuarentena y que ésta agarró a las empresas con solo 15 días de stock. Ante esta problemática, hay comerciantes que aprovechan la situación y suben los precios de los productos. "Ya aparecen los miserables de siempre queriendo vender los paquetes de cigarrillos a 500 pesos", aseguró Raúl Quiñones, Secretario General del Sindicato Único de Empleados del Tabaco de la República Argentina (SUETRA).