Los usuarios sugieren que se trata de un zorro volador de corona dorada gigante, cuya envergadura con las alas extendidas sí puede alcanzar hasta 1,7 metros, pero su cuerpo realmente no es tan grande.

Un usuario de Twitter publicó la semana pasada una imagen de un murciélago "de tamaño humano" encontrado en Filipinas, la cual rápidamente se ha vuelto viral e incluso asustó a algunos internautas.

"¿Recuerdan cuando les dije que en Filipinas hay murciélagos de tamaño humano? Sí, esto es de lo que estaba hablando", escribió el tuitero al compartir la captura de pantalla de una publicación. El internauta sugiere que el animal de la foto es un zorro volador de corona dorada gigante, una especie de murciélago cuya envergadura con las alas extendidas puede alcanzar hasta 1,7 metros.

La imagen, que inicialmente fue publicada en Reddit hace un año, inmediatamente se ha viralizado y ya cuenta con más de 263.000 'me gusta', más de 105.000 retuits y miles de comentarios.

"Este murciélago es más alto que yo y estoy horrorizado e impresionado en igual medida", indicó un internauta. "¡Santo infierno!, estaría aterrorizado si viera uno de esos", confesó otro.

Algunos usuarios incluso compartieron detalles sobre las características físicas y la dieta de estos mamíferos voladores.

"Hola, soy de Filipinas. Puedo confirmarlo, tienen una envergadura enorme pero su cuerpo realmente no es tan grande, sino más o menos como el de un perro de tamaño mediano (o un poco más pequeño). Y sí, solo comen frutas, especialmente guayabas. También son muy mansos", escribió un tuitero.

No obstante, no está claro si el animal de la imagen es realmente un zorro volador de corona dorada gigante, ya que algunos usuarios indicaron que no presenta en la cabeza el pelo rojizo típico de los zorros voladores.

El zorro volador filipino se encuentra amenazado y está catalogado actualmente como en peligro de extinción debido a su caza intensiva para obtener su carne y al furtivismo. Son endémicos de Filipinas, donde viven en las selvas tropicales.

Se cree que el pequeño lago, ubicado a más de 200 metros de profundidad, ha evolucionado durante miles de años y nunca ha sido tocado por los humanos.

Una impresionante piscina natural fue encontrada a unos 200 metros de profundidad en el Parque Nacional de las Cavernas de Carlsbad, en el estado estadounidense de Nuevo México.

"La piscina subterránea, que se encuentra en la cueva Lechuguilla, parece estar completamente impoluta", escribió en la página de Facebook del parque nacional el geocientífico Max Wisshak, quien en octubre de 2019 dirigió la expedición que encontró el lago. Wisshak añade que el cuerpo de agua está bordeado de unas pequeñas estalactitas que posiblemente se corresponden con lo que los científicos denominan 'dedos de piscina', que podrían ser "colonias bacterianas que han evolucionado sin ninguna presencia humana en absoluto".

"La exploración de cuevas a veces produce vistas maravillosas", agregó Wisshak publicando una foto de la piscina, un pequeño lago de agua azul lechoso en un lecho de roca blanca. El especialista indicó que el equipo de investigadores "tomó precauciones especiales para asegurarse de que no se introdujeran contaminantes en estos cuerpos de agua".

"Este estanque ha estado aislado durante cientos de miles de años y nunca había visto luz antes de ese día", dijo Rodney Horrocks, jefe de Recursos Naturales y Culturales del Parque Nacional de las Cavernas de Carlsbad, a medios locales.

Wisshak agregó, a su vez, que "estas piscinas intactas son científicamente importantes porque las muestras de agua están relativamente libres de contaminantes y los organismos microbianos que pueden habitarlas son solo aquellos que se encuentran en ella".

Para hacerla funcionar, hay que apretar una palanca que abre una ranura y deja la boca del comensal al descubierto. Ver video

Mascarillas de todo tipo han pasado a convertirse en un elemento cotidiano en la vida de las personas, a medida de que la pandemia de coronavirus se ha ido propagando por el mundo en los últimos meses. No obstante, sus usuarios se ven obligados a quitársela si desean comer o beber fuera de casa, hecho que supone un riesgo de contagio.

Sin embargo, recientemente inventores israelíes han dado con una solución al problema y han creado un modelo de mascarilla que posee una ranura para la boca por control remoto, lo que permite llevarse los alimentos a la boca sin tener que quitar o apartar la protección. El invento fue mostrado este lunes por el vicepresidente de la compañía Avtipus Patents and Inventions, Asaf Gitelis, en su oficina en las cercanías de Tel Aviv.

Se detalla que para hacer funcionar el mecanismo, hay que apretar una palanca que abrirá la ranura, dejando la boca del comensal al descubierto, recoge Reuters. "La mascarilla se abre mecánicamente con un mando o de forma automática cuando el tenedor llegua a la mascarilla", explicó Gitelis.

"Entonces puede comer, disfrutar, beber. Cuando saque el tenedor, se cerrará y de nuevo estará protegido contra el virus junto a otras personas sentadas a su lado", aseguró.

La compañía anunció que planea presentar una patente para su creación y comenzar la fabricación en unos meses. Según comentó, las mascarillas se venderían con una prima de 3 a 10 séqueles (de 0,85 a 2,85 dólares) por encima del precio de las mascarillas médicas simples, ampliamente usadas por los ciudadanos israelíes.

Ante la falta de cigarrillos, las personas se roban los "puchos" que dejan como ofrenda.

Los habitantes de Comodoro Rivadavia detectaron un robo insólito: ante la falta de cigarrillos por la pandemia del coronavirus, las personas se acercan a los santuarios en honor al Gauchito Gil para robar los que se dejan como ofrenda.

Es común que los creyentes dejen cigarrillos y bebidas alcohólicas se acerquen a los altares de El Gauchito Gil. En Comodoro Rivadavia, fieles de la localidad dieron cuenta de que habían "desaparecido" los cigarros, y lo asociaron directamente al efecto que generó el desabastecimiento en los fumadores.

Como ya anticipamos desde El Destape hace algunos dias, hay desabastecimiento de cigarrillos en todo el país y se espera que se extienda esta anomalía por los próximos 15 días.

Los productores afirmaron que la actividad está parada desde el 20 de marzo cuando arrancó la cuarentena y que ésta agarró a las empresas con solo 15 días de stock. Ante esta problemática, hay comerciantes que aprovechan la situación y suben los precios de los productos. "Ya aparecen los miserables de siempre queriendo vender los paquetes de cigarrillos a 500 pesos", aseguró Raúl Quiñones, Secretario General del Sindicato Único de Empleados del Tabaco de la República Argentina (SUETRA).