El fondo de la ANSeS para garantizar las jubilaciones bajó 26.000 millones de dólares desde fines de 2017

Economia
Lectura

El valor de la Cartera de Inversiones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS ascendió al 23 de abril pasado a 2,5 billones de pesos, equivalente a 38.000

millones de dólares, según los datos del organismo.Así, en poco más de dos años, en dólares el FGS se desvalorizó en 26.000 millones de dólares. Desde su pico máximo, a fines de 2017, el valor en dólares –al tipo de cambio oficial-- retrocedió de los US$ 64.055 millones a US$ 38.000 millones, una caída de 40%.

El FGS es un patrimonio de la ANSeS para hacer usado frente a las contingencias que pudieran plantearse en el sistema previsional, buscando que sus inversiones sean rentables en proyectos e instrumentos que "promuevan el desarrollo de la economía argentina y del mercado de capitales local de largo plazo".

Sin embargo, su evolución, vaivenes y resultados muestran que ha estado muy lejos de esos objetivos y que también sufrió las consecuencias de las crisis y retroceso económico, financiero, bursátil y social prácticamente desde su constitución en 2008. Y  también antes, cuando esos fondos eran administrados por las AFJP.   

Con relación al 10 de diciembre pasado, el valor del FGS aumentó en pesos un 19%: subió de $ 2.1119.691 millones a $ 2.523.490 millones, y en dólares unos 3.000 millones, en parte por la participación en los canjes de deuda y porque “se hicieron adquisiciones primarias de Títulos Públicos por más de 131.602 millones de pesos y compras en el mercado secundario por 16.349 millones” y “en Títulos Públicos Provinciales casi 5.000 millones de pesos y en Obligaciones Negociables y Fideicomisos Financieros poco menos de 5.000 millones de pesos”.

Por su parte,  los plazos fijos aumentaron  de $ 10.998 millones a $ 51.051 millones -el rubro con mayor incremento-, mientras “la inversión en acciones de empresas privadas no ha presentado variaciones”.

Mirá también
Alberto chocó con sus límites

No obstante, el Informe agrega que “comparado con otros índices del mercado nacional ha sido levemente mejor que el desempeño demostrado por tales índices pese a la alta volatilidad que se ha manifestado en los mercados de capitales, profundizada por la actual situación global”.

Básicamente esos fondos están invertidos principalmente en activos de renta, “siendo preponderante el peso de los títulos públicos, tanto nacionales como provinciales y municipales”.

Los Titulos Públicos representan el 66,8% de la cartera, los titulos de otros Entes Públicos el 3,2% y los préstamos a Provincias el 4,5%. Así, casi el 75% de la cartera está en papeles del Estado, organismos públicos o Provincias. Con relación al 10 de diciembre, los titulos públicos nacionales aumentaron su participación del 63,6% al 66,8%. 

El Informe señala que “desde diciembre hasta el 22 de abril se ha participado en cinco canjes de deuda pública que alcanzaron más de 356.790 millones de pesos, puesto que la cartera recibida exhibía una concentración de títulos públicos de corto plazo, requiriendo el aplanamiento de esa curva para que el FGS pudiera recuperar su funcionalidad de financiamiento al alargar los plazos de vencimiento”.

Además, la cartera de créditos a beneficiarios y no beneficiarios del sistema suma unos $ 200.000 millones (8,2% de la cartera) con muy poca variación en estos 4 meses. Pero por la suspensión de los pagos de las cuotas por el coronavirus y la cuarentena, “implican al mes de abril de 2020, un esfuerzo por parte del FGS de alrededor de 8.000 millones de pesos mensuales que deja de cobrar”.

El Informe aclara que, la última novedad en relación a esos préstamos, es que  se suspendió el pago de cuotas para el mes de junio para todos los créditos otorgados hasta el 21/04/2020, manteniéndose la restricción de un nuevo endeudamiento por parte de los beneficiarios durante ese período. Y esa reestructuración de los préstamos a abril de alcanzó a más de 9.000.000 de beneficiarios medidos en cantidad de CUIL es involucrados.

En relación a la designación de directores en las empresas donde el FGS tiene participación accionaria -uno de los puntos que se presume podría haber motivado la salida de Alejandro Vanoli del organismo-, el Informe aclara “que todos los Directores que hoy ejercen esa función por el Estado Nacional han sido nombrado con la actual gestión, no quedando ningún representante de la administración saliente en diciembre de 2019".