Caen las búsquedas laborales pero los perfiles tecnológicos resisten

Economia
Lectura

Una de las consecuencias de la crisis económica desatada por el coronavirus es la postergación o suspensión de la mayor parte de las búsquedas laborales. En este marco de caída general

de las contrataciones, las búsquedas activas provienen de los sectores considerados esenciales (excepto oil & gas) y los perfiles profesionales más demandados son los tecnológicos, según relevó el Económico entre ocho selectoras de personal para niveles operativos y profesionales y de personal permanente y eventual.

“Este año va a ser récord de desocupación. Es difícil pensar que el desempleo no suba, por lo que es un año para cuidar la silla, más que otra cosa”, dispara Matías Ghidini, gerente general de GhidiniRodil, a manera de síntesis de lo que puede esperarse de 2020.

En abril "muchas empresas avanzaron en acuerdos con los gremios para suspensiones y baja de salarios”, señala Maximiliano Schellhas, director general de Staffing y Key Accounts de Randstad. “Mayo es un signo de interrogación: también va a depender de si la ayuda del gobierno llega”, agrega.

Un indicador significativo de esta crisis del empleo es la merma de pedidos de personal por parte de las empresas. “En un año normal estaríamos en ‘temporada alta’. Hoy estamos en un escenario más parecido a lo que suele ser diciembre, enero y febrero”, describe Patricio Navarro Pizzurno gerente general de la consultora Cia de Talentos.

En la mayor parte de los casos, los procesos de selección que estaban iniciados al comenzar la cuarentena se postergaron a la espera de la finalización del aislamiento y otros quedaron en stand by o a revisión. “Los que estaban aprobados y directamente se cancelaron son los menos. Y curiosamente no fueron consecuencia del COVID 19 sino por la crisis del petróleo: empresas del rubro oil&gas que congelaron los ingresos”, dice Navarro Pizzurno. 

En este contexto, las búsquedas profesionales se desplomaron: Ghidini reporta una caída de "entre 60 y 70% a partir de marzo", la mayor parte suspendidas. Por otro lado, “no hay generación de nuevas posiciones”, advierte.

Una cifra parecida informa Randstad: “Nos entran menos búsquedas: si entraban 10, ahora lo hacen 4 o 5”, cuenta Schellhas. También se incrementaron las incorporaciones temporarias de profesionales: “Muchas empresas están usando la figura de profesional interino. Esto ya existía, pero se acentuó por la situación. Se establecen contratos a término por proyecto. Si la persona anda y la rueda se empieza a mover, puede quedar por tiempo indeterminado”.

También Adecco señala que son "muy pocas" las búsquedas profesionales: "En comparación con el mismo mes de 2019, tenemos apenas un 10% de los procesos activos”, informa Carla Cantisani, directora de Servicios & Calidad.

En materia de personal eventual, en cambio, “no vemos un cambio significativo respecto al año pasado ya que el trimestre abril, mayo y junio suele ser poco activo”, asegura Valeria Calónico, gerente nacional de Operaciones de ManpowerGroup. La caída en los niveles de empleo para la franja operativa de las empresas en los sectores más golpeados por la falta de actividad se ve de alguna manera balanceado por "un notorio aumento de pedidos en sectores asociados a dar respuesta a la situación actual”, señala Diego Ortega, vicepresidente de Pullmen.

Búsquedas activas

“Las búsquedas que más auge tienen son la de perfiles netamente operativos y no profesionales”, dice Cantisani. Todos los consultores acuerdan con que son las "industrias esenciales" las que mantienen la demanda activa.

Ghidini destaca los sectores relacionados con la salud y servicios asociados e insumos. "Además, comercio electrónico (muy fuerte), correos y consumo masivo (bienes hoy denominados esenciales). También el campo está relativamente activo”, detalla.

La lista de Randstad de los sectores que mantuvieron sus incorporaciones "con algunas demoras en el proceso" incluye alimentos y bebidas, laboratorios, retail y economía del conocimiento; y en el ranking de búsquedas activas de Bumeran aparecen liderando los sectores tecnología, sistemas y telecomunicaciones, administración, contabilidad y finanzas  y comercial, ventas y negocios.

En cuanto a los perfiles, todos coinciden con que los de tecnología informática (TI) son los más demandados: "Siguen con tendencia de crecimiento, como siempre, y se acrecienta la demanda de perfiles vinculados al e-commerce y el marketing digital" puntualiza Schellhas.

Para Manpower “el segmento TI va a crecer ya que, dadas las circunstancias, las empresas comienzan a replantearse cambios en el mediano plazo por la necesidad de tener sistemas y plataformas tecnológicas que les permitan operar virtualmente, gestionar proyectos y liderar a sus equipos", señala Calónico.

En CONA RH se mantienen activos el 42% de los procesos de búsqueda y, dentro de ellos, el 25% corresponde a búsquedas TI. El 15% restante se reparte entre comerciales de grandes cuentas para hipermercados y distribuidores, analistas sr de RR.HH., analistas de relaciones laborales, analistas de business intelligence, comerciales de pre pagas de salud y supply chain.

“Una nota de color la da recursos humanos, área cuya gestión se ha visto complejizada por las numerosas disposiciones recientes en el marco COVID 19. En muchas pymes donde hasta ahora ese rol lo desempeñaba el mismo dueño con ayuda de su contador, hoy requieren de estos perfiles”, apunta Carlos Contino, socio de CONA.

En cuanto a las posiciones operativas, los sectores eximidos de las restricciones de operación y circulación generaron una demanda extraordinaria de posiciones temporarias durante marzo y parte de abril para cubrir posiciones como cajeros de supermercado, repositores, operarios y técnicos para fábricas alimenticias, laboratorios y otros productos de consumo masivo, personal de depósito y logística y personal sanitario para el segmento corporativo, según informa Randstad. “Ahora esa demanda se encuentra en niveles normales, ya que las empresas cubrieron las licencias por COVID-19”, explica Schellhas.

Las listas de personal operativo con demanda activo de Adecco y Manpower incluyen repartidores de entrega a domicilio, cajeros, operarios de producción, picking y packing, personal de limpieza, repositores y suministro de combustible. y actividades eximidas de aislamiento obligatorio.

Según Diego Ortega, vicepresidente de Pullmen, “mientras la actividad productiva se resiente a niveles dantescos, haciéndose evidente en las pymes metalúrgicas, empresas textiles y algunas alimenticias o proveedoras en la cadena productiva, sectores como limpieza, sanidad, pharma, empresas TI que brindan soporte para aplicaciones digitales, alimentos (producción y logística) y packaging son rubros que están demandando personal: los pedidos para estos sectores aumentaron en un 40%. Se trata en su mayoría de contratos temporales que, regulados por el convenio colectivo de la actividad que lo solicita, no tienen fecha de vencimiento, aunque durarán lo que dure la emergencia”, asegura.