Una fuerte y "artificial" caída del riesgo país confundió por un rato a los mercados

Economia
Lectura

De la ilusión al desencanto. Así podría definirse qué pasó este jueves con el índice de riesgo país que mide, precisamente, el riesgo país de Argentina. El miércoles había cerrado unos

puntos arriba de los 4.000 puntos, y hoy, ni bien abrieron los mercados en todo el mundo, rondaba los 3.400 puntos.

Como se sabe, el riesgo país baja cuando los precios de los bonos suben. Semejante caída del 15% del EMBI ARG hizo pensar que tal vez inversores muy bien informados sabían algo que los demás no sabían, posiblemente relacionado a una muy buena noticia respecto a la marcha de las negociaciones entre la República Argentina y los grupos de bonistas en relación a la oferta de canje que el Gobierno presentó días atrás.

Más allá de la marcha de las negociaciones, hasta en el ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán seguían con atención la evolución sorprendente del índice de Riesgo País.

Lo que llamaba la atención es que esa caída a pique del riesgo país no era acompañada por los precios de los bonos argentinos, cotizados en dólares, que ayer arrancaron en baja y terminaron el día con retrocesos del 3 al 4%. Lo lógico es que si los bonos caían, el EMBI ARG debía ubicarse bien arriba de los 4.000 puntos.

BANER MTV 1

La verdad sobre el riesgo país se supo después. JP Morgan, el dueño de ese índice, modificó la cartera de títulos públicos que componen la cartera de bonos cuyo rendimiento conjunto expresa el EMBI.

Según se supo sobre la tarde, lo que ocurrió es que JP Morgan sacó de la cartera al Bonar 2021, debido a que no se incluyen en dicha cartera bonos que tengan menos de un año de vida hasta su vencimiento.

El problema con el Bonar 2021 es que como está a punto de caer en default (si no hay arreglo entre bonistas y la Argentina) su rendimiento es altísimo. Retirado ese bono, el rendimiento de general de la cartera desciende.

En definitiva, un descenso del riesgo país que no modificó en nada la extrema situación de fragilidad financiera que atraviesa la Argentina. Y que seguirá así al menos que el 8 de mayo se logre un acuerdo entre bonistas y Gobierno, algo que por ahora luce bastante improbable.

El riesgo país mide el rendimiento promedio de la deuda argentina en comparación con los bonos de Estados Unidos, cuya tasa de rendimiento es el "metro patrón" de los mercados de deuda. Todas las tasas de interés de los bonos se miden en comparación con la tasa de los bonos de los EE.UU.