El Club de París ratificó que Argentina no es elegible para una condonación de deuda

Economia
Lectura

 En una inédita y extraordinaria reunión virtual del Club de Paris y del Instituto de Finanzas Internacionales ( IIF), los delegados representando a acreedores oficiales y privados discutieron y apoyaron el

jueves la Iniciativa de la Suspensión del Servicio de la Deuda, acordada por el G20 y el club para los más países más pobres y desarrollados. Argentina no estuvo incluida en la lista porque no está considerado bajo ese status, a pesar de sus dificultades financieras. Aunque desea renegociar su deuda con el club de París. Así lo informó el presidente Alberto Fernández en su conversación con la canciller Ángela Merkel.

"Tras la discusión muy productiva de esta semana, el Club de París y el IIF acordaron colaborar en apoyo del DSSI acordado por el G20 y el Club de París. Si bien observaron la complejidad de lograr la suspensión del servicio de la deuda en un corto período de tiempo, los representantes de los acreedores privados expresaron un fuerte apoyo a la iniciativa y se comprometieron a explorar la mejor manera de avanzar en esta iniciativa en términos comparables, a solicitud específica de los países prestatarios ” sostuvieron en su comunicado.

La epidemia del coronavirus fue contemplada para conseguir mayor rapidez a la acción, antes que llegue a Africa y a las regiones mas pobres, donde va a hacer estragos ante la falta de una estructura sanitaria sólida.

“A medida que se desarrolla la conmoción económica de la pandemia de COVID-19, la situación es particularmente grave para los países más pobres y menos desarrollados que ahora enfrentan agudos desafíos humanitarios y de atención médica” sostuvieron.

BANER MTV 1

Los delegados remarcaron que “ muchos tienen altas cargas de deuda externa, que limitan severamente su espacio de política fiscal para responder a la crisis”. Pero consideraron que “una coordinación de los acreedores” es crucial en estas horas.

“La base de acreedores, incluidos los acreedores bilaterales y multilaterales oficiales, así como los prestamistas y tenedores de bonos del sector privado, ahora es mucho más diversa, lo que hace que la coordinación de los acreedores sea más crucial. Con los precios mundiales de los productos básicos cerca de sus niveles más bajos en casi 50 años y la actual turbulencia del mercado petrolero, muchos de estos países están viendo caer sus ingresos por exportaciones” analizaron.

Los participantes discutieron el DSSI del 15 de abril de 2020, acordado por el G20 y el Club de París, incluido el alcance propuesto de los países, el período de suspensión de mayo a diciembre de 2020 y las disposiciones de la hoja de términos de los acreedores oficiales.

Los acreedores del sector privado expresaron” su profundo aprecio por los desafíos que enfrentan los países más vulnerables, destacando su compromiso de trabajar de manera constructiva para encontrar formas de implementar la iniciativa, al tiempo que señalaron las limitaciones en la participación del sector privado”.

Los acreedores del sector privado también “volvieron a confirmar su disposición, como se señaló en la carta del IIF del 9 de abril de 2020 dirigida al FMI, el Banco Mundial, la OCDE y el Club de París, para trabajar en las próximas semanas en términos de referencia para un sector privado voluntario efectivo en su participación. Hubo un amplio acuerdo sobre la importancia de una colaboración activa entre acreedores oficiales y privados en esta iniciativa vital” según el comunicado del club de Paris..

La reunión convocó a los 22 acreedores oficiales del Club de París a reunirse con más de setenta representantes del sector privado. Los encuentros del Club de París-IIF, que generalmente se realizan anualmente, están diseñadas para fomentar el diálogo y la cooperación entre todos los acreedores, tanto oficiales como privados. Esta sesión extraordinaria representa la 20ª reunión del Club de París-IIF.