El paquete de asistencia por el coronavirus llegará al 5,6% del PBI

Economia
Lectura

El Gobierno estima que si el paquete de asistencia para paliar los efectos socioeconómicos del coronavirus se estira hasta junio llegará al 5,6% del PBI. Según un informe que difundieron ayer desde los despachos oficiales, entre

abril y junio el monto estimado entre gasto fiscal y facilidades financieras alcanza a los $ 1,7 billones.

Según las cuentas oficiales, el tamaño del paquete fiscal que Argentina vuelca en la sociedad y el mercado "es similar al de países como Alemania y Reino Unido, y superior al de Brasil, China, Corea, Italia, España y Francia".

Pero según consigna el propio informe, en el caso de Alemania, las políticas fiscales llegan al 4,4% del producto bruto, pero el plan de facilidades financieras es enorme: equivale al 29,6% del PBI. En el Reino Unido, los valores son 3,1% y 15,7%, respectivamente. En Argentina los números marcan 3,5% de asistencia fiscal y 2,1% de financiamiento, siempre que se extiendan hasta junio.

Dentro del paquete argentino existen dos tipos de políticas. Por un lado, un paquete fiscal de políticas de emergencia destinado a la población más vulnerable. Allí se incluyen el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) -el bono de $ 10.000- y el ATP, el programa de auxilio a empresas. El informe abre la puerta para que estos beneficios, que hasta ahora se otorgaron por única vez, se prorroguen en mayo y junio. Estas medidas de asistencia "tienen una frecuencia, hasta ahora, mensual", consigna el documento.

BANER MTV 1

Estas medidas insumen cerca de $ 350.000 millones, lo que equivale a casi 1,2% del PBI. "Es necesario tener en cuenta que este valor es mensual, por lo que, en caso de repetirse estos programas, por tres meses más, se estaría alcanzando un valor cercano a los $ 1,05 billones, o sea, 3,5% del PBI".

Por otra lado hay un paquete crediticio vinculado a la financiación de créditos productivos para empresas afectadas por la emergencia. Se trata de aportes del Tesoro que se destinan para financiar líneas de créditos a tasas subsidiadas o programas de garantías. Entre ellos los préstamos a tasa fija al 24%, FOGAR, créditos BICE, etc. Este segundo grupo de políticas representa una masa monetaria a devengar en los próximos meses de cerca de $ 640.000 millones, es decir, 2,1% del PBI.

El total de dinero inyectado a la economía a través de políticas de ingresos asciende al mes de abril, a 3,3% del PBI, lo que representa una masa monetaria de casi $ 1.000 millones.

En resumen según los cálculos de la Secretaría de Política Económica se estima que entre abril y junio, el Estado Argentino habrá destinado cerca de $ 1.7 billones, cerca de 5,6% del producto bruto.

A esto se suma la red de seguridad social que ya existe. Argentina dedica 0,7% del PBI por mes ($ 211.000 millones) a cubrir la Asignación Universal por Hijo y Embarazo (AUH-AUE), asignaciones familiares a empleados registrados, jubilaciones y pensiones no contributivas. El costo fiscal de tres meses de estos programas sociales equivale al 2,1% del PBI.

De este modo, si se incluyen estos programas de asistencia permanente, el paquete de ayuda social alcanza entre abril y junio el 7,7% del producto.

"De acuerdo con datos del Fiscal Monitor del FMI de abril, en lo que se refiere a las políticas fiscales, la respuesta argentina se encuentra por encima de la de países como Brasil, China, Corea, Italia, España y Francia", sostienen.

Otro países con mayor espacio fiscal adoptaron medidas más voluminosas. Estados Unidos destina el 10% del PBI. El paquete contiene prórrogas de impuestos, gastos directos y medidas de apoyo de liquidez, incluyendo asistencia de desempleo, y de protección a PYMEs. En Japón, el paquete de emergencia económica contra el COVID-19 representa el 20% del producto.