La suba del dólar paralelo presiona sobre el acuerdo de precios máximos

Economia
Lectura

El salto en el precio del dólar en sus versiones alternativas legales y también en el blue, esta última semana, se convirtió en un obstáculo más en el sostenimiento del acuerdo

de precios máximos que el Gobierno busca implementar hasta el 19 de mayo en los productos de consumo masivo.

Sucede que el nivel de la divisa norteamericana tiene una alta incidencia en la conformación de la canasta de productos, que –según las disposiciones oficiales- deberían mantenerse congelados en el nivel que tenían el 6 de marzo pasado. Si bien los precios se forman con el dólar oficial (que ronda los $ 68) la brecha cambiaria influye.

El programa de precios máximos, que pretende proteger los ingresos de los consumidores, en muchos casos con problemas de empleo por la cuarentena, terminó derivando, con el correr de los días,  en una fuerte tensión entre los canales de comercialización. A lo que ahora, se sumó la presión del dólar sobre los precios.

Los supermercados regionales y los distribuidores mayoristas que proveen a los almacenes y comercios de proximidad empezaron a denunciar que sus proveedores están entregando mercadería con aumentos y que son “rehenes” de la situación porque no se consideran “formadores de precios”. En esta línea, el viernes pasado también se sumaron los almaceneros.

BANER MTV 1

A su vez, los fabricantes admiten que las subas de los insumos no les permiten mantener los valores que regían hace más de un mes. “El trigo, principal insumo de la harina y de toda la cadena farinácea aumentó un 30%, la harina, un 10%, el azúcar un 20% y también el aceite y otros insumos básicos. Así es imposible mantener los precios congelados”, confió un referente de la industria alimenticia.

“Además, la mayor parte de nuestros productos está altamente dolarizada”, confió otro empresario que talla en el rubro del consumo masivo, donde los costos del packaging tienen una incidencia mayor con la suba del dólar.

Dada esta situación, los fabricantes de alimentos y bebidas agrupados en COPAL se van a reunir esta semana con el ministro de la Producción Matías Kulfas y con la secretaria de Comercio, Paula Español, para intentar “flexibilizar” el acuerdo. “Nos parece bien que se haga un seguimiento de los precios pero mantenerlos congelados, en este contexto, es imposible. No se puede trabajar a pérdida”, señaló un empresario que sigue de cerca esta via de comunicación con los funcionarios.

También los empresarios nucleados en el Foro de Convergencia sugirieron, entre otras cosas, en un comunicado, "anular rápidamente las medidas de emergencia de carácter eminentemente transitorio sobre controles de precios y consensuar reglas de juego estables para los sectores más dinámicos de la economía”, señalaron.

Sin embargo, entre los consumidores la necesidad de que no se produzcan desbordes en el costo de la canasta familiar es esencial. En especial porque, según una reciente encuesta de la consultora Kantar, seis de cada 10 personas ya ven afectados sus ingresos personales, mientras un 24% no lo percibe aún, pero cree que lo estarán en el corto plazo. Alineada a esta posición, la entidad de usuarios DEUCO pidió el viernes que las autoridades verifiquen los aumentos denunciados por los comerciantes y apliquen las penalidades contempladas en la ley de Abastecimiento.

Acerca del impacto del alza del dólar en los precios, el economista Fausto Spotorno, de la consultora Ferreres&Asociados, explica que, en realidad, “es el peso el que pierde valor contra el dólar y todos los bienes”. De allí, que la suba del dólar oficial impacta directamente en los costos de las empresas y el alza del dólar no oficial impacta en lasexpectativas inflacionarias y por lo tanto, en los costos de reposición”, dice.

Esta presión se da, prácticamente en todos los productos, aunque con diferencias, porque la mayor parte del transporte está dolarizado, como los precios de la nafta y de los equipos de mantenimiento. En este segmento están comprendidos, especialmente, los plásticos, los químicos y los productos alimenticios, señaló el economista.

El pico de la suba del dólar se registró el jueves pasado, cuando el "blue" tocó los $120. Finalmente, con la intervención que hizo el Banco Central para contener esa suba, el viernes la divisa terminó cerrando en $117. En tanto el dólar Bolsa, que permite obtener divisas legalmente mediante la compra y venta de bonos, se ubicó en $108,35. Y el contado con liqui (CCL), que sirve para sacar divisas del pais se mantuvo en $112.