Ex jueza dijo que se trata de disminuir cantidad de detenidos para evitar una catástrofe

Politica
Lectura

La ex jueza María Laura Garrigós de Rébori aseguró hoy que la decisión de algunos jueces de otorgar prisiones domiciliarias ante la pandemia del coronavirus busca "evitar

una catástrofe", al advertir que "si somos tan cortos para no entender que hay que salvar el sistema de salud para evitar lo que sería una catástrofe, es que no apreciamos la vida".

Garrigós de Rébori consideró que el Servicio Penitenciario "no tiene instalaciones sanitarias para responder" ante un agravamiento de la situación y advirtió que "no se los puede condenar a muerte: entonces se trata de disminuir la cantidad de detenidos para poder controlar a los que quedan adentro".

En ese marco, la ex magistrada señaló que "en el mundo entero están mandando a sus casas a todos los que puedan para evitar lo que pueda pasar" y advirtió: "Si somos tan cortos para no entender que hay que salvar el sistema de salud para evitar lo que seria una catastrofe, es que no apreciamos la vida".

En declaraciones a radio La Red, Garrigós de Rébori dijo además que "no se puede hacer juicio político a los jueces sino que se apela eventualmente la resolución, no corresponde" y agregó: "No está previsto el juicio político por este tipo de cosas: no se pone en libertad a nadie".

Finalmente la ex jueza cuestionó los cacerolazos que se escucharon anoche en diferentes puntos del país, al advertir: "Nunca escuché un caceroleo por los 40 detenidos de lesa humanidad que están en arresto domiciliario, esos si han cometido hechos violentos".

BANER MTV 1