Parrilli vinculó el cacerolazo por las domiciliarias a una campaña mediática y política

Politica
Lectura

El senador nacional Oscar Parrilli (Frente de Todos-Neuquén) rechazó hoy el otorgamiento de la prisión domiciliaria a detenidos por delitos graves en el marco de la pandemia por coronavirus, y

vinculó el cacerolazo realizado anoche a “una campaña mediática y política” en la que “hubo interés en tergiversar y mentirle a la sociedad, para poner al Gobierno de un lado que es rechazado por la gente”.

“A nadie le gusta la impunidad y la injusticia, y por eso nosotros siempre rechazamos la manipulación del Poder Judicial. Todos rechazamos la impunidad o el hecho de liberar a presos con delitos graves”, remarcó Parrilli, ante el debate generado por la prisión domiciliaria a determinados detenidos ante la pandemia.

“La respuesta del presidente Alberto Fernández y de la ministra de Justicia (Marcela) Losardo fueron muy acertadas, explicando cual era la postura del Gobierno frente a esta situación”, consideró el senador nacional del Frente de Todos en declaraciones a radio Con Vos.

Sobre el cacerolazo que se registró anoche, el ex titular de la AFI dijo que “todos tenemos derechos a expresarnos, a manifestar y a protestar”, pero en este caso “se generó una situación que no es real” porque “hubo intereses políticos y mediáticos tendientes a tergiversar una realidad, mentirle a la sociedad, para poner al Gobierno de un lado que es rechazado por la gente y que, en realidad, todos rechazamos”.

“Si bien es cierto que es un tema que a todos nos pone mal como es la impunidad, creo que hay una campaña mediática y política en gran parte de esto”, sentenció respecto al rol de los medios y parte de la oposición respecto a las prisiones domiciliarias a detenidos en el marco de la pandemia.

En ese marco, Parrilli fustigó: “Se me cae la cara de vergüenza cuando escucho a referentes opositores como (la presidenta del PRO) Patricia Bullrich y (el jefe de Gobierno porteño) Horacio Rodríguez Larreta condenando la liberación de presos y diciendo que el Gobierno manipula al Poder Judicial, siendo que ellos fueron los que manipularon a la justicia durante cuatro años de una forma inédita en la historia de la democracia argentina”.

En esa línea, el legislador nacional insistió: “Se me cae la cara de vergüenza al escuchar a estos personajes vestidos con piel de cordero y opinando sobre la independencia del Poder Judicial”.

En clave política, el ex secretario general de Presidencia recordó: “Tuvimos un gobierno como el de (Mauricio) Macri que se dedicó a manipular a la Justicia de una manera obscena y escandalosa para lograr sus intereses políticos y mediáticos, que tuvieron que ver con la persecución judicial a la vicepresidenta Cristina Kirchner y a los que fuimos sus funcionarios”.

Esta semana, el Presidente expresó su postura al aseverar que “en Argentina la solución del problema está en manos de los tribunales" ya que "son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades”.

El propio Fernández marcó que existe una “malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales”.