Con críticas a la CGT, aceiteros cerraron una paritaria récord

Politica
Lectura

La paritaria se había vencido el 31 de diciembre y, con las negociaciones en marcha, en marzo estalló la pandemia del nuevo coronavirus. Sin embargo, aceiteros logró un aumento

del 25%, que llevará el salario inicial de la actividad a $ 68.678. Además, acordó el pago de un retroactivo no remunerativo de entre 55 y 70 mil pesos por única vez.

Ante esta paritaria récord, el secretario general de La Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, se mostró conforme porque el trabajador de la menor categoría tendrá "un salario digno".

"Estábamos pidiendo una actualización del salario acorde a las necesidades de los trabajadores producto de un estudio del INDEC de cuánto debe ganar un trabajador para vivir dignamente. Si bien el porcentaje parece elevado, la cifra es mucho más impactante: un trabajador aceitero de la menor categoría va a ganar 68.700 pesos, que es lo que más nos importa a nosotros. La gente mira el porcentaje, nosotros miramos el salario, que es lo más importante y consideramos debería ser el punto de partida de todos los trabajadores que arrancan para poder vivir dignamente", analizó.

Por otro lado, en declaraciones a El Destape radio, criticó el acuerdo de la UIA y la CGT con el Gobierno para permitir rebajas de hasta 25% en trabajadores suspendidos por falta de actividad. "No estoy de acuerdo. Está muy mal lo que hacen. Esta CGT está a la altura de las necesidades que tienen las patronales", apuntó.

Además, remarcó que deberían haber hecho un plenario de Secretarios Generales antes de llegar a ese acuerdo. "Hay un gran problema que es la falta de consulta en todos los acuerdos. Hay 4 o 5 dirigentes de la CGT que creen que pueden manejar el destino de todos los trabajadores del país sin consultar ni siquiera en un plenario de Secretarios Generales. Ese es el primer error que veo. No nos consultaron, no hubo un plenario ni una reunión, absolutamente nada", contó.

"Detrás del arreglo de la CGT -agregó-, hay muchos arreglos del sindicato que se han callado. El Gobierno también tiene así una base y una puerta de entrada para ir a la CGT y decir acá bajemos los salarios y listo, como fue en su momento la flexibilización laboral que quiso implementar el macrismo. En ese momento, muchos sindicatos ya venían con sus trabajadores flexibilizados, querían hacerlo a nivel país y la reacción de la clase trabajadora no permitió la reforma laboral. No se va a salir de la crisis bajándole el salario a los trabajadores. Es más tomar decisiones mirando el bolsillos de los empresarios. El problema del capitalismo siempre fue el mismo: no quieren ganar menos, y quieren que lo paguemos los trabajadores".

Por último, consultado por la situación de los aceiteros, Yofra indicó que siguen trabajando porque siempre fueron "una de las excepciones". "Los compañeros nunca dejaron de trabajar. La actividad sí está bastante parada porque el mundo está parado. La mayoría de las agroexportadoras hacen materia prima para otros países. Así que la merma es bastante considerable y el futuro, bastante incierto. Ojalá mejore pronto porque si no va a haber un problema mayor que la pandemia: el trabajo", concluyó.

JPE