El Senado boliviano aprobó celebrar elecciones generales antes de un plazo de 90 días

Politica
Lectura
El Senado de Bolivia aprobó el proyecto de ley que contempla la celebración de las próximas elecciones generales en un plazo no superior a 90 días, después de que

la fecha del 3 de mayo fuera aplazada por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

El texto, que tiene ahora que ser firmado por el gobierno interino, había sido aprobado el miércoles por el Congreso de los Diputados con los 70 apoyos de los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS), del ex presidente Evo Morales, que cuenta con la mayoría en ambas cámaras.

Mientras, 40 diputados votaron a favor de la propuesta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que preveía celebrar los comicios en un rango temporal que oscilaba entre el 28 de junio y el 27 de septiembre.

Con la nueva ley, las elecciones deberán celebrarse antes del 2 de agosto.

El senador del MAS Omar Aguilar festejó el resultado de la votación ya que seguir el curso del proyecto de ley del TSE significaba "prorrogar" el actual gobierno de la autoproclamada presidenta interina Jeanine Áñez.

BANER MTV 1

Por su parte, el senador de Unidad Democrática (UD) Óscar Ortiz, criticó esta decisión pues se trata de una "absoluta irresponsabilidad", teniendo en cuenta que en los próximos meses Bolivia "experimentará el pico más alto de la pandemia", según consignó el diario boliviano La Razón, citado por Europa Press.

Con los comicios, Bolivia aspira a zanjar la crisis política en la que se encuentra inmersa por las "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.

Morales dimitió el 10 de noviembre, presionado por una ola de violencia que dejó más de 30 muertos y que lo obligó a asilarse en primera instancia en México, mientras la actual presidenta interina, Jeanine Áñez, se autoproclamaba presidenta interina en una sesión sin quórum.

Actualmente Morales se encuentra en Argentina en calidad de asilado.

Según las encuestas de intención de voto que se realizaron antes de la crisis sanitaria de la covid-19, el candidato del MAS y ministro de Economía durante el mandato de Morales, Luis Arce, partía con una amplia ventaja sobre el resto de competidores, aunque no estaba tan claro cuál sería el resultado en una casi inevitable segunda vuelta electoral.