La respuesta de la senadora insultada por Felipe Solá: "Me preocupa que alguien así maneje los intereses de la Argentina en la Cancillería"

Politica
Lectura

La exposición del canciller Felipe Solá ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado por videoconferencia incluyó un insólito escándalo, luego de que el funcionario insultara

a una legisladora de Juntos por el Cambio.

Pelotuda”, se lo escuchó murmurar al canciller, según captaron los micrófonos. El improperio fue el cierre de su respuesta a la tucumana Silvia Elías de Pérez, quien minutos antes le había por preguntado por la repatriación de los argentinos varados en el exterior en medio de la cuarentena por coronavirus.

“Lo peor de todo esto es el lugar que ocupamos cada uno. Es el canciller, el jefe de la diplomacia argentina. Es increíble que este señor se haya manejado de esta manera. Me preocupa por el lugar que él ocupa”, le comentó la senadora radical a Clarín.

Durante la reunión virtual, Elías de Pérez, le señaló al funcionario que en Argentina se necesitan médicos, por lo que le reclamó que “traiga a los profesionales argentinos que terminaron sus especializaciones y están varados en el exterior, en especial en España, donde también hay un grupo de médicos tucumanos”.

BANER MTV 1

“La respuesta que él me da es la clave para entender lo que sigue. Porque me dice que ser médico significa no estar listo para enfrentar la pandemia. Habla de la salud pública como algo que está desprestigiado, con lugares hostiles, donde ganan poco. Por lo tanto estos médicos van a venir a atender sus consultorios en San Isidro. Eso es lo que me molesta”, precisó la legisladora.

Y detalló: “Cuando yo arranco la segunda parte, no puedo dejarlo pasar porque su respuesta está llena de prejuicios. Eso a él le molestó muchísimo y ahí me dijo que yo le cambiaba la bocha. Hizo toda una mezcla enorme. Después me dice que los médicos argentinos eran lo mejor del mundo, ya yéndose al otro extremo y también tomando el pelo por la forma en que lo decía. Ahí viene el insulto”.

Pérez de Elías remarcó que este incidente “muestra las características de quien hoy ocupa la Cancillería”. “El canciller tiene que tener un temple especial. Tiene asuntos importantes en su mano. Es calve y fundamental que sea una persona que con equilibrio y mucho control sobre sí mismo”, comentó.

En ese sentido, dijo sentirse “preocupada”. “Si una simple repregunta, si alguien porque no está de acuerdo con su visión, el canciller se va a sacar y va a contestar como contestó, me deja muy preocupada porque son muchísimos los intereses de la Argentina que están en sus manos”, señaló.