Cristina Kirchner, sola en el Senado: así es la propuesta de la vicepresidenta para las sesiones virtuales por el coronavirus

Politica
Lectura

Solo ella. Ningún senador presente, sea del oficialismo o la oposición. Ni siquiera los porteños, que residen a poco minutos del recinto. 72 bancas vacías. Y a su lado, sus dos

alfiles de cada sesión: la pampeana María Luz Alonso, secretaria administrativa, y el neuquino Marcelo Fuentes, secretario parlamentario. Según corresponda, también algún prosecretario. Nadie más. 

En pocas palabras, ese es el esquema que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner​ le presentó a los jefes de bloque de la Cámara Alta para sesionar virtualmente, en medio de la pandemia del coronavirus

La iniciativa, resumida en un documento de siete páginas al que tuvo acceso Clarín, plantea paso por paso cómo sería esta nueva manera de sesionar, que ya despertó críticas en la oposición debido a que se le prohíbe a los senadores que lo deseen sesionar desde sus bancas, siempre y cuando se respete la distancia social.

El plan de acción de CFK tiene tres consideraciones previas en torno al normal funcionamiento del Senado.

BANER MTV 1

En primer lugar, sobre la reunión de labor Parlamentaria, encuentro previo donde se decide qué temas tratar en el recinto, propone ser más estrictos en torno al uso del tiempo que tiene cada orador y se sugiere que tanto los homenajes como las cuestiones de privilegio sean inhibidas, para no demorar el comienzo de cada sesión.

Luego, para el pedido de una sesión especial, estipula que los senadores deben requerirla mediante una “remisión digital a Mesa de Entradas (Secretaría Parlamentaria)”, y se señala que el decreto de convocatoria a debe “establecer las bases mínimas de funcionamiento de la sesión virtual (plataforma utilizada, sistema de acceso y validación de identidad de los/las Senadores/as, quórum, sistema de votación, etc.), ad referéndum del pleno”.

En tanto, el modelo de sesiones virtuales de Cristina propone que los senadores se trasladen hasta una dependencia oficial para poder participar. Pueden ser las legislaturas provinciales, concejos deliberantes, una municipalidad o la gobernación.

Senado reunión con los jefes de bloque Mayans Naidenoff Cristina Fernandez de Kirchner

Senado reunión con los jefes de bloque Mayans Naidenoff Cristina Fernandez de Kirchner

¿Por qué en esos recintos cuando, por ejemplo, en las comisiones cada senador ha estado conectado desde su casa? La vicepresidenta afirma que solo en esos espacios se puede garantizar “una conexión a internet del tipo simétrica con un mínimo de 10Mbs de ancho de banda y personal informático para dar soporte”.

“Esta conexión se deberá realizar en una PC o notebook con micrófono y cámara WEB”, detalla el plan de acción que delineo CFK, en el que también se apela al celular como una rueda de auxilio ante posibles problemas técnicos. Dice textual que cada senadora “deberá contar con un Teléfono Celular del tipo Smartphone ante posibles inconvenientes en la conexión”.

“En caso de que algún senador o senadora se encontrare imposibilitado de concurrir a los sitios de las respectivas provincias anteriormente mencionados, deberá certificar dicho impedimento en forma fehaciente y podrá realizar la conexión desde su domicilio”, agrega la propuesta de sesiones virtuales.

Una de las grandes polémicas previas en torno a las sesiones virtuales fue cómo certificar que cada senador conectado sea realmente quien dice ser. ¿Puede haber un “diputrucho” online, en este caso en el Senado? El famoso episodio de 1992 que protagonizó Juan Abraham Kenan, que se sentó y votó la ley de privatización de Gas del Estado que alentaba Carlos Menem, siempre regresa, ahora en tiempos de pandemia.

Cristina Fernandez de Kirchner con María Luz Alonso y Marcelo Fuentes en el Senado. Según el proyecto de CFK, ambos estarían presentes en el recinto, pero no los senadores. (Federico Lopez Claro)

Cristina Fernandez de Kirchner con María Luz Alonso y Marcelo Fuentes en el Senado. Según el proyecto de CFK, ambos estarían presentes en el recinto, pero no los senadores. (Federico Lopez Claro)

Para ello, Cristina Kirchner propone despegarse de cualquier tipo de soporte digital y pide que los senadores validen su identidad a través de oficiales del RENAPER “que se encontrarán in situ”.

El quórum, en tanto, se contabilizará en el tablero del recinto tal cual se hace durante las sesiones, una vez que se hayan validado las identidades de todos los senadores conectados a la sesión.

Los porteños Lousteau, Tagliaferri y Recalde deberían ir a la Legislatura de la Ciudad a sesionar. Y Esteban Bullrich y Gladys González, bonaerenses como CFK, a La Plata.

“Una vez obtenido el quórum, las autoridades comenzarán con los procesos establecidos para la sesión correspondiente y se comenzará el debate en base a una lista preestablecida de oradores/as los/las cuales estarán conectados a video conferencia luego de ser habilitados”, explica el proyecto que recomienda “reducir al mínimo la cantidad de oradores/as y el tiempo en el uso de la palabra”.

Asimismo, los senadores que quieran insertar sus discursos lo podrán hacer vía correo electrónico a la Dirección General de Taquígrafos bajo la modalidad preestablecida.

La votación será mediante un sistema electrónico que utilizarán los senadores desde sus computadoras y, una vez finalizada, se les entregará a las autoridades de la Cámara el acta de votación para que informen verbalmente “nombre, sentido del voto y resultado de la misma”.

Bancas vacías, una postal de tiempos de coronavirus que el plan de CFK no modificará (Maxi Failla).

Bancas vacías, una postal de tiempos de coronavirus que el plan de CFK no modificará (Maxi Failla).

“Con esto se permite otorgar transparencia sobre el sistema electrónico y, de ser necesario, se podrá corregir el sentido del voto verbalmente, de lo que también se deberá dejar constancia en el acta. En caso de ser necesario, subsidiariamente, la votación podrá realizarse a viva voz, previa identificación de la Senadora o Senador”, se detalla. El control de los votos seguirá haciéndose como hasta ahora.

El proyecto de Cristina Kirchner de sesiones virtuales busca, además, que no haya debates maratónicos, sino encuentros acotados de no más de 4 horas, incluido en ese lapso la votación. Todo el proceso será, como en la actualidad, transmitido por Senado TV y el YouTube oficial de la Cámara.

El plan de sesiones virtuales de Cristina Kirchner

Se lo presentó ayer a los jefes de bloque del oficialismo y la oposición.


PJB