Alberto Fernández, un elogio "liberal" por la deuda y la desideologización del Mercosur

Politica
Lectura

Sin crédito externo y en default. Ese diagnóstico, que a simple vista ilustra la situación argentina, puede convertirse en un factor común para muchos países por la pandemia de COVID-19.

data-adtype="cajagrande"/>

Lo pronosticó Jeffrey Sachs, economista formado en Harvard, durante una teleconferencia que mantuvo la semana pasada con Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

De la charla participó además Gustavo Béliz, el ministro de Asuntos Estratégicos, que es además aspirante a desembarcar en el BID.

La posición de Sachs, que tiene vínculos con Guzmán y fue autor de la teoría del shock para ordenar economías en crisis, fue anotada por el Presidente como un respaldo internacional a su propuesta de renegociación de deuda que, advierte, no piensa modificar.

BANER MTV 1

“Es la oferta posible: la que podemos cumplir”, repite y avisa que es la única y última oferta que hará la Argentina, una señal de dureza en medio de los pedidos de los bonistas.

El martes pasado, en una larga conversación, Sachs se mostró a favor de la oferta de deuda que hizo la Argentina: la consideró “muy razonable y responsable”, tradujo ante Clarín un participante del contacto mantenido desde la quinta de Olivos.

Según Sachs, como consecuencia de la crisis que desató el coronavirus, “muchos países se declararán próximamente en default” por el impacto de la pandemia en la economía mundial.

Lanzó otro pronóstico: aseguró que por ese contexto, para países emergentes como Argentina, “no habrá crédito externo durante mucho tiempo”.

El jueves 17, cuando anunció la oferta de renegociación, Fernández habló de default virtual y detalló el planteo argentino que consiste en tres años de gracia con quitas más sobre los intereses que sobre el capital.

El economista, formado en Harvard, ligado a la universidad de Columbia y vinculado con la ONU en cuestiones ligadas a la lucha contra la pobreza, advirtió que “tal como está diseñada, es muy costoso pagar la deuda” para Argentina.

En los high lights de Sachs figura que controló la hiperinflación en Bolivia en los años 80, un tema recurrente en la Argentina y un fantasma que reapareció en el radar criollo frente a la aceleración de la emisión monetaria los últimos meses.

En paralelo, Fernández volvió a poner su foco político en la región: su charla con los presidentes Sebastián Piñera, de Chile, y el uruguayo Luis Lacalle Pou apunta a recomponer el vínculo, que personalmente está bien, pero que en términos políticos y económicos se tensó.

En Olivos aseguran que la charla con Piñera, que incluyó a los jefes de gabinete de ambos países, estaba programada desde la semana pasada, antes de la diatriba albertista en el grupo de Puebla que cayó mal en La Moneda. Sirvió para descomprimir el malestar por ese episodio.

Felipe Solá durante una visita a Brasil fue recibido por BolsonaroPhoto: Carolina Antunes/Brazilian Presidency

Felipe Solá durante una visita a Brasil fue recibido por BolsonaroPhoto: Carolina Antunes/Brazilian Presidency

Lo que aparece difuso en el mapa regional de Fernández es el capítulo de Jair Mesías Bolsonaro, que luego del fallido encuentro en Montevideo a principios de marzo –por el faltazo del argentino- quedó en un terreno de frialdad y distancia.

No bosquejan, en el mapa de Olivos, escenarios de contactos inminente con el brasilero. Pero hay un margen: con Lacalle Pou, por caso, el contacto lo inició el uruguayo.

El mandatario argentino expone en estas horas la tesis de “desideologizar” el Mercosur, construir una especie de zona neutral para retomar la dinámica del grupo, alterada por la decisión de apartarse de las conversaciones para acuerdos de libre comercio que no comparte.

“No nos sirven, no le sirven a la región”, dice Fernández y cuando repasa el proceso advierte que en vez de tomar distancia, Argentina pudo optar por otra táctica.

Prepara, además, un mensaje hacia la región con el eje de desideologizar sumado a una propuesta de incorporar de otros países de la región.