Coronavirus en Argentina: la presión de los jefes del GBA para dar marcha atrás con las salidas de una hora que anunció Alberto Fernández

Politica
Lectura

Se podría decir que Alberto Fernández les atragantó la cena del sábado a los intendentes del Gran Buenos Aires. Casi nadie sabía que el Presidente iba a flexibilizar como nunca antes

la cuarentena, permitiendo que la gente salga una hora de sus casas para pasear solos o con sus hijos, incluido los adultos mayores. Fue tal el rechazo de los poderosos jefes comunales que lograron que se dé marcha atrás con la medida menos de 24 horas después de haber sido anunciada.

"Alberto no había terminado de hablar que ya estabamos tratando de entender lo que dijo sobre las salidas de una hora en el grupo de chat que tenemos varios intendentes con Kicillof", señaló el jefe comunal de uno de los Partidos más populosos de la Tercera Sección.

El anuncio no sólo tomó por sorpresa a los jefes comunales sino que aseguran que una medida de esas características perjudicaría la lucha contra el coronavirus en sus municipios. Además, está el tema del control: "¿Cómo íbamos a hacer para verificar que la gente no esté más de una hora dando vueltas?. ¿Cómo sabríamos si cumplen los 500 metros de sus casas si en mi municipio muchos no hicieron el cambio de domicilio y conservan el de sus Provincias?", se pregunta otro intendente peronista del Oeste del GBA.

Íntendentes del PJ con Máximo Kirchner y Alberto Fernández en Lomas de Zamora

Íntendentes del PJ con Máximo Kirchner y Alberto Fernández en Lomas de Zamora

BANER MTV 1

Otra de las cuestiones que generó confusión fue la de separar a las localidades de menos de 500.000 habitantes para suavizar el confinamiento. La mayoría de los partidos del Conurbano tiene menos de medio millón de habitantes. Pero sus intendentes resaltan que no hay que tomarlo como distritos aislados sino como parte de un conglomerado de más de 10 millones de personas como lo es el Gran Buenos Aires.

"Es extraño lo que pasó. Tomar una medida de está magnitud (por las salidas de una hora) sin habernos adelantado nada es algo que nos llama la atención. Casi todos nosotros hablamos cotidianamente con varios ministros. Inclusive yo hablé el viernes con Cafiero (Santiago, jefe de Gabinete). Y no me dijo nada. Y me consta que Kicillof tampoco sabía. Quizás descontaban que nos íbamos a oponer y decidieron anunciar la medida igual", conjetura uno de los jefes comunales que más dialoga con Cristina Kirchner.

Desde la oposición, también se resisten a que los vecinos salgan a caminar una hora. "Nos preocupa entender como va a impactar esto en los espacios verdes como, en nuestro caso, el Paseo de la Costa o las grandes plazas. Creemos mucho en el compromiso de la gente, pero controlar zonas de alta densidad puede ser una complicación", dijo Jorge Macri, de Vicente López. Desde San Isidro, Gustavo Posse, señaló: "Acá queremos que todo siga igual, teniendo en cuenta que pertenecemos a un conglomerado que es el Gran Buenos Aires".

Fernando Grey, vicepresidente del PJ bonaerense y jefe comunal de Esteban Echeverría, adelantó que "mañana saldré con un parlante a pedirle a la gente que no salga a la calle, ni solos ni con sus hijos".