Coronavirus en Argentina: Axel Kicillof definirá con los intendentes si permite las salidas recreativas

Politica
Lectura

Cautela y paso firme para caminar sobre terreno conocido. Ante las variantes de "apertura" al aislamiento social preventivo y obligatorio que planteó Alberto Fernández, en la Provincia prefieren seguir con

el esquema actual. En este punto coinciden todos: intendentes oficialistas y de Juntos Por el Cambio. Municipios del Gran Buenos Aires y también del interior.

"La cuarentena no se flexibiliza", es la respuesta apurada de los jefes comunales que observan cómo, por ahora, el sistema sanitario resiste el impacto del COVID-19 en hospitales y centros de salud de sus jurisdicciones. Los mensajes oficiales que se esparcen por las redes solo toman una de las porciones del discurso en formato de clase universitaria que el Presidente ofreció el sábado en Olivos: "Se amplía el aislamiento obligatorio hasta el 10 de mayo inclusive", escribieron por esas vías desde Almirante Brown, por caso.

Axel Kicillof analiza este domingo con su Comité de Crisis el camino a seguir.La premisa es realizar una recorrida municipio por municipio antes de confeccionar y firmar el decreto de adhesión que es necesario para imponer algún cambio al esquema actual. Son 135, con escenarios muy diversos. Cuando ese rastrillaje esté concluido, habrá una nueva normativa que establecería en cuáles y cuántas ciudades podrán, por ejemplo, permitir la salida de niños y adolescentes hasta 500 metros a la redonda del domicilio, hasta una hora por día.

El conglomerado urbano integrado por los 25 distritos que rodean a la Capital Federal, quedaría afuera de cualquier flexibilización. Allí se concentra la mayoría de los 1.275 casos confirmados de coronavirus en territorio bonaerense.Y es considerado por sanitaristas y expertos como una bomba con mecha corta.Una estampida de contagios en ese territorio -que representa apenas el 3% de la superficie del país, pero que concentra más de 11 millones de personas, con casi el 40% de pobreza y condiciones de hacinamiento- posiblemente resulte incontrolable.

BANER MTV 1

"El permiso para una caminata resultará difícil de verificar", evalúan -por ejemplo- cerca de la intendente de Quilmes, Mayra Mendoza. Otro que se pronunció: "La Plata integra una zona de riesgo, por ende es importante que se eviten medidas para flexibilizar el aislamiento, ya que esto puede generar un gran riesgo sanitario", dijeron en la capital bonaerense. Los asesores de Julio Garro creen que es preferible "autorizar nuevas actividades económicas", antes que "promover la recreación".En la capital bonaerense hay 50 casos confirmados de la peste llegada de Asia.

En el interior bonaerense la tendencia es parecida. El jefe comunal de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, aclaró este dominio que "hoy nadie podrá hacer uso de la hora de caminata de 500 metros que habilitó ayer el presidente Alberto Fernández". Evaluará los próximos movimientos con su comité de epidemiólogos. La ciudad costera tiene 18 positivos y dos víctimas.

Según el protocolo que fijó Nación, estos municipios del Conurbano y Mar del Plata no cumplirían con algunas de las cinco exigencias que describió Fernández, para "ablandar" el confinamiento.

Pero otras localidades, con menos población y menor registro de coronavirus tampoco parecen proclives a modificaciones: Necochea, que roza los 100 mil habitantes, comunicó que "por el momento" no está permitido el "esparcimiento". Que esperarán la publicación del DNU y de la disposición provincial. En el extremo sur de la Provincia, Carmen de Patagones, difundió que "la cuarentena sigue sin modificaciones a la espera del decreto provincial para aplicar cambios".

El intendente de Olavarría, minutos después del discurso presidencial aclaró que "la cuarentena se mantiene igual". Y que esperan detalles de los decretos que por ahora no se publicaron. Otro alcalde de JxC, Martín Yeza, de Pinamar, pidió a la población "esperar los detalles", antes de comenzar alguna actividad de recreación.

La dinámica que imprime la pandemia en las decisiones de Gobierno es intensa. El viernes pasado, Kicillof había terminado de confeccionar un listado con 72 municipios que podían adherir a la apertura en actividades comerciales y productivas, siempre bajo estrictos protocolos sanitarios. Era en respuesta a casi 600 solicitudes puntuales de jefes comunales y sectores empresarios. El fin de semana incluyó otras 28 comunas, casi todas del interior.

Ahora, contra reloj intenta diagramar un nuevo esquema a partir de las premisas dispuesta en la "tercera fase" de la cuarentena obligada por el acecho del virus que parece indomable.