Alberto Fernández: "No me enamoré de la cuarentena"

Politica
Lectura

El presidente Alberto Fernández defendió este sábado la extensión del aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 10 de mayo y, contra las críticas, dijo: "No enamoré de la cuarentena, tengo

un plan de cinco etapas".

Fernández explicó que las fases se están "diagramando con mucho cuidado y rigurosidad con el Ministerio de Salud".

"Pido dejar el oportunismo para otro momento, lo que está en riesgo es la vida de la gente", dijo el Jefe de Estado en un reportaje con el canal C5N, y agregó: "Nadie en el mundo pensó que iba a aparecer un bichito microscópico que se llevara puesto a todos los mercados del mundo y economías".

En respuesta a quienes sostienen que el Gobierno está descuidando la economía en pos de priorizar la salud, dijo: "Yo prefiero que una fábrica esté vacía porque sus empleados están en cuarentena y no porque se enfermaron".

BANER MTV 1

En el anuncio que hizo el sábado a la noche desde Olivos, Fernández explicó que esta en etapa de la cuarentena se habilitará el desarrollo de actividades en las zonas con menor circulación del virus e incluso salidas diarias de hasta una hora.

Sobre las actividades saldrán de la restricción, en la entrevista dijo que "eso depende de cada jurisdicción. Hay que ver las condiciones epidemiológicas de cada lugar para ver cómo eso se puede hacer".

"Ahora empezamos una etapa que depende mucho del comportamiento de social de los argentinos. Cuando uno mira las experiencias en el exterior, muchos países abrieron cuarentenas y volvieron porque la gente respondió irresponsablemente", dijo.

A su vez, dijo que "estamos en condiciones sanitarias de recibir un número importante de personas afectadas por la pandemia".

"Está en nuestras manos salir antes o en retroceder, porque también puede pasar que en algún lugar nos animemos a abrir más y tengamos que retroceder porque apareció un foco infeccioso", advirtió.

Con respecto a las salidas diarias, el Presidente reconoció que "después de 35 días de estar en nuestras casas hay una necesidad anímica y psicológica de salir un poco", aunque aclaró que "esto no se trata de que pueden volver los chicos a las plazas".