Coronavirus en Argentina: Alberto Fernández recibió a organizaciones sociales, que pidieron más alimentos, un fondo especial y tierras

Politica
Lectura

Durante casi tres horas, el presidente Alberto Fernández escuchó los planteos de los referentes del Triunvirato de San Cayetano, que conforman los movimientos sociales con más presencia en el territorio y

militancia: el Movimiento Evita y la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie, entre otras. Tras la purga en Desarrollo Social por el sobreprecios, el Gobierno acelera la compra de alimentos; las organizaciones piden por un fondo millonario y Juan Grabois, por tierras. 

En ese marco, el jefe de Estado hizo un reconocimiento a las organizaciones y buscó darle volumen político al encuentro. Por eso lo acompañaron, además del ministro de Desarrollo Daniel Arroyo, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz -que, como informó Clarín, participa de la reestructuración del sistema de compras del área- y el secretario General de Presidencia Julio Vitobello. “Tenemos la oportunidad de hacer un sistema más justo y ustedes son actores centrales porque tienen respeto en sus comunidades”, sostuvo Fernández al cierre del encuentro.

Las organizaciones llevaron al encuentro el pedido de un fondo especial para la economía popular, que a través de reasignaciones -algunos aventuraron que podría ser de hasta 200 mil millones de pesos- sirva para emplear a los trabajadores informales de la construcción o productores de alimentos. En la misma dirección, volvió a hablarse de la posibilidad de reflotar un viejo proyecto de ley para que, para la obra pública, el Estado deba contratar al 25% del personal de cooperativas.

Juan Grabois y Emilio Pérsico durante la presentación del Plan contra el hambre, en octubre pasado. Foto Maxi Failla

Juan Grabois y Emilio Pérsico durante la presentación del Plan contra el hambre, en octubre pasado.Foto Maxi Failla

BANER MTV 1

El referente de la CTEP Juan Grabois, uno de los dirigentes que más indignado se había mostrado con las compras de alimentos, fue uno de los más directos y “beligerantes”, como lo definió otro de los participantes del encuentro. Pidió por el acceso a tierras. “Queremos un plan Marshall criollo. Tierra techo y trabajo pero concreto, contundente masivo y transparente”, parafraseó al papa Francisco ante la consulta de este diario.

Grabois valoró la escucha del Presidente, con el que tiene un diálogo fluido y diferencias que no oculta. “Ahora está la pelota de su lado para resolver los problemas que planteamos”, dijo.

La discusión por los alimentos volvió a estar presente. Cerca de Arroyo confirmaron que este viernes comenzará el nuevo proceso de compra tras la marcha atrás por los sobreprecios.

La mayoría de los presentes planteó que -ante el aumento de la demanda por la crisis económica- no serán suficientes. Reclaman 16 mil toneladas de alimentos secos para los 10 mil comedores del país. “Nos dijeron que las compras las hicieron y van a llegar la semana que viene. Esperemos que sea verdad. Nosotros planteamos que estamos en un estado de excepción y que hay cosas que debemos resolverlas de una manera más rápida”, sostuvo Nicolás Cacopresi del MTE.

Durante el encuentro entre las organizaciones y el Presidente se abordó la situación sanitaria en los barrios más vulnerables. Ya se registraron infectados de coronavirus en asentamientos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Hubo infectados en el barrio 31, la villa 1-11-14, Ciudad Oculta (Villa 15) y en el barrios Las Flores, entre otros.

Por el hacinamiento, el Gobierno apuesta en esos distritos a la “cuarentena comunitaria”, lo que en la práctica significa que los vecinos pueden salir de sus casas, pero se limita el ingreso y la salida de los barrios. Norma Morales, de Barrios de Pie, contó la experiencia de una enfermera del Hospital Muñiz, que contrajo el virus.

Algunas de las dirigentes que participaron del encuentro, como Jacqueline Flores, alertaron sobre el aumento de la violencia de género durante la cuarentena obligatoria.

El Presidente tuvo numerosos gestos con las organizaciones. “Yo me hablo con (Donald) Trump y (Jair) Bolsonaro y no sé si me voy a poner de acuerdo, pero con ustedes sé que me voy a entender”, sostuvo según el relato de varios testigos. “Esta es la hoja de la economía popular y la tenemos que hacer entre todos”, dijo Fernández mientras enseñaba un papel en blanco.

Las organizaciones acompañan al Gobierno, aun con reservas y diferencias con aliados sustanciales del Presidente, como los intendentes del PJ. “Ha habido una decisión de cuidar vidas, de evitar miles de muertes, pero está claro que hay que seguir muy de cerca las consecuencias sociales”, sostuvo el líder de Barrios de Pie y subsecretario de Políticas de Integración, Daniel Menéndez.

Hubo otros funcionarios-dirigentes de organizaciones, como Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico, del Evita. Además fueron de la partida Esteban “Gringo” Castro y el ascendente líder de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Gildo Onorato, entre otros.