Tensión en las cárceles bonaerenses: hay 1.184 presos en huelga de hambre que piden salir

Politica
Lectura

En ocho dependencias del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) se registran a la fecha 1.184 presos en huelga de hambre por tiempo indeterminado. El tema es de máxima preocupación en las autoridades provinciales

porque temen violencia y desbordes. El reclamo unificado de los presos es que les concedan el arresto domiciliario como ordenó el Tribunal de Casación. Hacinamiento, cárceles semi amotinadas y la investigación sobre la muerte de un recluso en Florencio Varela el miércoles, tienen en vilo al SPB y a las autoridades judiciales.

El mapa de situación "es caliente" como definieron fuentes oficiales. Preocupa el escenario que solo como un efecto contagio alcanza a cada vez más pabellones de diversas cárceles en suelo bonaerense.

El punto más álgido se vivió la noche del miércoles en la Unidad de Florencia Varela. Allí hay 25 presos en huelga de hambre en el Pabellón 11 de universitarios. Hubo un levantamiento que terminó con una muerte que está siendo investigada con sumarios administrativos iniciados contra el personal de la fuerza y que llevó todo a su máxima tensión. Sobre los techos del penal, los internos tenían de rehenes a un grupo de acusados por violación. Hubo celdas destruidas, mobiliario roto y piedrazos. Incluso circularon videos de los detenidos enfrentándose con las autoridades. Fue recién a la noche cuando dos representantes de cada pabellón accedieron a reunirse en una mesa de negociación con autoridades judiciales y del SPB para llegar a un acuerdo.

Este jueves la situación no es menos compleja. En la Unidad 41 de la cárcel de Campana se registraron 332 presos en huelga de hambre, en la Unidad 48 de San Martín 97 se sumaron a la medida, la Unidad 39 de Ituzaingó registró 42 internos en iguales condiciones.

BANER MTV 1

La medida se extendió a la cárcel de Sierra Chica, la Unidad 27 que cuenta con régimen abierto y semi abierto tiene 26 internos sin alimentarse como protesta, En la Unidad 21 de La Plata, 141 de los 142 presos, se plegaron a la huelga de hambre. La situación llegó la cárcel de mujeres de Hornos, con 22 internas,

Finalmente, la Alcaidía de Olmos cuenta con 70 presos adheridos a la misma medida. El total es de 1.184 presos en el SPB en huelga de hambre.

El protocolo aplicado en este caso, obliga a las autoridades del SPB a pesar cada mañana a los miles de presos que llevan días sin ingerir alimentos, se hace una revisión clínica y se envía, diariamente, un informe a los juzgados que los tienen a disposición. "La situación es tensa", reiteran fuentes oficiales sobre el reclamo.

Los presos permanecen encerrados en su pabellones y desde que comenzó la pandemia del COVID19, se prohibieron los espacios comunes por riesgo a algún foco de contagio. Complejo panorama: en las cárceles bonaerenses hay 44.000 presos, pero la capacidad es sólo para 29.000. Falta espacio.

Los internos lo plantearon así: "Es evidente que el hacinamiento impide guardar las distancias mínimas interpersonales requerida, que nos coloca en situación de contagio, las deficiencias estructurales de los edificios; dificultan los esfuerzos por ponerlos en condiciones mínimas de habitabilidad e higiene; los planteles médicos en el servicio penitenciario se encuentran “Diezmados” y no es previsible que puedan mejorarse en estado de superpoblación".

¿Qué motivó la masiva huelga de hambre? Un pedido en el que todos los reclusos coinciden: exigen que les otorguen la prisión domiciliaria como sugirió el Tribunal de Casación. Esta medida, como contó Clarín, se materializó en 108 presos a quienes en diez días se les concedió dicho beneficio. Deben cumplir ciertos requisitos, el principal es que deben haber cometido delitos leves.

Hay un agravante. Desde el inicio de la cuarentena total, el 20 de marzo, la Justicia bonaerense dispuso que 915 presos cumplan con sus penas en sus domicilios y el problema radica en el control aplicado sobre ellos: hay lista de espera para las tobilleras electrónicas.

Así y todo, estos más de 1.000 internos que iniciaron hace varios días la protesta, realizaron un planteo que se replicó en cada penitenciario: "ponemos como autoridad en su conocimiento, que Todos los detenidos de la Unidad N° nos declaramos en Huelga de Hambre, por tiempo indeterminado", dijeron en un escrito.

"Los motivos detallados en varias presentaciones aluden a el agravamiento de las condiciones detención de larga data, por superpoblación, la cual, se torna más relevante, por poner en riesgo concreto e inminente nuestras vida, con este nuevo escenario de pandemia mundial, por COVID-19", agregaron los presos.

El reclamo es por tiempo indeterminado pidiendo que los jueces evalúen "medidas alternativas a la prisión, excarcelaciones extraordinarias o reexaminado las prisiones preventivas ya decretadas".

Uno de los presos más conocidos que está en huelga de hambre es Ricardo Jaime, detenido por la Tragedia de Once. Este jueves Clarín informó que el ex secretario de Transporte hace 9 días que está sin comer y que las autoridades judiciales analizan forzarlo a alimentarse si empieza a deteriorarse.