En medio de tensiones con Estados Unidos, China inicia maniobras militares cerca del estrecho de Taiwán como “una acción necesaria” para proteger su soberanía.

Según ha informado este viernes la agencia británica Reuters, el portavoz del Ministerio de Defensa chino, Ren Guoqiang, ha notificado el comienzo de un simulacro con maniobras militares cerca del estrecho de Taiwán, lo cual representa “una acción razonable y necesaria dirigida a la situación actual en la región” que tiene como objetivo proteger “la soberanía e integridad territorial” de China.

Estos ejercicios del país asiático se realizan el mismo día que el subsecretario de Estado de EE.UU. para el Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente, Keith Krach, ha comenzado su visita en Taiwán donde tiene previsto reunirse con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen.

Al respecto, Ren ha denunciado que el Partido Democrático Progresista (DPP) de Taiwán y Estados Unidos intensifican su “colusión” creando disturbios en la región, y que la actitud de utilizar a Taiwán para controlar a China es una ilusión y está condenada a ser un callejón sin salida. “Los que juegan con fuego se quemarán”, ha advertido.

Por su parte, el portavoz de la Cancillería de China, Wang Wenbin, en una rueda de prensa diaria realizada el jueves en Pekín, capital china, instó a EE.UU., a respetar el principio de una sola China y dejar de realizar intercambios oficiales y promover una relación sustantiva con Taiwán.

Además, hizo hincapié en que el gigante asiático “se opone firmemente” a cualquier forma de intercambio oficial entre Estados Unidos y Taiwán. “Esta posición es clara y coherente”, advirtió el funcionario chino, agregando que “China dará la respuesta necesaria en vista de la situación en desarrollo”.

Pekín considera a Taiwán parte de su territorio. La isla no es reconocida como un Estado independiente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la mayoría de los países del mundo, incluido EE.UU.

Sin embargo, EE.UU. ha cuestionado el principio de una sola China al aumentar los contactos diplomáticos con Taiwán e intensificar las cooperaciones militares con la isla, convirtiéndose en su principal proveedor de armas ante lo que llama la persistente “amenaza china” contra Taipéi.

Las autoridades chinas han exigido a Washington que ponga fin a los contactos militares con Taiwán y deje de interferir en los asuntos internos del país asiático.

shz/ktg/tqi/hnb