Estragos del coronavirus en Miami: "La gente volvió a hacer vida normal y ahora estamos pagando las consecuencias"

Internacionales
Lectura

El médico argentino Claudio Tuda trabaja en el hospital Mount Sinai Medical Center deMiami en el frente de combate al coronavirus. Egresado de la Universidad de Buenos Aires, especialista en enfermedades

infecciosas, hoy atiende a pacientes que llegan con síntomas del COVID-19 en el lugar que se ha convertido estos últimos días en uno de los epicentros de la pandemia en Estados Unidos.

Los casos en este estado han llegado a saltar a picos de 9.000 por día y la ciudad de Miami es la que más casos registra. Florida es un estado republicano y fue uno de los últimos que instauró medidas restrictivas y uno de los primeros que las levantó. Los jóvenes sin barbijo se volcaron a las playas, los bares y lugares cerrados, señaló Tuda a Clarín y graficó: "Hace dos semanas teníamos nada más que tres pacientes en la unidad de cuidados intensivos y ahora la tenemos llena otra vez", con más gente joven.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Ante el pico de casos se tomaron esta semana ciertas medidas en Miami: se decidió que se cerrarán las playas el fin de semana del 4 de julio, cuando la gente suele juntarse para ver los fuegos artificiales, se multará a quienes no lleven barbijo y se prohibió el alcohol en los bares. El experto prevé que puede haber otro pico en septiembre, cuando llegue el otoño.

-¿Cuáles son las razones del rebrote en Florida?

-Los motivos están vinculados básicamente a la falta de distanciamiento social y la falta del uso de máscaras. Esto es algo muy simple: si uno usa máscara y hace distanciamiento social las posibilidades de contagio son mucho menores. Cuando se reabrió la economía lamentablemente la gente volvió a hacer la vida normal y ahora estamos pagando las consecuencias.

“Estamos viendo gente más joven en el hospital, entre los 30 y los 40 años. Gente que sale y se juntan en grupos, van a un bar, van a tomar y ese tipo de cosas que no han ayudado mucho”

"Estamos viendo gente más joven en el hospital, entre los 30 y los 40 años. Gente que sale y se juntan en grupos, van a un bar, van a tomar y ese tipo de cosas que no han ayudado mucho"

Claudio Tuda

Médico del Mount Sinai Medical Center de Miami

-¿La gente en Florida tomó la reapertura de forma diferente a otros estados?

-Creo que todo el país es lo mismo y la diferencia es Nueva York, donde lo están haciendo de otra forma. En Texas o Arizona, por ejemplo, se malinterpretó que volver a la economía era volver a la vida normal. Eso no es así, una cosa no quita la otra. Es verdad que no se puede estar sin trabajar o sin hacer las cosas habituales, pero el tema es que hay que respetar el distanciamiento social que acá había sido efectivo.

-Florida fue uno de los estados que tardó un poco más en implementar las medidas de distanciamiento social y de clausura y también fue uno de los primeros en levantarlas ¿Cree que eso influyó?

-Un poco de todo. Cuando es una cuestión política malinterpretamos las cosas. Esto no es que si sos demócrata usas máscara y si sos republicano no la usas. Esto es para todos. Es respetarnos mutuamente para evitar que esto se siga propagando. Esto no se va a ir hasta que tengamos una vacuna efectiva y pueden pasar meses y meses o quizás años.

“Hace dos semanas teníamos nada más que tres pacientes en la unidad de cuidados intensivos y ahora la tenemos llena otra vez”

"Hace dos semanas teníamos nada más que tres pacientes en la unidad de cuidados intensivos y ahora la tenemos llena otra vez"

Claudio Tuda

Médico del Mount Sinai Medical Center de Miami

-¿Había vida normal en Florida? ¿Qué observaba en las calles de Miami?

-Había muchos lugares en los cuales la gente volvió a hacer su vida normal. En la playa estaba todo el mundo junto. Otra vez reuniones familiares en las casas y todos sin protegerse. Celebraciones como el Día del padre o reuniones en los bares, muchos están abiertos, en donde no se respetaba la distancia y no mucha gente usaba el barbijo.

-¿Los jóvenes están siendo mucho más afectados en este momento?

-Se está testeando más ahora. Cuánto más testeás, más casos encontrás. Estamos viendo gente más joven en el hospital, entre los 30 y los 40 años. Gente que sale y se juntan en grupos, van a un bar, van a tomar y ese tipo de cosas que no han ayudado mucho.

Miami Beach en una foto del viernes pasado./ EFE

Miami Beach en una foto del viernes pasado./ EFE

-¿Cómo es el panorama en el hospital, en el sistema sanitario? ¿A qué capacidad están trabajando?

-Estamos bien pero más ocupados de lo que estábamos dos semanas atrás. Nosotros tuvimos un pico muy grande entre marzo y abril, en los que estábamos abarrotados con tres salas llenas y con ciento y pico de pacientes. Hace dos semanas teníamos nada más que tres pacientes en la unidad de cuidados intensivos y ahora la tenemos llena otra vez. Igualmente estamos bien, tenemos todo lo que necesitamos y tenemos tratamientos efectivos. Podemos tratar los pacientes más temprano ahora y evitamos que se propague y se haga una enfermedad más severa.

“Usar barbijo no es, como escuché alguna gente decir, que se le sacan los derechos. Eso es realmente una estupidez”

"Usar barbijo no es, como escuché alguna gente decir, que se le sacan los derechos. Eso es realmente una estupidez"

Claudio Tuda

Médico del Mount Sinai Medical Center de Miami

-¿La mortalidad no está aumentando, verdad?

-No. Tenemos un protocolo que funciona bastante bien y tenemos cierto grado de efectividad y eso ayuda bastante.

-¿Puede ser que el virus esté mutando?

-No, el pico más que nada tiene que ver con el distanciamiento social ¿El virus va a mutar? Sí, es posible. Como muta el virus de la influenza es posible que también este mute. Todavía estamos en la primera oleada. Esto todavía no se ha acabado. Lo que pasa es que la segunda oleada va a llegar más o menos a fines de septiembre cuando acá llega el otoño y esto se va a juntar con la influenza, ahí se va a hacer duro.

“Hay que usar las máscaras porque hoy es lo único que tenemos. No hay más nada”

"Hay que usar las máscaras porque hoy es lo único que tenemos. No hay más nada"

Claudio Tuda

Médico del Mount Sinai Medical Center de Miami

-¿Va a ser peor que este pico de ahora?

-Sí, por supuesto. Totalmente. Yo creo que si no nos ponemos las pilas –como decimos los argentinos-- y no todos hacemos distanciamiento social y nos protegemos, no nos va a ir muy bien.

-Ahora con estas medidas las autoridades se han puesto más firmes: cerrarán la playa para el feriado del 4 de julio, se prohíbe el alcohol en bares. ¿Esto puede ayudar a bajar el pico de este verano?

-Seguro que va a ayudar, pero lo que en realidad tiene que cambiar es la actitud de la gente en general. Usar barbijo no es, como escuché alguna gente decir, que se le sacan los derechos. Eso es realmente una estupidez. Por ejemplo, acá nadie se queja de usar el cinturón de seguridad en el auto porque es obligatorio. Esto es la misma situación. Usar la máscara salva vidas. Esto es como si una persona se emborracha, se sube al auto, no se pone el cinturón de seguridad, va manejando en la autopista en la vía contraria: esa persona se puede matar, pero puede matar a otros. Ese es el tema con las máscaras: no es solamente para protegerse a uno mismo sino para proteger a otras personas. Usar barbijo es prevenir la propagación de la enfermedad. Mucha gente es extremadamente contagiosa sin saber que tiene el virus. Eso es lo que hace a todo esto tan difícil.


Johns Hopkins University Infografía: Clarín

-¿Florida puede ser un centro particularmente complicado en septiembre o esto será algo general de todo el país?

-Creo que en todo el país será básicamente lo mismo. Creo que las complicaciones van a depender de las medidas que se tomen para prevenir que esto pase. Esto no significa que hay que ir a una cuarentena total, eso se va a tener que hacer llegado el caso si la situación se pone fuera de control. El tema es prevenir que haya demasiadas infecciones y que no se sature el sistema médico. Mucha gente se olvida del factor humano. Nosotros hace cuatro meses que estamos en esta fiesta y en cuatro meses yo he tenido seis días libres nada más. Estamos trabajando de 14 a 16 horas al día. Si a nosotros ahora nos vienen con otra ola como la que tuvimos en abril ¿Quién aguanta? ¿A nosotros quién nos reemplaza? Esto es algo importante para tener también en la ecuación.

Coronavirus en Estados Unidos



Johns Hopkins University Infografía: Clarín

-¿A esta altura ustedes esperaban tener una curva más aplanada para estar preparados para septiembre?

-Estábamos bien, estábamos muy bien. En un momento en el hospital teníamos 28 pacientes nada más. No es que esté en desacuerdo con abrir la economía, todo lo contrario, porque es saludable para todos poder trabajar. El tema es adaptarse a la nueva realidad: hay que usar las máscaras porque hoy es lo único que tenemos. No hay más nada.

-¿Tiene algo que ver el uso del aire acondicionado, como sugirió el gobernador de Florida?

-No, todo depende de los barbijos. Y de cuánta gente está en los lugares cerrados. Lo que pasa que acá en la Florida en esta época del año es que nadie está afuera, todo el mundo está adentro porque hace mucho calor. En los bares es lo mismo: la gente está adentro porque hace calor. Las posibilidades de contagio cuando se está afuera son menores porque uno tiene más posibilidades de mantener distancia. Pueden cerrar la playa y esas cuestiones, pero la causa mayor es el hacinamiento y estar todos juntos sin máscaras.

Washington, corresponsal