Coronavirus en Gran Bretaña: autorizarán desde la semana próxima las reuniones familiares y reabren las escuelas

Internacionales
Lectura

La sociabilidad del “viejo mundo” pre coronavirus reaparece en Gran Bretaña muy despacio. El primer ministro Boris Johnsonanunció que las familias y los

amigos, incluyendo los mayores de 70 años, podrán encontrarse desde la semana próxima pero siempre manteniendo la distancia social.

Cuando se puso en marcha la aplicación para detectar los enfermos de Covid y a sus contactos, en medio de un zafarrancho tecnológico, y con el escándalo de su asesor Dominic Cummings, que no se frena, con 60 diputados que piden su dimisión por violar la cuarentena, Boris trató de distraer la atención de la opinión pública. Así ofreció ciertas concesiones para que las familias se reúnan en su jardín, cuando se inicia el corto verano en Gran Bretaña.

En su briefing en Downing St, el primer ministro aceptó que “hasta 6 personas pueden reunirse afuera o en su propio jardín, si se mantienen dos metros aparte”.

Otra buena noticia para los abuelos de más de 70 años. Podrán encontrarse con sus hijos y nietos por primera vez desde que se inició el confinamiento, que se había extendido desde marzo.

“Estos cambios significan que amigos y familia pueden comenzar a encontrar sus seres queridos, ver a sus dos padres o a sus abuelos finalmente. Para mucha gente va a ser un momento largamente esperado y feliz”, describió el premier.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Pero Boris alertó que “todos deben permanecer alertas y responsables”, observando la distancia social y estar separados por dos metros de aquellos que no viven en su misma casa. ”Minimizar el contacto con otros es la mejor manera de prevenir la transmisión”, dijo.

Otra de sus recomendaciones fue que evitaran ver gente de diferentes casas “en rápida sucesión” para reducir la transmisión del coronavirus.

La gente podrá ir al interior de las casas para acceder al jardín o ir al baño pero con estrictas instrucciones. Las personas vulnerables o con enfermedades que los vuelven un objetivo del virus “deben permanecer en su casa" en cuarentena.

Los colegios en Gran Bretaña se iniciarán el lunes al igual que los mercados al aire libre, la venta de automóviles.

Casos de Coronavirus en vivo

Para Johnson sus cinco test para facilitar la apertura de las restricciones han sido aprobados. El servicio de salud británico (NHS) puede manejar la situación, hay testeos suficientes, las nuevas infecciones son manejables, se ha provisto material de protección para el personal hospitalario y cualquier relax en el confinamiento no va a dar lugar a una segunda ola de infectados.

Sir Patrick Vallance, jefe científico, explicó que el ritmo de transmisión se mantiene alto, con 54.000 infecciones a la semana.

El gobierno puso en marcha el programa de test y búsqueda de contactos de enfermos del coronavirus, aunque no estaba completamente listo. En los primeros minutos de ser lanzado se produjo “un incidente crítico”, que lo volvió imposible de usar.

Según el programa, cualquier persona en Inglaterra que haya estado en contacto con un enfermo de Covid 19 deberá aislarse por 14 días. Será informada de esa orden por mail, texto o teléfono. Finalmente el programa no estará operativo, al menos, hasta fines de junio.

Si el sistema de confinamiento voluntario no se cumple, impondrán multas a las personas que no lo respeten.

Otro de los problemas que tiene el sistema es la contratación de los veedores, por un sistema que no ofrece el más mínimo chequeo de antecedentes de los contratados.

Durante el briefing, Boris Johnson impidió que los periodistas hicieran preguntas a Sir Christ Whitty, jefe médico de Inglaterra, y Sir Patrick Vallance, el jefe científico, sobre si su asesor Dominic Cummings había violado o no las reglas de la cuarentena porque había viajado tres veces desde Londres a Durham, cuando estaban enfermo él y su esposa de coronavirus y querían que un familiar cuidara a su hijo de cuatro años. La policía consideró que violó esas reglas. Alrededor de 60 diputados exigen la renuncia de Cummings, a quien Boris ha defendido públicamente.