Coronavirus en España: Madrid y Barcelona avanzan en la salida de la cuarentena

Internacionales
Lectura

La tercera es la vencida. Luego de dos semanas de berrinches por el “no” del Ministerio de Sanidad, Madrid podrá ver a su gente sentada en un bar

al aire libre, una postal que la epidemia de coronavirus desterró de la geografía madrileña desde hace diez semanas.

La Comunidad de Madrid, Barcelona y sus zonas metropolitanas y las principales ciudades de Castilla y León que aún permanecían en la Fase Cero del plan de transición del gobierno de España hacia una vida cotidiana tan incierta como necesaria podrán, a partir del lunes, aliviar las restricciones.

Porque cuentan ya con los recursos necesarios para la atención primaria y la detección precoz de posibles contagios de coronavirus en sus territorios, según aclaró este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. 

Son 14 millones de españoles que a partir del 25 de mayo podrán reunirse, en grupos no superiores a diez personas, en casas o en bares al aire libre, que sólo podrán habilitar el 50 por ciento de sus mesas en terrazas o veredas.

Un empleado de un bar de Madrid prepara las mesas en la vereda, donde desde el lunes podrán sentarse clientes./ AFP

Un empleado de un bar de Madrid prepara las mesas en la vereda, donde desde el lunes podrán sentarse clientes./ AFP

“Ahora sí que sí: Madrid, fase 1 -celebró el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida-. Primera medida, apertura de todos los grandes parques. Paso a paso. Estamos de vuelta, Madrid.”

El alcalde había sido demandado por negarse a abrir los espacios verdes más extensos y emblemáticos de la ciudad como el Parque del Retiro. Pero el juzgado en lo contencioso administrativo número 5 de Madrid había rechazado las medidas cautelares en contra del alcalde que justificó el cierre de los espacios verdes a mediados de marzo en el “derecho a la salud y la integridad física de los ciudadanos”.

También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, había llevado ante el Tribunal Supremo el retraso que su autonomía sufría en el pase de un casillero a otro del plan de apertura gradual del gobierno.

La comunidad, de 6,6 millones de habitantes, fue la que más se desangró durante la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y la región española con mayor cantidad de muertos por coronavirus: hasta este viernes, 8.931 personas fallecieron aquí por la epidemia.

El ministro de Sanidad subrayó que el fantasma de la denuncia judicial no determinó que Madrid haya avanzado de fase este viernes. “Ningún factor ha influido -dijo Illa-. Madrid cumple los criterios.”

Los termómetros marcaban este viernes 35 grados en Madrid. /EFE

Los termómetros marcaban este viernes 35 grados en Madrid. /EFE

“Ahora mismo, lo que tiene mucho más peso es la capacidad de detección precoz, la capacidad de reacción rápida, la capacidad primaria de seguir contactos. Es decir, la capacidad, en general, que nos va a permitir reaccionar mucho más rápido y de forma mucho más localizada”, explicó este viernes Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias respecto del foco que desvela al Ministerio de Sanidad en esta etapa de la evolución, aunque lenta, de la epidemia.

Planes para el futuro

Cebada ante la buena noticia del paso de fase, la presidenta de la Comunidad de Madrid ya anuncia escenarios futuros: “Madrid debe ser el primer destino del mundo con protocolo Covid-19. Que nuestro aeropuerto, restaurantes, tiendas y museos sean lugares seguros para nuestros ciudadanos y turistas. El turismo es clave para la economía española -dijo Díaz Ayuso en redes sociales-. Lejos de políticas coercitivas, propongo al gobierno un plan para Barajas, la entrada principal de cualquier epidemia: test o entrada con certificado, cámaras térmicas, seguros de viaje”.

En las últimas 24 horas España detectó 446 nuevos contagios diagnosticados por pruebas PCR. En el último día, la epidemia provocó la muerte de 56 personas.

Con todo el país en la Fase Uno, y tal como avisó el presidente Pedro Sánchez, España decretará el luto oficial por sus 28.628 muertos desde que la pandemia anidó aquí, a fines de enero.

A poco más de veinte días de la bandera de largada para el plan de transición con el que España intenta volver a la vida cotidiana, el 53 por ciento de los españoles estará en la Fase Uno del desconfinamiento.

Al debut de Madrid, Barcelona y las zonas de Castilla y León se suman la Comunidad Valenciana, varias zonas sanitarias catalanas, las provincias andaluzas de Málaga y Granada y las de Toledo, Ciudad Real y Albacete, en Castilla-La Mancha, que permanecerán una semana más en Fase Uno. Fueron promocionadas la semana pasada y deben permanecer al menos siete días más en esa fase por ese mínimo período de catorce días requerido por las autoridades sanitarias.

“Dijimos que esta semana íbamos a ser extremadamente prudentes. ¿Por qué? Porque no queremos dar ningún paso atrás. Hemos cumplido estrictamente aquello que nos han informado los expertos”, justificó el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, su no solicitud para pasar de fase.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Once comunidades autonómicas, sin embargo, debutarán este lunes en la Fase Dos: Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Aragón, Navarra, Murcia, Extremadura, La Rioja, las islas Baleares y Canarias, donde ya circula una aplicación para detectar posibles contagios.

“Si usted está en contacto con el peligro, nosotros se lo avisamos enseguida. De eso se trata. ¿Usted está dispuesto a dar su localización para que le avisen si ha estado en contacto con alguien que está enfermo?”, pregunta el consejero de Sanidad de Canarias, Julio Pérez.

El 25 de mayo serán 22 millones de personas las que pasan a la Fase Dos, que abolirá los horarios por edades para salir de casa.

Las reuniones, que en la Fase Uno eran hasta diez personas, pueden sumar otros cinco invitados que además se pueden encontrar en el interior de bares y restaurantes.

Vuelven las bodas pero con no más de 100 invitados. Y una buena noticia para las temperaturas cada vez más altas de esta primavera española: abren las piscinas y está permitido darse un chapuzón en el mar.

El tiempo libre pasado en el encierro doméstico tiene también su recompensa. Podrán volver a funcionar cines, teatros y museos con capacidad de público acotada.

Esta fase permite, además, las visitas a las personas que viven en residencias de mayores o centros sociales si en los establecimientos no se detectaron casos positivos de Covid-19.

Por otra parte, los que viven en municipios de 10 mil habitantes y no superen los 100 habitantes por metro cuadrado podrán salir sin franjas horarias y hacer actividad física hasta a cinco kilómetros alrededor de sus casas.

El plan de transición del gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos avanza pero en dos semanas deberá enfrentar un escollo más: el lunes 25 inicia la última prórroga del estado de alarma a través del cual el Ejecutivo mantiene un mando único en la gestión de la epidemia desde el 14 de marzo.

Pedro Sánchez logró, hace dos días, esta última aprobación por parte del Congreso con sudor y lágrimas. Su intención es mantener vigente la medida extraordinaria y constitucional hasta que toda España llegue a la meta de pasar de un casillero a otro. Los pronósticos vaticinan que podría suceder a fines de junio. Pero, por ahora, el estado de alarma que consiguió le durará sólo hasta el 7 de junio.

Madrid. Corresponsal