Coronavirus en España: en un día de primavera, miles de personas salieron a pasear tras siete semanas de cuarentena

Internacionales
Lectura

Desde muy temprano, el perímetro enrejado de las 125 hectáreas del Parque del Retiro, uno de los favoritos en Madrid, se pobló este sábado de corredores y ciclistas.

Por primera vez en 48 días de cuarentena, los españoles pudieron salir de casa. Una vez al día y respetando los horarios establecidos según las edades, para evitar los contagios de coronavirus.

A las seis de la mañana, la Puerta de Alcalá, una de las cinco arcadas reales que Carlos III encargó en el siglo XVIII para dar acceso al encanto de Madrid, dejó de estar sola. El crespón negro que luce desde que la Comunidad decretó el luto oficial por los más de 8.000 muertos que el Covid-19 provocó aquí fue testigo de la previa a un movimiento que ya casi no recordaba: entre las 6 y las 10 de la mañana, gente de entre 14 y 70 años pudo dar un paseo de una hora o hacer actividad física durante todo ese lapso.

Lo más complicado, como sucedió en algunas ciudades el primer día en el que los chicos, como la Farolera, pudieron abrir la puerta para ir a jugar, fue mantener las medidas de distanciamiento, esos dos metros que, aun al aire libre, funcionarían como posible perímetro de seguridad entre las personas.

Para los que prefieren la nochecita, el horario permitido para el paseo o ese rato de entrenamiento es de 20 a 23.

En Madrid, la mayoría eligió calzarse las zapatillas y los auriculares y salir a correr o a andar en bicicleta. En estos casos está permitido alejarse más de un kilometro de casa pero sin pasarse de los límites del propio municipio.

Las salidas autorizadas para el resto de la población contemplan que los mayores de 70 y aquellas personas que necesiten asistencia para trasladarse puedan, a partir de este sábado, dar una vuelta por el barrio entre las 10 y las 12 o, si lo prefieren por la tarde, entre las 19 y las 20.

Miles de personas salieron a pasear y hacer ejercicio este sábado en Madrid y otras ciudades de España. /AFP

Miles de personas salieron a pasear y hacer ejercicio este sábado en Madrid y otras ciudades de España. /AFP

El horario más prolongado y central está reservado para los nenes que ya disfrutan de las escapadas de casa desde el domingo 26 de abril: ahora pueden pasear, jugar y correr durante una hora, hasta a un kilómetro de casa y acompañados por un adulto, desde las 12 hasta las 19.

Las salidas, sin embargo, no están permitidas para las personas que viven en residencias de mayores, los que tengan síntomas compatibles con los que provoca el coronavirus o quienes aún estén cumpliendo una cuarentena.

Los horarios que rigen los paseos según la edad sólo se aplican en aquellos municipios que cuenten con más de 5.000 habitantes.

Estado de alarma

En España, los contagios por coronavirus siguen descendiendo. Aunque el total de muertos supera los 25.000, en las últimas 24 horas fallecieron 276 personas.

Este sábado, cuando España llevaba apenas ocho horas de haber inaugurado su desconfinamiento gradual, por edades y de a ratitos, el presidente Pedro Sánchez volvió a hablar por televisión a los españoles. Lo hace una vez por semana desde que decretó el estado de alarma por primera vez, el 14 de marzo.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

“El estado de alarma no sólo está demostrando ser un elemento eficaz de lucha y de combate contra el Covid-19. Un sábado como hoy, hace siete semanas, era un 35 por ciento (el aumentos de contagios diarios) y hoy es un 0,5 por ciento”, dijo Sánchez al anunciar que pedirá al Congreso una nueva prórroga del estado de alarma.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que pedirá al Parlamento una extensión del estado de alarma./AFP

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo que pedirá al Parlamento una extensión del estado de alarma./AFP

“Es una necesidad. No es un capricho del gobierno de España. Además es el amparo de los trabajadores que han visto su actividad económica”, insistió.

El presidente del gobierno de coalición que el PSOE formó con el partido de centroizquierda Podemos sabe que la oposición y hasta los partidos políticos que apoyaron su investidura critican su gestión de la epidemia y amenazan con no apoyar la prolongación del estado de alarma que el miércoles irá a solicitar al Parlamento.

“No hay plan B. El único plan es el del estado de alarma”, dijo Pedro Sánchez. “Los contagios no se evitan con polémicas. El virus no se doblega con división. Ningún enfermo se cura con insultos”, agregó.

A partir del lunes 4 de mayo, cuando toda España entre en la Fase Cero del plan de transición, será obligatorio usar barbijo para viajar en colectivos, en subtes o en trenes, señaló el presidente.

Y subrayó que los restaurantes y los locales de comida, donde se va a poder ir a buscar el pedido, así como las librerías, ferreterías, los negocios de arreglos de zapatos y las peluquerías podrán atender al público con cita previa “que garantice un único cliente por trabajador”, dijo el presidente. Y aclaró que los comercios deberán establecer un horario de atención preferencial para los mayores de 70.

Cicilistas y corredores en el Puente de Segovia, en Madrid, este sábado. /AFP

Cicilistas y corredores en el Puente de Segovia, en Madrid, este sábado. /AFP

Después de siete semanas de confinamiento, los españoles esperaban este 2 de mayo como a los Reyes. En la Comunidad de Madrid, la fecha es, además, una efeméride que recuerda el levantamiento de 1808 en el que el pueblo madrileño se sublevó contra la ocupación francesa.

En la Puerta del Sol, a mediodía, hubo un acto en el que se honró, además, la memoria de los muertos por la epidemia y el esfuerzo de los profesionales sanitarios que aún la combaten.

Madrid, con gente y casi sin autos, tenía este sábado un aire como de antaño, de provincia. Muchos madrileños pedían la apertura de los espacios verdes pero el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, no cedió.

Una pareja pasea frente a la Plaza de Toros Las Ventas, en Madrid, este sábado, en el primer día de apertura luego de casi siete semanas de confinamiento. /AFP

Una pareja pasea frente a la Plaza de Toros Las Ventas, en Madrid, este sábado, en el primer día de apertura luego de casi siete semanas de confinamiento. /AFP

La decisión es mantener los parques y jardines cerrados. Porque la pandemia no está vencida, porque no podemos bajar la guardia -dijo el alcalde-. Porque se están dando pequeños pasos en ese proceso de desescalamiento. Pero todavía hay riesgos. Tenemos que evitar las aglomeraciones. Hemos pasado lo peor pero no queremos volver a pasar lo que desgraciadamente ha sucedido en la ciudad de Madrid.” En algunos barrios de la capital aumentó la desinfección que los camiones de Medio Ambiente del Ayuntamiento realizan a diario rociando las veredas y los cordones con agua y lavandina.

En Barcelona, el Paseo Marítimo también se pobló de runners, bicicletas, skaters y rollers.

“Salí finalmente de casa y corrí hacia el mar para respirar el aire fresco -decía una vecina de la Barceloneta-. Estoy atenta a mantener las distancias pero es difícil. Están todos aquí, como yo.” Algo parecido le sucedió al actor Antonio Banderas, que se quejó a través de las redes sociales: “Primera salida a correr tras el confinamiento. Primer encuentro, paparazzis sin mascarilla poniéndome las cámaras en la cara. Seguiré confinado”, se lamentó.

Madrid, corresponsal