Elecciones en EE.UU.: danza de nombres para elegir la compañera de fórmula de Joe Biden, ¿podrá ser Michelle Obama?

Internacionales
Lectura

La gobernadora Gretchen Whitmer apareció en televisión vistiendo una camiseta con la frase "esa mujer de Michigan", una alusión a las palabras usadas por el presidente de Estados Unidos,

title="donald-trump" target="_blank">Donald Trump, para desestimarla. La senadora demócrata por Minnesota, Amy Klobuchar, se sumó a su ex rival Pete Buttigieg en una amistosa charla virtual en un programa televisivo. Y Stacey Abrams habla de sus ambiciones políticas con todo aquel que la escuche.

La audición para convertirse en el próximo vicepresidente de Estados Unidos ha comenzado. Y entre la danza de nombres suena la ex primera dama Michelle Obama​, una figura que podría unir a los demócratas.

Y mientras el coronavirus ha alterado prácticamente todos los aspectos de la vida en Estados Unidos, ha habido una constante: la competencia de candidatos a la vicepresidencia que ocurre cada cuatro años es uno de los rituales más impredecibles y a menudo incómodos de la política. Y esta vez no es diferente, mientras la pandemia de Covid-19 ha revolucionado la campaña electoral, forzando a los posibles candidatos a vicepresidente a ser aún más imaginativos para ser notados.

El casi seguro candidato demócrata Joe Biden, de 77 años, inició el proceso de seleccionar un compañero de fórmula formalmente el jueves, anunciando un comité para examinar a los posibles candidatos. Es probable que el trabajo del panel se extienda hasta julio, dijo, lo que significará meses en los que algunos candidatos surgirán un día y luego se desvanecerán, y serán remplazados potencialmente por alguien al que ni siquiera se ha mencionado.

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, una de las posibles candidatas a vice de Joe Biden. /AP

La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, una de las posibles candidatas a vice de Joe Biden. /AP

Scott Reed, que fue el jefe de la campaña presidencial del republicano Bob Dole en 1996, dijo que la búsqueda de un compañero de fórmula a menudo tiene numerosos giros porque es una de las pocas cosas que el candidato puede controlar, tras pasarse las primarias reaccionando a las fuerzas políticas circundantes. Afirmó que las repercusiones de la decisión pueden durar años.

"Esta es la primera vez en la campaña que el candidato está de nuevo a cargo de algo" sostuvo. "Todo el mundo está mirando. Todos quienes integran el partido, los líderes mundiales, los líderes empresariales y los líderes del Congreso, porque, de cierta forma, muestra el proceso de la toma de decisiones del candidato y responde a la pregunta: ¿Tiene o no lo necesario?".

Biden, quien fue vice de Barack Obama durante sus dos mandatos (2009-2016) ya eliminó parte del misterio al prometer que elegirá a una mujer, un paso potencialmente importante en momentos en que enfrenta escrutinio luego que una ex asistente del Senado lo acusó de agredirla sexualmente en la década de 1990. Biden ha rechazado las acusaciones y el viernes aseguró en la cadena MSNBC que eso "nunca sucedió".

La ex primera dama Michelle Obama, una figura de peso entre los demócratas. /AP

La ex primera dama Michelle Obama, una figura de peso entre los demócratas. /AP

El miércoles, Biden ya se había referido a su "orgulloso historial" contra la violencia sexual. "Como ustedes saben, redacté e impulsé la ley de contra la violencia hacia las mujeres, transformé la manera en que este país obtiene justicia y apoyo para las sobrevivientes y lideré la campaña 'Está en nosotros' para combatir las agresiones sexuales en las universidades", dijo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, que apoya la candidatura de Biden, dijo este jueves que tiene "un absoluto respeto por el movimiento Me Too" contra el acoso sexual, pero que "nunca hubo ningún registro" sobre la violación ni "nadie nunca dijo algo al respecto además de la principal involucrada" recién 27 años después.

La senadora demócrata Amy Klobuchar, otro nombre que suena en la campaña. /AP

La senadora demócrata Amy Klobuchar, otro nombre que suena en la campaña. /AP

Tradicionalmente, aquellas personas que se piensa están siendo consideradas para la vicepresidencia usualmente hacen todo lo posible para no hablar de ello, y mucho menos promoverse. Pero esa tradición se está desvaneciendo este año.

Abrams, la ex candidata demócrata a gobernadora de Georgia, ha dejado en claro que pretende el puesto, diciendo que su falta de sutileza es el tipo de honestidad que sus padres le enseñaron. Whitmer insiste en que no será intimidada por Trump ,y Klobuchar se ha mostrado como alguien que puede superar viejas rivalidades.

Otras, como las senadoras Kamala Harris de California y Elizabeth Warren de Massachusetts, han dicho que aceptarían la candidatura a la vicepresidencia en caso de que Biden se las ofreciera.

La esposa del ex presidente Obama, Michelle, en tanto, no habla de esa posibilidad. Pero muchas miradas apuntan hacia ella, una figura de alta popularidad a la que los demócratas ven como un factor de unidad. 

El congresista Cedric Richmond, que co-preside la campaña de Biden, indicó que pese a todas las maniobras tras bambalinas, la decisión recae finalmente en Biden.

"Uno presenta los candidatos, explica lo favorable y lo desfavorable de cada uno", dijo Richmond. "Pero él entonces tiene que tomar la decisión", concluyó.

Fuente: AP y AFP