Coronavirus en España hoy: cómo serán las primeras salidas autorizadas desde este sábado

Internacionales
Lectura

A punto de cumplir siete semanas de confinamiento, los españoles se preparan para salir de casa, a partir de este sábado, una hora al día. Es el mínimo permiso que, por

ahora, concede la amenaza del coronavirus que se sigue propagando, cada 24 horas, un 0,6 por ciento más que el día anterior.

Sin embargo España, que superó el pico de contagios hace un par de semanas, se cree ya capaz de pulsear con el virus y, por eso, comenzará a desconfinar a su gente. Se podrá pasear, alejándose hasta un kilometro de casa, o hacer ejercicio al aire libre, dentro del municipio en el que se viva.

La buena nueva se suma al alivio que significó, para unos seis millones de nenas y nenes de hasta 14 años, poder salir a dar una vuelta tal como lo hacen desde el domingo pasado.

Para las salidas permitidas a partir del 2 de mayo, el gobierno diseñó un cronograma de horarios, por edades, con el propósito de evitar que los más chiquitos, fecundos transmisores de virus, no se crucen por la calle con los mayores, la población más vulnerable ante la epidemia que España combate desde hace tres meses.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, este viernes en un encuentro con el equipo de técnicos y científicos que lo asesoran en el combate a la pandemia. /EFE

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, este viernes en un encuentro con el equipo de técnicos y científicos que lo asesoran en el combate a la pandemia. /EFE

Quienes tengan entre 14 y 70 años deberán madrugar o dejarlo para cuando empiece a anochecer: podrán salir a dar un paseo de una hora con la persona con la que conviven entre las 6 y las 10 de la mañana o entre las 20 y las 23.

Ese mismo horario estará disponible para quienes, dentro de esa misma franja de edad, deseen hacer deportes. En estos casos, la actividad podría prolongarse más de una hora y también estará permitido alejarse más de un kilometro de casa, pero sin cruzar las fronteras del propio municipio. Eso sí: es indispensable que la actividad física sea individual y respetando las medidas de distanciamiento social de dos metros.

horarios-espana

Los mayores de 70 podrán volver a recorrer las calles de sus barrios entre las 10 y de las 12 del mediodía. O entre las 19 y las 20. Si lo necesitan, podrán pasar esa hora al aire libre acompañados.

Los chicos, que les llevan a los adultos casi una semana de ventaja en salidas, seguirán haciéndolo pero en horario un poquito más acotado. Desde el domingo 26 de abril hasta este 1 de mayo, lo hicieron de 9 de la mañana a 9 de la noche. A partir del sábado podrán hacerlo entre las 12 y las 19.

Un cicilista de una empresa de delivery, este jueves, en Madrid. /AFP

Un cicilista de una empresa de delivery, este jueves, en Madrid. /AFP

Los municipios con menos de 5.000 habitantes no deberán ceñirse a estas franjas horarias.

Una peluquería en Madrid se prepara para reabrir este sábado, con nuevas mamparas de separación entre los clientes. /EFE

Una peluquería en Madrid se prepara para reabrir este sábado, con nuevas mamparas de separación entre los clientes. /EFE

El lunes 4 de mayo, fecha formal del inicio de la Fase Cero -en la que ya está el país- del plan de transición del gobierno, algunos negocios que presten servicios con cita previa podrán abrir. También los locales de comida y restaurantes pero sólo para hacer delivery.

La industria y la construcción, que aquí estuvieron paralizadas sólo las dos semanas previas al domingo de Pascua, seguirán funcionando con la recomendación de ser flexibles en el horario de ingreso y salida del personal para evitar congestionamientos, sobre todo, en el transporte público. Aunque no es obligatorio, la recomendación es usar barbijo para tomar el colectivo, el tren o el subte.

Los chicos no volverán a clase hasta el próximo año escolar que se inicia a fines del verano europeo, en septiembre.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Menos contagios

El coronavirus va perdiendo fuerzas aquí, aunque sigue contagiando: entre el jueves y el viernes, España registró 1.175 nuevos casos confirmados y 281 personas se sumaron a la lista de muertos que, desde el inicio de la emergencia sanitaria, es de casi 25.000 fallecidos.

“De una forma sostenida, desde hace varios días, tenemos más número de recuperados que contagiados -dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa-. La cifra de recuperados es de un 60 por ciento del total de personas que desde el inicio de la pandemia se han contagiado.”

Insistió, sin embargo, en que las medidas de lenta pero progresiva apertura deberán tener como marco el estado de alarma que entró en vigor el 14 de marzo y que, por ahora, durará hasta el 9 de mayo.

Personal sanitario en el acto de cierre del hospital de campaña levantado en un centro ferial en Madrid, 40 días después de comenzar a recibir sus primeros pacientes de coronavirus. /EFE

Personal sanitario en el acto de cierre del hospital de campaña levantado en un centro ferial en Madrid, 40 días después de comenzar a recibir sus primeros pacientes de coronavirus. /EFE

El presidente Pedro Sánchez ya anticipó que pedirá otra prórroga al Congreso de los Diputados. Pero el creciente descontento por parte de los partidos políticos con representación parlamentaria respecto del modo en el que el gobierno gestiona las medidas para combatir la epidemia agriaron el carácter de la oposición y hace peligrar el apoyo que Sánchez necesita lograr en el Congreso para que el estado de alarma perdure.

Por las calles de Madrid, entretanto, el clima primaveral prepara la bienvenida a los millones de vecinos de todas las edades que a partir del sábado saldrán de sus casas.

Hasta el personal sanitario, el actual foco del aumento de contagios, se permite, cada día, participar en la vereda de la ceremonia de los aplausos.

En el barrio de Vallehermoso, el Hospital Clínico San Carlos, que es público, se mira de frente con el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, que es privado. A las ocho de la noche, un cortejo de sirenas de patrullero estaciona delante de los hospitales para aplaudir al personal sanitario. Se arma como una coreografía improvisada de policías y enfermeros que salen a la Plaza de Cristo Rey y se aplauden mutuamente. El jueves, hasta hubo suelta de globos blancos y negros.

Los enfermeros aplauden con los brazos en alto a las ventanas y balcones de los edificios que rodean a los hospitales. Aplauden a la gente, dicen, por quedarse en casa. “Gracias a vosotros -grita un vecino desde el edificio- Ustedes nos están salvando.”

Madrid. Corresponsal