Joe Biden habló por primera vez de la acusación de abuso sexual: "Eso nunca ocurrió"

Internacionales
Lectura

La denuncia por un abuso presuntamente cometido por el candidato presidencial demócrata Joe Biden alteró (aún más) la vida política de los Estados Unidos, cruzada por el coronavirus

​y la campaña electoral . Una mujer acusó al rival de Donald Trump de haber agredido sexualmente hace 27 años. 

Este viernes, Biden se defendió públicamente por primera vez: "No son ciertas, eso nunca ocurrió", afirmó en un comunicado difundido en la mañana de este viernes.

Tara Reade, de 56 años, acusa a Biden de haberla agredido sexualmente en agosto de 1993, cuando él era senador y ella trabajaba para su equipo en Washington.

La mujer afirma haber estado a solas con él en esa época en los pasillos del Congreso. Sin un “intercambio de palabras”, dijo por primera vez en un podcast el 25 de marzo, la “puso contra la pared” y la “penetró con los dedos” mientras la besaba. Luego le habría preguntado si quería ir a otro lugar. Al verla alterada y ante la negativa de ir más allá, Biden le habría dicho “vamos, escuché que te gustó”. Pero como ella se negó, la dejó ir.

Biden pidió a los Archivos Nacionales que publiquen cualquier registro de la queja. "Solo hay un lugar donde podría existir una queja de este tipo: los Archivos Nacionales", dijo en el comunicado.

“El Archivo Nacional es donde se guardan los registros de lo que entonces se llamaba la Oficina de Prácticas de Empleo Justo. Solicito que la Secretaria del Senado solicite a los Archivos que identifiquen cualquier registro de la queja que ella alega que presentó y que ponga a disposición de la prensa dicho documento. Si alguna vez hubo tal queja, el registro estará allí ", agregó.

Pese a que admitió que "los detalles de estas acusaciones" son "complicados", señaló que es necesario que cualquier mensaje sea sometido "a una investigación y análisis apropiados", poniendo en cuestión la veracidad de la versión de Reade.

En este sentido, instó a los medios de comunicación a tener en cuenta las "incoherencias" de la versión de la supuesta víctima, "que ha cambiado de forma reiterada". Biden aseguró que el personal que trabajaba entonces con él no tiene constancia de los supuestos abusos.

"Como candidato presidencial, debo rendir cuentas al pueblo estadounidense. Ya hemos vivido mucho con un presidente que se cree que no es responsable ante nadie, que no asume responsabilidades por nada. Yo no soy así", añadió, consciente de que esta transparencia puede derivar en situaciones "incómodas".

Si llega a la Casa Blanca, prometió hacer de la lucha contra la violencia de género "una prioridad". "Comencé mi trabajo hace 25 años con la aprobación de la Ley de Violencia contra las Mujeres. Como presidente, estoy decidido a terminar el trabajo", concluyó.

JPE