Coronavirus en España: mientras logran controlar los contagios, la economía se hunde

Internacionales
Lectura

España está logrando frenar el coronavirus, con 1.309 nuevos casos y 268 muertes en las últimas 24 horas, pero los efectos de la pandemia sobre la

economía, con un desplome histórico del 5,2% en el primer trimestre del año, auguran una dura vuelta a la normalidad.

Con los mejores datos sanitarios registrados en casi seis semanas, como la cifra de muertos que tocó este jueves su nivel más bajo en ese período o la de curados (3.103) que duplica largamente a los nuevos infectados, la situación económica preocupa y mucho a las puertas del camino para intentar volver a la normalidad.

La caída del 5,2% del Producto Bruto Interno en el primer trimestre del año respecto al anterior a consecuencia de confinamiento por el COVID-19, según anunció este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), no tiene precedentes en España desde 1970.

Se trata además de los primeros datos negativos desde finales de 2013, al término de la recesión provocada por la crisis financiera mundial.

BANER MTV 1

El INE precisó en una nota de prensa que esta estimación provisional podría ser objeto de una revisión "de una magnitud mayor que la habitual" por la dificultad de elaborar estadísticas precisas en medio del férreo confinamiento de la población vigente desde el 14 de marzo.

España cerró 2019 con un crecimiento del 2% de su PBI.

Comercios cerrados en el centro de Barcelona. El coronavirus produjo un fuerte golpe en la economái. /BLOOMBERG

Comercios cerrados en el centro de Barcelona. El coronavirus produjo un fuerte golpe en la economái. /BLOOMBERG

Pero el Banco de España prevé para 2020 una caída "sin precedentes en la historia reciente", con una contracción de entre un 6,6% y un 13,6% de la cuarta economía de la zona euro.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) auguró por su parte una contracción del 8% de la economía española para este año.

"Estamos ante en una situación económica y social gravísima", reconoció el miércoles el presidente del gobierno de coalición de centroizquierda, Pedro Sánchez, en una sesión de control en el Congreso de los Diputados.

La tasa de desempleo, ya de por sí elevada, escaló al 14,4% en el primer trimestre, mientras sectores clave de su economía como el de servicios se han visto especialmente afectados por el coronavirus, y podría llegar al 20,8% para fines de año, según el FMI.

"La recesión en 2020 es inevitable. (...) Y el rebote en 2021 será insuficiente para recuperar todo lo perdido durante la crisis", estimó un informe del BBVA Research publicado este miércoles.

"Esta recuperación estará limitada por la destrucción de empleo y por la exposición de la economía a sectores que estarán especialmente afectados por las restricciones de movimiento y distanciamiento social", como el turismo, que representa el 12% del PBI español, continuó el informe.

"La alta proporción de empresas pequeñas en el tejido productivo español y el alto peso del empleo temporal son vulnerabilidades adicionales", agregó.

El consumo de los hogares cayó en 4,3 puntos porcentuales en el primer trimestre, según el INE.

Además, el grupo bancario BBVA, el segundo de España y con una presencia muy importante en América, cerró el primer trimestre con las mayores pérdidas de su historia, de 1.792 millones de euros, tras hacer importantes provisiones por el impacto del coronavirus en España y sanear con casi 2.100 millones la pérdida de valor de su filial en Estados Unidos.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

El gobierno ya contaba con este escenario, como explicó en rueda de prensa el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en tanto que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señaló que las previsiones de organismos internacionales señalan que la coyuntura económica mejorará a partir del tercer trimestre.

Esto es así, siempre y cuando la tendencia positiva de la pandemia se mantenga y no haya un nuevo repunte de casos, como recordó el epidemiólogo Fernando Simón, portavoz del Ministerio de Sanidad para la pandemia, en su comparecencia diaria para analizar los datos.

Tendencia positiva

El total de muertes por coronavirus alcanza ya los 24.543, mientras que los contagios suman 213.435, aunque los pacientes que se han recuperado de la enfermedad ascienden en total a 112.050.

La tendencia positiva de la pandemia se aprecia en que el incremento de nuevos casos positivos es de sólo el 0,6 por ciento, mientras que seis de las 17 regiones españolas no registraron ningún ingreso en unidades de cuidados intensivos de hospitales, y otras cinco solo tuvieron un único ingreso.

Sin embargo, España mantiene un "riesgo importante" de recaída y de volver a colocar en una situación crítica al sistema sanitario, advirtió Simón.

El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, en conferencia de prensa este jueves. /EFE

El ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, en conferencia de prensa este jueves. /EFE

"Ojo a posibles rebrotes porque en todos los países en los que ha habido una transición ha habido algún episodio" de ese tipo, señaló también el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una comparecencia en el Congreso.

Illa precisó que el plan para salir del confinamiento y regresar a la vida normal ideado por el gobierno se fundamenta en la premisa de que no hay tratamiento ni vacuna, por lo que "puede haber un rebrote y hay que estar preparados".

Ambulancias estacionadas frente a un hospital de Madrid, este jueves. /AP

Ambulancias estacionadas frente a un hospital de Madrid, este jueves. /AP

En esa vuelta a la normalidad, las autoridades sanitarias colocan a las regiones de Madrid y Cataluña en un punto de partida "más complicado" que el resto, ya que ambas totalizan más de la mitad de los nuevos casos de este jueves.

Por ello "es posible que se retrase la toma de medidas en estas dos", explicó Simón, aunque aclaró que, no obstante, todo dependerá de la evolución de la epidemia.

La reducción de las cifras contagios y muertes por coronavirus permitió al gobierno anunciar una relajación parcial de las rígidas normas de confinamiento de la población a partir del próximo sábado, cuando se podrá salir a dar paseos o realizar ejercicio físico, aunque manteniendo la distancia social.

Además, el lunes comenzarán a reanudarse algunas actividades comerciales, como restaurantes que abren sólo para vender comida para llevar, o pequeños comercios y peluquerías, pero siempre con cita previa.

Algunos de los grupos hoteleros más grandes de España anunciaron que no reanudarán la actividad en las condiciones planteadas por el Gobierno, ya que creen que las limitaciones suponen abrir para perder dinero, posición que apoyan muchos propietarios de bares y restaurantes.

Fuente: EFE y AFP