Coronavirus hoy: de aquella "gripecita" a una enfermedad que avanza por todo el cuerpo

Internacionales
Lectura

“El Covid produce un cuadro respiratorio que, en principio, es lo que la mayor parte de los casos muestra. Pero sabemos también que se pueden ver afectados muchos otros órganos”. Así

respondía día atrás a Clarín el epidemiólogo Fernando Simón, director del Centro de Gestión de Alertas y Emergencias Sanitarias de España. El lunes, las autoridades sanitarias del Reino Unido informaron sobre una nueva enfermedad inflamatoria que afecta a chicos de todas las edades y que podría estar relacionada con la COVID-19. Y la semana pasada, trascendió un estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario de Zurich (Suiza) que va en la misma dirección.

En otras palabras, Covid-19 --la enfermedad que produce el nuevo coronavirus surgido en un mercado de carne silvestre para consumo humano en Wuhan, China, a fin de 2019--, no es una "gripecita" como llegó a decir algún gobernante. Es una enfermedad que va mucho más allá y puede afectar al cuerpo entero desde la cabeza a los pies.

En un extenso informe publicado este lunes por el diario español ABC, se destaca que el coronavirus, es mucho más que una infección respiratoria. Causa infartos, crisis epilépticas, ictus, daños renales... y la lista sigue.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Ya el estudio de los investigadores del Hospital Universitario de Zurich (Suiza) publicado en la revista The Lancet intenta explicar cómo la enfermedad, pese a ser considerada principalmente un síndrome respiratorio, también causa numerosos problemas cardiovasculares y fallas de diversos órganos vitales.

BANER MTV 1

Las mucosas, puerta de entrada

Enfermeros toman la temperatura a una persona en Suiza. / EFE

Enfermeros toman la temperatura a una persona en Suiza. / EFE

Según escribe ABC, el coronavirus utiliza las mucosas –ojos, boca y nariz- como puerta de entrada. Cuando una persona infectada expulsa gotitas al estornudar, hablar o toser, basta con que alguien cercano las inhale para que el Covid-19 invada un nuevo organismo. En las mucosas encuentra las mejores condiciones para su multiplicación y supervivencia. Allí las células son ricas en una enzima (ACE2) que es la llave utilizada para entrar.

Una vez dentro, el virus secuestra la maquinaria celular haciendo innumerables copias de sí mismo e invadiendo nuevas células. Durante la primera semana, la enfermedad no da la cara o aparecen síntomas menores, así como pérdida de olfato y gusto.

Si las defensas naturales del organismo no vencen al virus durante esta fase inicial, el virus desciende por la tráquea para atacar los pulmones donde los alvéolos, esos pequeños sacos del árbol respiratorio también son ricos en la enzima ACE2.

Los pulmones y más allá​

Cómo afecta el coronavirus a nuestro cuerpo

Siempre según el informe de ABC, el daño pulmonar fue lo primero en describirse porque las manifestaciones más comunes eran respiratorias. Esa era la "zona cero".

Pero a medida que llegaban casos a los hospitales se empezó a entender que el daño podría ser general y, sobre todo, diferente en cada paciente. De la misma manera que algunas personas eran capaces de lidiar con la infección sin apenas enterarse, otros acababan en Terapia Intensiva, debatiéndose entre la vida y la muerte, y lo hacían con manifestaciones muy diversas.

Aún no ha dado tiempo a elaborar grandes estudios, pero la experiencia de esta primera oleada de casos ha mostrado que el pulmón no es el único objetivo.