Coronavirus en México: el crimen organizado ocupa el vacío que deja el Estado

Internacionales
Lectura

La gente suele brindar aplausos y gritar de alegría, reaccionando con agradecimiento, ante este gesto benevolente de los grupos fuera de la ley. Pero las organizaciones criminales también han mostrado su

otra vocación, la violenta, para imponer la cuarentena y obligar a la gente a resguardarse dentro de sus viviendas en tiempos de coronavirus en México​.

Por ejemplo, en diversos lugares públicos del estado sureño de Guerrero, colocaron pancartas en las que amenazaron con "levantar" (secuestrar) a quienes violen el aislamiento social y salgan a la calle De acuerdo con videos difundidos por las redes sociales, en la localidad de Teleolapan, también en Guerrero, algunas personas fueron golpeadas por desconocidos con palos por salir de sus viviendas y no cumplir con la instrucción de quedarse en casa.

En Tecpan, otra población de esta provincia, uno de los epicentros de la violencia que azota al país desde hace 13 años y arroja unos 280.000 muertos y más de 60.000 desaparecidos, convoyes de hombres armados recorren las calles para vigilar que la cuarentena sea escrupulosamente acatada.

Además, en este lugar se impuso un toque de queda desde las 18 horas, bajo la advertencia de que quien no se ajuste a la medida será "tableado" (golpeado).

BANER MTV 1

En el norteño estado de Sinaloa, se ordena en un video divulgado por Internet a la gente quedarse en su vivienda por órdenes de "los chapitos", los hijos de "El Chapo" Guzmán "A las 10 de la noche, por favor, adentro de sus casas. No estamos jugando. No es juego", se oye una voz en uno de los mensajes, en el cual se advierte que quienes no acaten las medidas, serán víctimas de los "justicieros" que a nombre de "Los Chapitos", usarán otros métodos para hacerlos entrar en razón Por si alguien dudara de estas amenazas, en otro video un hombre, que yace en el suelo, se retuerce de dolor, rodeado por tres personas con fusiles automáticos y chalecos antibalas que lo golpean con tablas en la espalda y las nalgas.

La víctima, casi desnuda, suplica que se detengan pero los agresores lo siguen golpeando por haber violado la cuarentena. "Los sicarios que con una mano sonríen y regalan despensas, con la otra sostienen una tabla con la que golpean y se ríen de ti", señaló el periodista local de Sinaloa Oscar Balderas.

Fuente: ANSA