Coronavirus en España: desde el próximo sábado se podrá salir a pasear y hacer ejercicio

Internacionales
Lectura

Una hora y media después del cacerolazo que corearon los balcones de varias ciudades en protesta al modo en el que está gestionando la crisis sanitaria que llora a más de

23.000 muertos por la epidemia de coronavirus​, el presidente Pedro Sánchez dio a los españoles una buena noticia: a partir del sábado próximo se podrá salir a pasear y a hacer actividad física.

“Si la evolución de la pandemia prosigue en un sentido positivo como lo está haciendo hasta ahora, a partir del 2 de mayo se permitirá la salida para realizar actividad física individual y paseos con las personas con las que convivimos, siempre en las condiciones que nos marquen las autoridades sanitarias”, dijo Sánchez.

El anuncio se suma al permiso que los chicos de hasta 13 años tendrán para romper el confinamiento, durante una hora y hasta a un kilómetro de casa, a partir de este domingo.

Como todos los fines de semana desde el 14 de marzo, cuando decretó el estado de alarma para todo el país,  Sánchez habló a la ciudadanía y confirmó que durante todo el mes de mayo España comenzará a poner en remojo la rigidez de la cuarentena para encaminarse a una apertura. Para entonces, los españoles habrán pasado ya ocho semanas de “quedate en casa” forzoso.

BANER MTV 1

“Mañana (por el domingo) entrará en vigor una nueva prórroga del estado de alarma por otros quince días. Se mantendrá la regla general del confinamiento, pero empezaremos, desde mañana mismo, a introducir pequeños alivios en las restricciones que venimos padeciendo”, dijo el presidente socialdemócrata.

La famosa Plaza Real, de Barcelona, desierta por la cuarentena. /DPA

La famosa Plaza Real, de Barcelona, desierta por la cuarentena. /DPA

Sánchez habló de un plan de desescalada para volver a lo que él llama una nueva normalidad, “que va a regir nuestras vidas hasta que dispongamos de un remedio terapéutico, o también de una vacuna, que nos proteja de forma completa contra el virus”, señaló.

“Quiero ser muy claro en este punto: debemos ser muy prudentes porque no disponemos de un manual infalible. No hay una hoja de ruta definida. Estamos enfrentándonos a algo desconocido. No hay ningún país del mundo que haya completado un proceso de desescalada hacia esa nueva normalidad en la que nos vamos a desenvolver cuando tengamos controlado a la epidemia", aclaró el jefe de gobierno.

Un hombre sentado en un banco en una avenida vacía en el centro de Barcelona, este sábado. /AP

Un hombre sentado en un banco en una avenida vacía en el centro de Barcelona, este sábado. /AP

Respecto de cómo será la transición en la que España invertirá todo mayo, Sánchez la describió como “gradual”, “asimétrica” y “coordinada”.

“A diferencia de lo que aún sucede en esta primera etapa de confinamiento general, en la desescalada, no avanzaremos todos a la misma velocidad, pero sí lo vamos a hacer con las mismas reglas”, dijo Sánchez para ahuyentar los variados planes de apertura que distintas comunidades autonómicas ya están haciendo circular por cuenta propia.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

“¿Qué significa gradual? Que no vamos a recuperar de golpe toda la actividad y toda la movilidad social, sino que lo vamos a hacer por etapas -aclaró el presidente-. Tanto en lo que se refiere a la reapertura de los comercios como a la restauración; tanto en las actividades de ocio, de turismo, de cultura; tanto en las actividades religiosas como en los deportes.”

Los españoles ya lo habían escuchado decir que el desconfinamiento podría no ser homogéneo para todo el país: “Esta transición hacia esa nueva normalidad será asimétrica -insistió-. Es decir, dependerá del territorio en el que uno viva. La epidemia se ha extendido de forma dispar. Hay zonas muy afectadas vecinas de otras donde el virus da la impresión de haber pasado de largo. Y, por tanto, la desescalada, además de ser gradual, tiene que ser asimétrica, diferenciada en función de los territorios sobre los cuales actuemos.”

El plan, que Pedro Sánchez presentará y aprobará en su reunión de gabinete del martes, subraya que el desconfinamiento se llevará a cabo con los mismos criterios en todo el país: “La desescalada tiene que ser coordinada -dijo-. Es decir, se regirá por unas mismas reglas, aunque se apliquen velocidades diferentes y en espacios distintos. Todo el proceso de desescalada se regirá por un mismo cuadro de mandos integral para el conjunto del país.”

En su discurso, el presidente del gobierno de coalición que integran el PSOE y Unidas Podemos no esquivó sutilezas hacia los sectores más críticos a su gestión, en especial a la oposición y el resto de partidos políticos que, a desgano, votaron a favor de la prolongación del estado de alarma que comienza el 27 de abril y durará hasta el 9 de mayo.

“Estamos viviendo la mayor convulsión de nuestras vidas y nadie estaba preparado para afrontarla -apeló a la sensibilidad Sánchez-. Pero lo importante es evitar un error: el mayor de los errores, el error de la división y del enfrentamiento”.

Madrid. Corresponsal