Coronavirus en Bolivia: los candidatos, entre la cuarentena y la necesidad de mostrarse activos

Internacionales
Lectura

La pandemia de coronavirus​ ha desafiado a los candidatos presidenciales de Bolivia a captar preferencias por modos menos habituales, mediante las redes sociales, y sostener

una imagen activa en lo público, en el marco de un proceso electoral suspendido y unas elecciones ahora sin fecha definida.

Las ocho fuerzas políticas habilitadas para los comicios de 2020, que reemplazan a las frustradas elecciones del año pasado, afrontan esta etapa de parálisis electoral de formas distintas, entre la actividad plena, la necesidad de mantenerse visibles y las que han decidido desaparecer de la escena.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, de la alianza Juntos, es la candidatura más aventajada y la que ha sabido aprovechar la gestión del Ejecutivo transitorio ante la pandemia y plasmarla como una campaña directa, según coincidieron en señalar la exministra Marianela Paco, del gobierno de Evo Morales, y la politóloga Jimena Costa, apartada del partido de Áñez.

Paco dijo a la agencia EFE que el partido que sostiene al gobierno interino "ha generado politización, dirigida hacia el MAS", el Movimiento al Socialismo de Morales, "y un escenario de desventaja respecto a los otros siete partidos políticos" durante la cuarentena que rige por el coronavirus.

BANER MTV 1

Las acciones del gobierno, que asumió en noviembre pasado tras la precipitada renuncia de Evo Morales en medio de violentas protestas y denuncias de fraude en las elecciones de octubre, han tomado más importancia con las restricciones de circulación y con las instituciones gubernamentales orientadas a difundir su gestión y desplazar de la agenda temas considerados menos importantes, como los comicios.

Por su parte, Costa declaró a EFE que el Ejecutivo transitorio sostiene una campaña "directa", cuando no solo informa de lo que está haciendo ante la pandemia, sino que lo aprovecha para resaltar "lo grandiosa que es la presidenta", haciendo uso de recursos públicos como se cuestionaba antes a Evo Morales.

La campaña del MAS

El Movimiento al Socialismo de Morales, que según las encuestas iba primero con una preferencia de alrededor del 35 por ciento del voto, "ha priorizado la vida y ha hecho un repliegue de todos los actos de campaña", remarcó la ex ministra.

En el MAS, que ha pedido elecciones lo antes posible, también está la consciencia de que finalizada la cuarentena será difícil sostener una campaña con concentraciones y aglomeración de masas, propio de su estilo, dadas las medidas preventivas de distanciamiento social que podrían aplicarse.

El ex ministro de Economía Luis Arce, candidato del MAS. /EFE

El ex ministro de Economía Luis Arce, candidato del MAS. /EFE

En ese escenario, su candidato presidencial, el ex ministro de Economía Luis Arce, participa en entrevistas en medios populares y mantiene alguna exhibición en redes sociales que le valió críticas del gobierno interino.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Sin embargo, aquellos intentos de Arce de aparecer eventualmente en el debate público se deben a que "está incapacitado de dar opinión sobre gestión pública" por las contradicciones en las que puede entrar cuando al criticar las acciones del gobierno interino se le recriminan las omisiones de la gestión de su partido cuando gobernaba, según Costa.

Mensajes en las redes

El ex presidente Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, ha optado por mantenerse visible ofreciendo entrevistas y emitiendo por Facebook una serie de documentales históricos de su etapa de periodista.

El también ex mandatario Jorge "Tuto" Quiroga, de Libre 21, se ha mostrado activo, abriendo una tribuna en conversatorios que emite regularmente por redes sociales desde su casa.

Mientras que el candidato Luis Fernando Camacho, de la alianza de derecha Creemos, ha tenido apariciones mucho más modestas.

El ex presidente Carlos Mesa hace campaña por las redes sociales. /AP

El ex presidente Carlos Mesa hace campaña por las redes sociales. /AP

Para Costa, esas estrategias no influirán en "réditos" para sus campañas, mientras que Paco sostiene que esa actividad muestra la gran desventaja de estos candidatos ante la figura de la presidenta interina Áñez.

En tanto, los aspirantes de fuerzas más pequeñas, como el Frente para la Victoria (FPV), Partido de Acción Boliviana (PAN-Bol) y Acción Democrática Nacionalista (ADN) se han mantenido casi invisibles en los medios y también en las redes sociales.

"Son candidaturas ni siquiera secundarias, son residuales", aseguró Costa, por lo que debieran "repensar sus candidaturas" y retirarse, al ser "intrascendentes".

El organismo electoral de Bolivia suspendió las elecciones presidenciales que debían celebrarse este 3 de mayo, previa evaluación de la situación de la pandemia en el país, y plantea que se celebren a partir de junio, pero aún no hay nueva fecha. 

Por Gabriel Romano, agencia EFE