Coronavirus en Uruguay: detectan más de 80 infectados en un crucero australiano anclado en Montevideo

Internacionales
Lectura

Más de 80 personas a bordo de un crucero australiano, amarrado en Montevideo, tienen coronavirus, según un comunicado de la empresa que opera el buque difundido este lunes.

"De los 126 resultados que se procesaron hasta la fecha de casos sospechosos: 81 pasajeros/personal/tripulantes dieron positivo para covid-19", señaló la firma australiana Aurora Expeditions, al tiempo que indicó que todavía quedan 90 resultados pendientes, los cuales se conocerán entre las próximas 12 y 24 horas.

Desde el Ministerio de Salud Pública uruguayo (MSP), una fuente dijo a la AFP que "por lo menos 60" de las 216 personas que viajan a bordo del buque, llamado Greg Mortimer, dieron positivo al coronavirus, pero reconoció que es probable que la cifra aumente, es que durante esta madrugada se procesaban más tests de diagnóstico.

Hasta ahora, el gobierno uruguayo permitió descender a seis pacientes con "riesgo de vida". Según medios locales, se trata de tres australianos, dos filipinos y una británica. Pero el resto de los pasajeros y tripulación siguen confinados en el barco anclado a 20 km del puerto de Montevideo desde hace casi diez días.

En el marco de la tradición de la ayuda humanitaria del Uruguay, el equipo de salud brindó asistencia a las personas a bordo de buque Greg Mortimer, que se encuentra en aguas territoriales, utilizando el equipo de bioseguridad correspondiente. pic.twitter.com/hcXGcS7NxX

— MSP - Uruguay (@MSPUruguay) April 5, 2020

"Sabemos que hay un porcentaje relativamente elevado de personas infectadas, pero solamente seis requirieron ser trasladadas a hospitales de Montevideo porque corrían riesgo de vida", aseguró el canciller uruguayo Ernesto Talvi el domingo por la noche en declaraciones al canal 10 local.

Así trasladaban a una de las pasajeras infectadas en el crucero australiano. Foto: AFP

Así trasladaban a una de las pasajeras infectadas en el crucero australiano. Foto: AFP

Para el resto, "no portadores de coronavirus, asintomáticos o con síntomas leves", el gobierno evalúa crear "un corredor humanitario" que les permita abordar un avión rumbo a Australia.

"Estamos en conversaciones con el gobierno australiano para tratar de que este vuelo pudiera realizarse de la manera más rápida posible", dijo.

La mayoría de los pasajeros a bordo son australianos, ingleses y neozelandeses y quedaron embarcados mar adentro luego de que el MSP y la Cancillería les negaran el permiso para desembarcar.

🔴 AHORA: Lancha “Isla de Flores evacuó con éxito una tercer pasajera británica del crucero “Greg Mortimer” con neumonía en ambos pulmones y síntomas de COVID-19. Fue trasladada al H. Británico ⚓️🇺🇾 pic.twitter.com/G0TH9WupKs

— Armada Uruguay (@Armada_Uruguay) April 4, 2020

No obstante, el gobierno envió el domingo al crucero a un grupo de médicos y personal de laboratorio uruguayos para realizar los hisopados y brindar asistencia médica a quienes lo requirieran.

Sebastián Yancev, uno de los 21 profesionales de la salud que asistió al buque, explicó este lunes que la alta tasa de contagio en su interior podría deberse a errores en las primeras medidas tomadas por el crucero, como aislar a grupos de personas entre quienes había pacientes asintomáticos.

"Cuando abríamos las puertas de los camarotes teníamos personas que eran negativas con pacientes que a la larga fueron positivos, esa fue nuestra primera sorpresa", declaró el médico al Canal 4 de Montevideo.

Dadas las condiciones cerradas de los camarotes, "ya asumimos que si bien esas personas eran negativas, la posibilidad de que desarrollen los síntomas es altísima".

En cuanto al primer foco de contagio, Yancev opinó que es probable que se manifestara en Ushuaia, desde la cual el buque zarpó el 15 de marzo.

"Parece que la tripulación en Ushuaia tuvo un descanso. Ellos mismos presumen que (el contagio) pudo haber sido en ese momento, porque en Ushuaia hay mucho trasbordo de pasajeros de muchas nacionalidades a diferentes buques".

En tanto, Karina Rando, médica del equipo de coordinación del MSP, explicó que de ahora en más el seguimiento de los positivos se hará a distancia. "Cada paciente tiene en su celular el número telefónico al cual se tiene que comunicar si tiene algunos signos de alarma", declaró a la prensa.

"Hay muchos pacientes mayores de 70 años, algunos de ellos tienen comorbilidades, enfermedades cardíacas, pulmonares. Esos pacientes pueden descompensarse mañana aunque hoy los hayamos visto bien", añadió.

Fuente: AFP