Coronavirus en Estados Unidos: Nueva York considera la posibilidad de una fosa común en un parque de la ciudad para las víctimas del virus

Internacionales
Lectura

Las autoridades de la ciudad de Nueva York están empezando a preparar planes de contingencia escalofriantes para el caso de que las muertes por el estallido de

target="_blank" href="https://www.clarin.com/tema/coronavirus.html" alt="coronavirus" title="coronavirus" target="_blank">coronavirus superen la capacidad de las morgues: enterrar transitoriamente a los muertos en uno de los parques públicos de la ciudad.

Mark Levine, presidente del Comité de Salud del Consejo de la Ciudad, dijo que la jefatura de medicina forense está estudiando la posibilidad de crear fosas comunes provisorias en un parque público, ante la eventualidad de que las muertes por la epidemia de coronavirus excedan pronto la capacidad de las morgues de la ciudad y de los hospitales. Levine se negó a decir qué parque se estaba considerando y solo señaló que probablemente debiera ser uno grande, "fuera del tránsito del público".

El lunes el intendente Bill de Blasio afirmó que aún no se había puesto en marcha ningún plan de este tipo, aunque reconoció que estaba en estudio.

"Si necesitamos efectuar entierros temporales para poder atravesar la crisis y luego trabajar con cada familia en sus disposiciones pertinentes, tenemos la capacidad de hacerlo", sostuvo, y añadió: "Es muy posible que debamos realizar entierros transitorios para poder más adelante responder a cada familia”.

La oficina forense informó en una declaración: "Estamos planeando todas las posibilidades, pero no se ha tomado ninguna decisión al respecto y por el momento todavía hay una capacidad adecuada".

Sin embargo, Levine dijo en una entrevista: "Definitivamente esto no está ahora en una etapa hipotética. Creo que es justo decir que nos estamos movilizando para llevarlo a cabo".

En una de sus publicaciones en Twitter, Levine señaló que los cuerpos podrían ser colocados en "trincheras cavadas para 10 ataúdes en fila".

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

"Se hará de manera digna, ordenada y provisional", escribió.

La semana pasada, la oficina forense despachó 45 nuevos remolques refrigerados para los hospitales de la ciudad que habían empezado a informar que sus morgues internas se estaban colmando. La entrega de las unidades de congelamiento móviles se hizo como parte de un plan —el "Plan para muertes dentro y fuera del hospital por brote de gripe pandémica"— que el departamento forense viene utilizando para hacer frente al fuerte aumento en la cantidad de cadáveres.

Levine dijo que los planes para el posible empleo del "entierro provisorio" se habían trazado como parte de ese plan. Señaló que la ciudad debía enfrentar la realidad de que "en gran medida el sistema de entierro tradicional se ha paralizado".

"Ahora dependemos de los freezers para guardar los cadáveres, pero esa capacidad está casi totalmente agotada", explicó, y describió el entierro temporal como "esencialmente una extensión del sistema de congelamiento".

En los últimos días, el virus ha triplicado el número de gente que muere en la ciudad en comparación con un día normal.

No sólo mueren cientos de personas en los hospitales, sometiendo a presión sus morgues, sino que está explotando la cantidad de las que mueren en sus casas, según indicó Aja Worthy Davis, portavoz de la oficina forense. Antes de la pandemia, agregó, las muertes en el hogar oscilaban entre 20 y 25 por día. Ahora, el promedio es de unas 200, dijo.

Levine mencionó que los posibles sitios para entierros masivos serían un parque de la ciudad o la Isla Hart, en el condado del Bronx, donde se suele recurrir a los reclusos de la prisión de la Isla Rikers para enterrar a indigentes en el cementerio de pobres.

Hart Island plantea problemas logísticos porque es inaccesible y se trata de una instalación de seguridad protegida del Departamento Correccional, por lo que hay limitaciones en cuanto a quién puede ir hasta allí y bajo qué circunstancias, sostuvo Levine.

Al preguntársele sobre la capacidad de la ciudad para ubicar a los muertos, De Blasio respondió: "No quiero entrar en detalles porque no me parece que sea algo positivo para hablar en público, pero tenemos la capacidad que necesitamos".

Por Alan Feuer. The New York Times