Coronavirus en Gran Bretaña: Boris Johnson fue internado por precaución ante "síntomas persistentes" de la enfermedad

Internacionales
Lectura

El primer ministro británico, Boris Johnson, fue ingresado en un hospital como medida de "precaución" ante los "síntomas persistentes" provocados por el COVID-19, anunció este domingo un portavoz

de Downing Street.

"Siguiendo el consejo de su médico, el primer ministro fue ingresado esta noche en el hospital para hacerse pruebas", indicó. Además, explicó que la medida se adoptó por precaución porque Johnson continuaba teniendo síntomas persistentes de coronavirus.

Johnson, agregó la portavoz, "agradece al personal del NHS (Servicio Nacional de Salud Británico) por el increíble trabajo duro que están haciendo e insta a la población a continuar siguiendo la recomendación del gobierno de quedarse en casa, proteger al NHS y salvando "vidas humanas".

Johnson se comunicó por Twitter para agradecer a los británicos que respetan la cuarentena, pero también para advertir a aquellos que, aprovechando el fin de semana de primavera, continúan violando las indicaciones del gobierno. "Sé que es difícil, pero solo si todos trabajamos juntos y seguimos las instrucciones venceremos al coronavirus", agregó Johnson.

El ministro de Salud, Matt Hancock ,recordó que "tomar el sol" en los parques no está permitido y amenazó, si estos comportamientos continúan, con prohibir también el ejercicio diario -por ahora- autorizado en el Reino Unido.

Johnson, de 55 años, informó de que había dado positivo por el nuevo coronavirus el pasado día 27 de marzo y ha permanecido aislado desde entonces en su residencia oficial en Londres. Una semana después de conocer que estaba enfermo, tras su cuarentena recomendada de siete días, anunció que prolongaría su reposo por otra semana y ahora fue internado.

Reino Unido creció exponencialmente en contagios y el número de muertes por coronavirus sumó 621 fallecimientos en las últimas 24 horas, lo que elevó el número de decesos a 4.934, según los últimos datos actualizados del ministerio de Salud. Las infecciones registraron un pico récord saltando de 41.903 a 47.806, unas 5.903 más este domingo.

En tanto, como en los días de la Segunda Guerra Mundial, cuando fue mecánica de ambulancia, la reina Isabel se puso al frente de su país como jefa de estado y por cuarta vez en todo su reinado de 66 años usó la cadena nacional para dirigirse a sus súbditos.

“Yo estoy hablando a ustedes en un momento en que yo sé que hay desafíos mayores. Un tiempo de interrupción en la vida de nuestro país: una disrupción que ha traído duelo a algunos, dificultades financieras para todos y enormes desafíos a la vida diaria de cada uno de nosotros”, dijo la soberana.

El discurso de la reina fue extraordinariamente inusual: salvo en su saludo de Navidad anual, que escucha el país el día 25 de diciembre, solo habló a sus súbditos durante la Guerra del Golfo, la muerte de la princesa Diana y de su madre, la reina Madre y para marcar su DiamondJubilee en su reinado.

Fuente: agencias.