Coronavirus en España: Pedro Sánchez prolonga el estado de alarma pero admite que no será suficiente

Internacionales
Lectura

Como viene haciendo desde hace cuatro fines de semana, Pedro Sánchez habló a toda España este sábado para anunciar que volverá a solicitar al Congreso que lo autorice a prolongar, una

vez más, el estado de alarma que mantiene a los 47 millones de españoles confinados en sus casas desde el 14 de marzo.

Confesó, además, que no será la última vez: “Les anunció que vendrán más días de estado de alarma”, dijo el presidente sobre las medidas con las que intenta frenar el avance del coronavirus.

España sumó este sábado la cifra diaria más baja de muertos por Covid-19 en una semana: siguen siendo cientos de vidas para lamentar, pero el gobierno lee como una señal alentadora que en las últimas 24 horas las personas fallecidas que se suman a las casi 12.000 que murieron desde que se desató la epidemia aquí hayan sido 809.

Los contagios diarios también disminuyen: en total son casi 125.000, sólo un 6 por ciento más que el día anterior.

“Siguiendo las recomendaciones de los expertos les anuncio que el Consejo de Ministros del próximo martes solicitará de nuevo la autorización del Congreso de los Diputados para prorrogar por segunda vez el estado de alarma, desde el 12 de abril hasta las 24 horas del sábado 25 de abril”, dijo.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Sánchez adelantó que la prórroga del confinamiento no incluirá esta vez a aquellas actividades económicas consideradas no esenciales que el gobierno frenó hasta después de Semana Santa otorgando a sus trabajadores un permiso retribuido recuperable: días de confinamiento en sus casas sin que se les descuenten para compensar luego, desde que España recupere la normalidad y hasta fin de año, las horas no trabajadas.

Agentes de la Policía Nacional aplauden al personal sanitario del Hospital 12 de Octubre de Madrid, este sábado, como cada día a las 8 de la noche, por su trabajo durante la crisis de coronavirus./ EFE

Agentes de la Policía Nacional aplauden al personal sanitario del Hospital 12 de Octubre de Madrid, este sábado, como cada día a las 8 de la noche, por su trabajo durante la crisis de coronavirus./ EFE

Esta medida, por la que le llovieron cascotes de diversos ámbitos, tendía a disminuir aún más el movimiento en el país y lograr que, durante 15 días, los desplazamientos fueran mínimos y parecidos a los de un fin de semana. Es, según el Palacio de la Moncloa, el empujón final que España necesita para ingresar en la meseta de contagios de la epidemia en la que está entrando.

Pero las comunidades autónomas, la oposición y los grupos empresarios le reprocharon no haberlos consultado previamente.

“Lo que vamos a prorrogar es el estado de alarma de hace 15 días, no la medida extraordinaria”, aclaró el presidente.

Y confesó que el confinamiento no terminará el 25 de abril. “Van a ser más de 15 días -sinceró-. ¿Por qué entonces no solicito un estado de alarma de un mes o de dos meses? Porque soy muy consciente de que estoy creando un precedente. ¿Dentro de tres semanas, habrá acabado todo? No. ¿Significará que tendremos el mismo estado de alarma? Tampoco.”

“Una vez sobrepasado el pico (de la epidemia), apenas dobleguemos la curva, debemos estar listos para la desescalada, que es una transición para regresar a nuestra cotidianidad -dijo Sánchez-. Cuando se inicie el descenso de contagios: si la subida ha sido dura, despiadada, no será más suave el descenso. No podemos permitirnos relajar la tensión.”

Llamado a un acuerdo político

El presidente del primer gobierno de coalición que tiene España, una alianza entre el histórico PSOE y el populista Unidas Podemos que está por cumplir tres meses en el poder, convocó a todos los partidos políticos para reeditar los acuerdos históricos que durante la transición permitieron a España superar la gran crisis de finales de los 70.

“Deberemos pasar a una unidad mucho más fuerte y más compacta. Algo que ya hizo nuestro país hace más de cuatro décadas, en eso que saben sobre todo los ciudadanos más veteranos, los de más edad, que son los Pactos de la Moncloa, cuando España logró conjurar gravísimas amenazas de nuestra economía y de nuestra democracia -agregó Sánchez-. Todos los partidos políticos, con independencia de su ideología, vamos a trabajar en unos nuevos Pactos de la Moncloa para relanzar y reconstruir nuestra economía y también el tejido social.”

Una víctima de coronavirus es enterrado este sábado en el cementerio de la Almudena en Madrid. /EFE

Una víctima de coronavirus es enterrado este sábado en el cementerio de la Almudena en Madrid. /EFE

España insiste en que, en la era Covid, Europa debe actuar en bloque más que nunca: “Es evidente que en la Unión Europea estamos en un punto de inflexión. Lo que no sabemos es cuál es su dirección -opinó Sánchez-. Si la Unión Europea existe es, precisamente, para hacer frente desde un punto de vista común y conjunto a este tipo de crisis. Lo hicimos después de la Segunda Guerra Mundial. Nos estamos jugando la fortaleza o el debilitamiento de la Unión Europea. España no va a renunciar a los eurobonos. Esta deuda, esta crisis económica y su impacto en nuestras cuentas públicas tiene que ser común e interesado”.

El presidente del gobierno llamó este sábado por la mañana a los principales líderes políticos del país para adelantarles su intención de prolongar el estado de alarma.

“He recibido la llamada de Pedro Sánchez para informarme que solicitará al Congreso la prórroga del estado de alarma -comentó el líder de la oposición, Pablo Casado-. Le he vuelto a transmitir el apoyo del Partido Popular para las medidas de contención contra el coronavirus. La lealtad y la unidad exigen eficacia y transparencia.”

Mientras avanza su embarazo en confinamiento, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas confirmó: “He hablado con Pedro Sánchez. Desde Ciudadanos apoyamos la prórroga del estado de alarma y pedimos al gobierno que impulse además unos nuevos Pactos de la Moncloa. Si consensuamos todas las medidas sanitarias y económicas seremos más eficaces y fuertes frente al Covid-19”.

Santiago Abascal, presidente de Vox, el partido de ultraderecha que representa la tercera fuerza política en el Parlamento, se negó a atender la llamada de Pedro Sánchez: “De este gobierno sólo esperamos su dimisión”.

Madrid. Corresponsal