Coronavirus: ¿cuál es el último lugar donde no contagiarse?

Internacionales
Lectura

Parece que fue hace siglos, pero hasta el 12 de enero pasado (hace menos de tres meses), los casos de coronavirus estaban confinados solamente en China. A la distancia,

el resto del mundo miraba el escenario de infectados, barbijos y cuarentena como una suerte de película remota que nada tenía que ver con ellos.

Todo eso cambió el 13 de enero, cuando se reportaron los primeros casos en Tailandia. Al poco tiempo le seguirían Japón, Corea del Sur, Filipinas y Estados Unidos, en efecto poniéndole fin a la ilusión de que el problema sanitario chino quedaría confinado dentro de las fronteras del país.

Por estos días, es difícil sacarse la sensación de que el coronavirus está en todas partes. No importa qué sitio de noticias o canal de televisión uno vea, el parte diario de positivos y víctimas en Italia, España y Estados Unidos es una noticia que circula como en loop.

Sin embargo, y a pesar de que parezca increíble, hay todavía lugares en el planeta que todavía no han registrado ni un solo caso de coronavirus. Una lista de 18 países para ser exactos, según revela un informe de la BBC. Son, en su inmensa mayoría, islas en el Pacífico Sur, aunque también figuran Corea del Norte y Yemen, dos países sobre los que existen fuertes sospechas de que están falseando sus datos. Dada la ubicación de ambos, resulta poco creíble que hayan podido permanecer al margen de la pandemia.

Los 18 países que aún no
tienen casos de coronavirus

En su gran mayoría, son territorios en el
Pacífico Sur que reciben muy poco turistas



Infografía: Clarín

Para entender cómo es que estos países han logrado permanecer al margen del flagelo del virus, resulta vital un dato: según la ONU, todos se cuentan entre los territorios que menos turistas reciben del mundo. De hecho, siete de los 10 lugares menos visitados del planeta figuran en la lista de los que aún no tienen ni un caso positivo de coronavirus.

En la era de la distancia social, estar ubicado en un rincón remoto de la Tierra con poca accesibilidad resultar una ventaja sin igual. Pero a pesar de que todavía no sufren los infectados en carne propia, muchos de estos países ya están implementando medidas para que la situación no los agarre desprevenidos.

La isla de Tuvalu, uno de los países que aún no tienen casos de coronavirus y que se cuenta entre los lugares que menos turistas recibe del mundo. / Archivo Clarín.

La isla de Tuvalu, uno de los países que aún no tienen casos de coronavirus y que se cuenta entre los lugares que menos turistas recibe del mundo. / Archivo Clarín.

Uno de esos países es Nauru, una isla en el Pacífico Sur que tiene una separación de 320 kilómetros con su vecino más cercano. La ciudad "importante" más cercana con vuelos directos es Brisbane, Australia, a 4000 kilómetros de distancia.

En término de superficie, es el segundo Estado más chico que pertenece a la ONU (detrás de Mónaco), y tiene una población de poco más de 10 mil personas (sólo Tuvalu, un país que pertenece a la Polinesia, tiene menos habitantes). Uno podría pensar que un país tan aislado y pequeño no tendría razones para preocuparse, pero al tener un solo hospital (y ningún respirador), la prevención es el único camino posible.

El presidente Lionel Aingimea puso en marcha una política sanitaria a la que definió como de "captura y contención": quienes llegan de Australia deben cuarentenarse por 14 días, se prohibió la entrada de gente proveniente de China, Corea del Sur, Italia e Irán, y la frecuencia de los vuelos a las islas de la región, como así también a Brisbane, fue fuertemente reducida.

Algunos de los pasajeros en cuarentena han tenido fiebre, pero los tests que se hicieron para ver si tenían coronavirus dieron negativo (para obtener un diagnóstico, tienen que mandar la prueba a Australia).

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Nauru no es el único país de la región que ha declarado la emergencia sanitaria para tratar de frenar cualquier aparición del virus. Kiribati, Tonga y Vanuatu también han tomado medidas similares, una estrategia que los especialistas en infectología consideran es la adecuada en vista de lo que está sucediendo en el resto del mundo.

"Lo mejor es evitar a toda costa que el virus entre", comentó a la BBC el doctor Colin Tukuitonga, un experto en salud pública de la isla de Niue que actualmente es vicedecano de la Facultad de Medicina de Auckland, Nueva Zelanda.

"Son lugares con sistemas endebles de salud pública, además de que no tienen respiradores. Si un brote de coronavirus llegara a propagarse, sería una tragedia", comentó al medio británico. A esto hay que agregarle además que, en estos países, hay grandes cantidades de personas con factores de riesgo.

"Hay mucha gente con diabetes y problemas de hipertensión, lo que hace que sean más vulnerables al virus", completó. En el caso de que llegaran a tener algún positivo, deberían enviarlo a tratarse al extranjero, algo cada vez más difícil de hacer en un contexto de países con fronteras cerradas.

Hay algunos países sin salida al mar que lograron demorar la llegada del coronavirus. Malawi, un país de 18 millones de habitantes en el Este de África, recién reportó su primer caso positivo de coronavirus este pasado jueves. Pero las autoridades ya estaban preparadas para ello, dado que declararon el "estado de emergencia" hace algunas semanas. Las clases fueron suspendidas, al igual que todas las visas de ingreso, y las autoridades sanitarias han venido preparando un protocolo para testear lo máximo posible.

Una aldea en Malawi, el país africano que recién el jueves reportó su primer caso positivo de coronavirus. / AFP

Una aldea en Malawi, el país africano que recién el jueves reportó su primer caso positivo de coronavirus. / AFP

"Este país fue muy golpeado por el HIV y la tuberculosis. Eso sumado a que tuvimos un par de semanas de ventaja al ver lo que estaba pasando en el resto del mundo, hizo que pudiésemos estar listos", explico a la BBC el doctor Peter MacPherson, un experto en salud pública que está basado en Malawi.

A medida que el coronavirus se expande por el globo, la pregunta queda flotando en el aire: ¿podrá algún país permanecer ajeno a la pandemia?

"Si tuviera que apostar, diría que alguna de esas islas en el Pacífico Sur tiene chance de escapar", remarcó Andy Tatem, un profesor de demografía y epidemiología de la Universidad de Southampton.

Sin embargo, y por más que los cierres de fronteras y cuarentenas puede funcionar por un tiempo, es prácticamente imposible que en un mundo globalizado algún rincón del planeta pueda mantenerse a salvo para siempre.