Coronavirus en EE.UU.: "En Miami vamos a ver el pico más alto en las próximas tres o cuatro semanas"

Internacionales
Lectura

Después de la catástrofe en Italia y España, todos los focos del mundo están puestos ahora en Nueva York, la ciudad que

tiene más casos de coronavirus en Estados Unidos, con su sistema de salud al borde del colapso, con carpas sanitarias improvisadas en los parques y camiones frigoríficos donde se acumulan los cadáveres. Pero como el virus es altamente expansivo y movedizo, los expertos temen que se desplace con velocidad hacia otro punto de alto tráfico turístico –muy transitado por argentinos-- y que amenaza con convertirse en explosivo. “Florida tiene el potencial para ser otro Nueva York”, advirtió a Clarín el infectólogo Claudio Tuda, del hospital Mount Sinai de Miami Beach.

Por su posición geográfica, sus playas de arenas blancas y centros de esparcimiento universales como Disneyworld, Florida es una meca del turismo interno y mundial, con un promedio de 111 millones de visitas domésticas por año y 14 millones de visitantes del exterior, buena parte de ellos de Europa.

Pero, además, Florida es el estado “más viejo” de Estados Unidos, con un 20,5% de su población que sobrepasó los 65 años, ya que muchos jubilados estadounidenses deciden mudarse allí para aprovechar el clima siempre cálido y soleado. En New York, por ejemplo, solo el 16% supera esa edad.

Miami recibió hace un par de semanas un aluvión de estudiantes desde todo el país, que inundó las playas, los bares y las calles de la ciudad pese a las advertencias de las autoridades.

El tercer factor de riesgo, según los expertos, es que recién este miércoles el gobernador Ron DeSantis, decretó la cuarentena obligatoria ya que decía que esperaba la orden del presidente Donald Trump, su referente político, para tomar ese paso que finalmente sucedió con demora.

Miami de pura fiesta y desbordada de jóvenes, en South Beach, en una imagen de 22 de marzo. / AFP

Miami de pura fiesta y desbordada de jóvenes, en South Beach, en una imagen de 22 de marzo. / AFP

A pesar de que el presidente había declarado la emergencia nacional el 13 de marzo y recomendado a la gente quedarse en casa, Miami recibió hace un par de semanas un aluvión de estudiantes desde todo el país, de vacaciones universitarias en el “Spring break” de primavera, una oleada de jóvenes que inundó las playas, los bares y las calles de la ciudad pese a las advertencias de las autoridades.

Ali Mokad, profesor del Instituto de Métricas de Salud de Washington University, que trabaja con la Casa Blanca, confeccionó un modelo que predijo que el pico en Florida podría ser a comienzos de mayo, con una cantidad de muertos que oscilaría entre 1.600 y 11.000 hasta mediados de agosto.

Qué es el CoronavirusCómo se contagia y cómo son sus síntomas

Mirá el especial

Siempre un estado atento a recibir visitantes, ahora Florida cuida sus fronteras: la policía instaló controles en las autopistas de ingreso para interrogar a los que lleguen desde Nueva York, ya que muchos escapan de la pesadilla de esa ciudad, y también desde el vecino estado de Louisiana, que se ha convertido en otro foco peligroso. A los habitantes provenientes de esos estados se les ordena una aislamiento estricto de 14 días bajo amenaza de prisión de 60 días.

En Florida más de 9.000 infectados, con 144 muertos

Oriundo de Comodoro Rivadavia, de 56 años,Tuda estudió medicina en la Universidad de Buenos Aires y luego se especializó en Estados Unidos en microbiología, HIV y enfermedades infecciosas. Hoy trabaja en el combate al coronavirus en uno de los hospitales más importantes de Miami, en el corazón turístico de la ciudad.

Coronavirus en EE.UU.



J. Hopkins University Infografía: Clarín

El experto dice por teléfono a esta corresponsal que "a pesar de que esto aquí recién empieza, estamos bien ocupados. Vemos cada vez más pacientes contagiados". Según el conteo del Johns Hopkins, hay en Florida más de 9.000 infectados, con 144 muertos, por ahora lejos de los casi 100.000 contagiados en New York.

Pero Tuda afirma que “lo que se calcula aquí en Miami es que en las próximas tres o cuatro semanas vamos a ver el pico más alto”.

“Lo que se calcula aquí en Miami es que en las próximas tres o cuatro semanas vamos a ver el pico más alto”.

“Lo que se calcula aquí en Miami es que en las próximas tres o cuatro semanas vamos a ver el pico más alto”.

Claudio Tuda

Infectólogo Claudio Tuda, del hospital Mount Sinai

Tuda señala que “hace dos semanas, cuando fue el Spring break, estaba todo el mundo en la playa. Hubo un par de fiestas masivas en South Beach y ahí se contagió un montón de gente que empezamos a ver esta semana”. Agrega que “otro tema es que el virus ya está en la comunidad y la gente que está infectada no va a presentar síntomas hasta dos semanas después del contagio”.

-¿Cree que Estados Unidos puede llegar a alcanzar la cifra que pronosticó Trump, de 200 o 250 mil muertos en el país?

-Creo que están siendo conservadores.

-¿Pueden ser más?

-Yo creo que van a ser más, es lo más probable. Con la influenza tenemos más o menos 80 mil muertos todos los años en este país, con 40 millones de personas que se infectan todos los años. El coronavirus es mucho más contagioso y el número de casos va a ser mucho más grande. Si la mortalidad es del 1%, como se ve hasta ahora, es una cuestión de números.

-¿Florida puede ser un estado que termine como Nueva York?

-Espero que no, pero tiene todo el potencial para serlo. Pero ahora se está haciendo el aislamiento antes de que se ponga peor. En Nueva York no llegaron a hacer eso. Eso es lo que nos va a ayudar. Somos siempre optimistas.

-¿Tiene miedo de contagiarse?

Miedo no tengo. Creo que lo más probable es que me contagie en algún momento, no por los pacientes en sí, porque cuando los veo estoy protegido y no tengo ningún problema. Seguramente me contagie de alguien que ni sabe que lo tiene. Yo hace más de 20 años que veo pacientes con enfermedades infecciosas y siempre estamos involucrados en casos de tuberculosis resistentes y cosas así. Nosotros lo que hacemos es prepararnos y cuidarnos lo más que podemos.

-¿Y al llegar a casa?

A mis hijos los mandé a que se vayan a vivir con la madre, hace ya tres semanas. Como yo no me he testeado todavía, no quiero estar mucho en contacto con ellos. Me voy a hacer el examen de coronavirus ahora y, si da negativo, el fin de semana hacemos un asado en casa.

Washington, corresponsal