El Museo Sheikh Faisal Bin Qassim Al Thani es tan grande y estrambótico como su nombre, el del jeque que construyó este palacio árabe en el desierto de Al Shahaniya, 40