La llegada del verano, el uso de indumentaria con materiales sintéticos y la ingesta de alimentos hipercalóricos contribuyen a aumentar la temperatura corporal. En consecuencia, en nuestro organismo se generan distintas