El coronavirus amenaza el millonario negocio de las giras de verano de los clubes españoles

Deportes - RDN
Lectura
La prolongación del estado de alarma decretado por el gobierno de Pedro Sánchez al menos hasta el 26 de abril complica el regreso del fútbol y parece condenar a la Liga española,
en caso de poder reanudarse, a tener que cambiar el pantalón corto por el bañador para jugar en julio. Con el grifo de los ingresos al mínimo por el Covid-19, esta demora en la vuelta del balón provoca una nueva y creciente inquietud en los clubes. Echan cuentas en el calendario y ven muy en el aire poder realizar las habituales giras de pretemporada lejos de Europa, una ausencia que puede dejar sin muchos millones de euros a buques insignia como Barcelona o Real Madrid. América y Asia, sin embargo, suponen mucho más que un cheque por disputar partidos. El contacto con los aficionados es clave en la estrategia comercial para posicionar las marcas en otros continentes. «Sin las giras, los clubes pierden la oportunidad de acercarse presencialmente y diluyen la capacidad de impactar en el mercado que buscan», explica a este periódico Sergi Vieta, ex director general del Granada CF y responsable ahora en España de una importante agencia alemana de márketing deportivo que organiza giras a equipos de la élite continental. Con fronteras cerradas y países confinados, prever el final de la Liga 2019-20 y aventurar giras de verano resulta un castillo de naipes. Con el coronavirus es obligado hablar en condicional, pero el calendario se comprime cada día más y todo hace pensar en una vuelta apretada del balón: final del campeonato, vacaciones e inicio de una nueva Liga. Una hoja de ruta que no dejaría margen para las giras de verano, fuente de ingresos cada vez más importante para los grandes del fútbol europeo. «Los objetivos para realizar una gira son, principalmente, dos: hacer caja, gracias al pago de los cachés de los equipos en la participación de partidos y trofeos, y reforzar la posición de marca de la entidad en el mercado o región elegida para esa gira», explica el responsable de Onside Sports Iberia, agencia dedicada a facilitar la pretemporada a clubes profesionales, incluyendo la organización de concentraciones deportivas y la gestión de giras de verano. «Más allá de su fin recaudatorio, las giras pretenden desarrollar el valor de la marca en los mercados objetivo, interactuando con fans, realizando encuentros con el sector empresarial local, promocionándose en los medios de comunicación. Todo forma parte en la estrategia de expansión internacional del club en cada mercado», de ahí su importancia, asegura este experto. 20 millones en el aire El caché de Barça y Madrid, según las fuentes consultadas por ABC, no baja ya de los 3,5 millones por partido cuando salen de Europa, mientras que el Atlético ya se encuentra por encima del millón. En verano, sin embargo, también se busca que los aficionados de otros continentes puedan disfrutar de duelos excepcionales como el clásico disputado en Miami (Estados Unidos) en 2017, un partido por el que azulgranas y blancos se embolsaron 6 millones de euros cada uno. «Esos equipos pueden llegar a dejar de ingresar entre 15 y 20 millones de euros este verano, solo por jugar, si no van de gira», vaticina a este periódico un responsable de marketing de un club importante de la Liga. Sin embargo, lo fundamental para las entidades, mucho más allá de los cheques por jugar partidos lejos de casa, es el sustrato que queda tras la gira y que se acaba traduciendo en importantes ingresos el resto del año en forma de merchandising y, especialmente, derechos televisivos. Los clubes deciden su destino en base a la proyección que tiene el mercado que eligen. En los primeros años, Asia se convirtió en el mejor postor tanto por la capacidad monetaria emergente de un país como China como por la pasión con la que los aficionados viven el fútbol en Japón o Corea del Sur. Ahora, Estados Unidos acapara ese protagonismo. Otro mercado interesante es Oriente Medio, pero las altas temperaturas hacen imposible jugar en verano y equipos como el Atlético prefieren desplazarse allí aprovechando el parón invernal. «América y Asia son, actualmente, los mercados más atractivos para los equipos europeos, la elección de uno u otro, o ambos a la vez, depende de la estrategia del club en cada momento. Las entidades buscan desarrollar su marca en los mercados con mayor potencial de generación de ingresos por parte de aficionados y empresas. En este sentido, tanto China, con más de 1.500 millones de habitantes, como Estados Unidos, por la elevada renta per cápita de su población, son claros targets», aclara Vieta. Este barcelonés es un perfecto conocedor de lo que se mueve alrededor del mundo del fútbol porque también fue responsable de operaciones de LFP World Challenge, proyecto creado por LaLiga en 2014 con el objetivo de aprovechar partidos amistosos de equipos pequeños y medianos de Primera división para organizar misiones empresariales en distintos países en colaboración con el ICEX, la entidad pública que promueve la internacionalización de las empresas españolas. Europa ya no es rentable Las giras estivales han dejado de ser idílicas estancias en zonas rurales y montañosas del interior de Europa. «Solo los clubes con una marca ya arraigada y con presencia continuada en competiciones continentales pueden generar un beneficio una vez cubiertos los costes, cada vez más elevados, de los viajes. En los últimos años, el pago en concepto de caché de participación e ingresos audiovisuales por amistosos en Europa han ido a la baja», insiste Sergi Vieta, cuya empresa lleva trabajando desde hace años con el Villarreal, club al que gestionó la pasada temporada su estancia de verano en Austria. Los cachés que se pagan para la mayoría de clubes en giras por Europa apenas cubren el desplazamiento y el dinero ya no resulta una excusa irrefutable para convencer al área deportiva a la hora de dar el visto bueno a las concentraciones en el continente. Por eso, cada vez resultan más necesarios los viajes intercontinentales y conjuntos como Valencia, Sevilla, Betis y Eibar, por ejemplo, también han emprendido en los últimos años la aventura americana que el coronavirus deja en el aire este verano.

Fuente La Razon:

https://www.abc.es/deportes/futbol/abci-coronavirus-amenaza-millonario-negocio-giras-verano-clubes-espanoles-202004100146_noticia.html