Boca y River, juntos para oponerse a los cambios

Deportes
Lectura
en diciembre asumió Jorge Amor Ameal, las dirigencias de Boca y River pasaron de estar en veredas opuestas a compartir perspectivas sobre temas generales y temas específicos. Lo dejó en claro Rodolfo D’Onofrio a fines de enero, cuando celebró la llegada de Ameal (y, por propiedad transitiva, la salida de Daniel Angelici): “Con Ameal tenemos una misma idea, por lo menos, a nivel país”.

Esa buena sintonía quedó validada en estos días, luego de que Boca y River cuestionaran la idea de algunos presidentes de clubes de suspender los descensos y crear un torneo de treinta equipos, como consecuencia del cese de actividades que generó la pandemia de coronavirus.

El que le puso voz a esta posición fue el mismo Ameal, quien ayer defendió la realización de un torneo de veinte equipos con ascensos y descensos una vez que se normalice el escenario y la pelota vuelva a rodar.

Pero Ameal, lejos de quedar solo, soltó una frase que se convirtió rápidamente en noticia: el presidente xeneize aseguró que esa postura es compartida por su par de River, y que será planteada por los dos clubes cuando se concrete la reunión del Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

“Hay voces muy fuertes que dicen ‘no a los descensos’, pero también otras voces silenciosas que quieren un torneo de veinte equipos, ida y vuelta, con promedios, ascensos y descensos”, remarcó Ameal en diálogo con Radio La Red.

BANER MTV 1

De esa manera, el presidente de Boca se opuso a lo que sería una tendencia dominante en la dirigencia de la AFA, de suspender los descensos por tres años y llegar a treinta equipos en la máxima categoría, que en la actualidad la disputan 24 clubes.

Ameal admitió que D’Onofrio le transmitió su coincidencia sobre el tema en una charla reciente pero no quiso ahondar en el tema, porque todas las posturas “pueden variar”. Y lejos de buscar una profundización de esta grieta transitoria entre Boca y River y el resto, pidió llegar a un consenso con los demás dirigentes. “A nosotros nos interesa construir. Queremos un fútbol solidario con un torneo competitivo. Boca tiene sus ideas y las defiende, como ocurrió cuando decíamos que la Superliga no podía estar desligada de la AFA porque se trataba de un doble comando”, recordó.

Vuelta. La posición que comparten los dos clubes más importantes del país, como la de sumar equipos participantes y suspender descensos, queda en un limbo hasta tanto no regrese el fútbol al país, algo que nadie sabe cuándo ocurrirá. Porque si bien algunos dirigentes, como el titular de Lanús, Nicolás Russo, vaticinaron que recién en septiembre habría alguna posibilidad de vuelta, ni la AFA ni el Gobierno pueden dar una fecha precisa.

En ese sentido, Ameal subrayó que “si bien la salud está primero que la pelota”, una vez que se supere el pico de contagios “hay que comenzar a buscar soluciones para que la pelota empiece a rodar”. Y precisó una posible fecha, al menos para que los equipos retomen los entrenamientos. “Cuando hablamos con gente del Gobierno nos ponen el 15 de mayo como fecha del pico de la pandemia. A partir de ahí habrá que empezar a planificar porque todos necesitamos trabajar”, concluyó.

River se relaja

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, ordenó ayer a los preparadores físicos del plantel una disminución de la carga de trabajo para que los jugadores sigan con sus rutinas en horarios libres y sin la exigencia diaria que tenían. Los jugadores de River completaron cerca de un mes de entrenamientos matinales con el sistema virtual de Zoom, y ahora el plan es que durante la semana próxima puedan tener un descanso para retomar con intensidad en los primeros días de mayo.

La idea de Gallardo es que todos estos días de cuarentena mantengan el nivel físico que tenían tras el parate para poder hacer una minipretemporada en campo cuando se levante la cuarentena. Desde el cuerpo técnico estiman que van a necesitar de dos a tres semanas de puesta a punto con pelota antes de volver a competir en el torneo de Superliga.